‘Alguien camina sobre tu tumba’ (y seguramente sea Mariana Enríquez)

Sergio Márquez

Alguien camina sobre tu tumba es una crónica de la vida a través de la muerte.

A través de sus páginas, Mariana Enríquez nos transporta de cementerio en cementerio, recolectando un macabro (e interesantísimo) botín de historias.

Mariana Enríquez

Una ladrona de huesos

Mariana Enríquez (nacida en Buenos Aires en 1973) está de moda, y con buen motivo.

Su última novela, Nuestra parte de noche, es un éxito internacional de ventas que ha cosechado un Premio de la crítica de narrativa española y un Heralde en 2019, así como un Celsius en 2020.

Previamente, era conocida por su labor periodística en el diario argentino Página 12, sus libros de cuentos de corte macabro (Las cosas que perdimos en el fuego y Los peligros de fumar en la cama), y sus trabajos divulgativos.

Entre estos últimos se encuentra Alguien camina sobre su tumba, cuyo sugerente título nos producía una curiosidad morbosa desde hace ya tiempo.

Por fin hemos tenido oportunidad de leerlo, y esto es lo que nos ha parecido.

Caminando sobre los muertos

Alguien camina sobre tu tumba es, en esencia, un libro de viajes que recopila anécdotas de la propia autora desde el año 1997 hasta 2012. La principal diferencia con otras obras de su género estriba en la (sana) atracción que siente Enríquez por los cementerios.

A lo largo de 15 capítulos, realiza un minucioso recuento en primera persona de sus visitas a distintos sepulcros repartidos en hasta tres continentes. En el contexto de cada una de estas visitas, termina contándonos mucho de sí misma: sus filias, sus fobias, sus preferencias estéticas, musicales y literarias, así como sus opiniones políticas. También acerca de otras personas que han jugado un papel determinante en su vida: familiares, amigos, compañeros de profesión… etc.

Así es cómo llegamos a conocer a un antiguo amante suyo, por ejemplo, “el chico más lindo del mundo”, que toca el violín en el cementerio de Staglieno, en Génova.

Cementerio de Staglieno. Génova. ‘Alguien camina sobre tu tumba’
Cementerio de Staglieno. Génova.

Y a Paul, su novio, al que nos presenta en Perth, al oeste de Australia. Con él visita el Cementerio Aborigen de Rottnest Island, “un lugar breve y triste”, así como muchos otros.

También a Albertico, escritor cubano del que se hizo amiga en un viaje a La Habana para ver tocar a los Manic Street Preachers (ya sin Richey Edwards, claro). En esta ocasión, Enríquez nos habla en detalle acerca de la Necrópolis de Colón, “bajo un cielo de un celeste luminoso”, desprovisto de nubes.

Durmiendo sin soñar

Enríquez tiene algo de folklorista, recopilando historias aquí y allá, tanto de boca del resto de personajes como a través de sus propias investigaciones. Y es aquí donde estriba gran parte del encanto del libro: en su reverencia por las creencias y tradiciones de otros, así como en su gusto por los relatos de fantasmas.

Algunos de los más destacados los encontramos en el Cementerio Presbítero de Lima, en Perú, cuyos guardias hablan de charlas y juegos nocturnos entre su bohemia concurrencia difunta.

O en el sur de Estados Unidos, entre las tumbas del Bonaventure Cementery, en Savannah, donde (como diría Mary Shelley) es tan fácil enamorarse de la muerte. O en Nueva Orleáns, bajo colores violeta, amarillo y verde del Mardi Gras.

Y en París, cómo no, recorriendo las Catacumbas de Montparnasee. Aquí, Enríquez cuenta quizá la más mórbida de sus anécdotas, concerniente a un hueso de los Santos Inocentes.

Cimetière du Père Lachaise / Paris. ‘Alguien camina sobre tu tumba’
Cimetière du Père Lachaise / Paris

También, por supuesto en su Argentina natal, explorando el cementerio de Trevelin, localidad fundada por inmigrantes galeses; el de Martín García, con el misterio todavía irresuelto de sus cruces torcidas; o el antiguo Cementerio de Carhue, en Villa Epecuén, inundado durante años por el lago del mismo nombre y corroído por la sal.

Estos son solo algunos ejemplos de un libro plagado de referencias y curiosidades, redactado con un estilo que oscila entre lo periodístico y lo personal, preciso pero liviano, y que constituye una experiencia inmersiva que nunca deja de interesar.

Alguien camina sobre tu tumba: Epitafio

Alguien camina sobre tu tumba ha sido editado en varios países. En España, su publicación corrió a cargo de Anagrama Editorial en abril de 2021, bajo el sello Narrativas Hispánicas.

La edición incluye fotografías de muchos de los cementerios mencionados, al principio de cada capítulo.

Además de los cuatro títulos mencionados en este artículo, Anagrama ha publicado La hermana menor, un homenaje de Enríquez a Silvina Ocampo, escritora y poeta argentina nacida en 1903.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *