‘Alice in Borderlands’, un retorcido suspense japonés de la mano de Netflix

Alice in Borderlands, en el Tokio moderno donde todo puede pasar un trío de jóvenes se encuentra inmerso en una serie de juegos en donde perder no es una opción y la naturaleza humana se expresa en su más cruda expresión.

La tendencia de transformar famosos anime y manga en series live-action ha tomado auge. Demostrando en cada nueva serie, puestas en escena más logradas y convincentes. Logrando cautivar a un público cada vez mayor.

Con Alice in Borderlands tenemos una excelente combinación de factores. Como un director experimentado en este tipo de proyectos, los actores que logran convencer mucho más que otras series similares y por último una trama que si bien no es adictiva logra su cometido al mantenernos interesados la temporada entera.

Survival prepandémico

Cabe resaltar que fue filmada en 2019 y por ello las escenas de una Tokio desolada y vacía son tremendamente llamativas. Pues no tenían la ayuda que el confinamiento le ha prestado a otras producciones a la hora de crear planos similares.

El estilo de la serie con juegos donde perder implica un coste tremendo y ganar un momentáneo alivio, es la diferencia que logra despertar nuestra curiosidad. Ya que la premisa de la supervivencia al haber sido tan usada en los últimos años tiende a dejarnos indiferentes.

A medida que pasan los episodios vemos como los límites entre moral e inmoral se difuminan, pues al final es todo o nada. No faltan las escenas crueles que demuestran el lado oscuro y salvaje que tiene el ser humano.

Mucho potencial, pero ¿estará a la altura?

Netflix tiende a presentarnos series con potencial en sus historias, pero su exceso en la búsqueda de la originalidad hace mella en el resultado final. Con todo, no perdemos la esperanza de encontrar series que cumplan con nuestras expectativas.

Alice in Borderlands podría ser una serie ganadora, pues su historia es inmersiva y hasta el final de la primera temporada, logra mantener el ritmo y la calidad esperada.

Pero como en otras series; el uso continuado de violencia explícita podría convertir las siguientes temporadas en poco más que una nota a pie de página y acabar con el gran potencial demostrado en esta primera temporada.

El 15 de enero Netflix confirmó que habrá una segunda temporada, dejándonos a la espera de más situaciones límite.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *