‘La isla de las mentiras’, primer largometraje de Paula Cons

Paula Cons dirige su opera prima: La isla de las mentiras

Miguel A. Bernao

Una historia apasionante que a causa de la pandemia del coronavirus se estrenó FILMIN en julio de 2020 siendo la más vista en la plataforma durante el fin de semana del estreno. La isla de las mentiras es una recomendable producción con un interesante lenguaje cinematográfico.

La isla de las mentiras: ficción en costas gallegas

Un naufragio en costas gallegas desencadena el drama, el buque Santa Isabel naufraga, y es en ese justo momento cuando la angustia vital se apodera de la isla.

Tan solo unas pocas mujeres, algunos niños y algún que otro anciano conviven en la isla. Los hombres has partido a tierra firme para celebrar las fiestas navideñas. La niebla es densa, demasiado, pero tres mujeres deciden lanzarse a las frías aguas para salvar a los tripulantes. Desde esa noche, la isla deja de ser la misma y los misterios, los secretos y el miedo envuelven la isla.

Tan solo la luz después de la tormenta y un periodista argentino que llega a la isla, para cubrir la noticia del naufragio, pueden demostrar que es lo que pasó realmente aquel día en la Isla Salvadora.

Nerea Barrios y Victoria Teijeiro protagonizan La isla de las mentiras.

Aunque los elementos previos son suficientemente interesantes y atractivos para conformar, al menos, una aceptable película, esta se queda en un quiero y no puedo. No es suficiente basarse en la inquietante historia real del naufragio del Santa Isabel en 1921 en la isla de Sálvora y los misterios que de este surgieron. Hace falta más y poco más se muestra, tal vez la notoriedad que se da al lugar, la atmósfera y el entorno que rodea la historia.

La ambientación, fotografía y vestuario, los elementos más destacados

Aquí se encuentra el verdadero trabajo meticuloso de la directora Paula Cons, hacer hablar al paisaje, trasladarnos a una época donde el tiempo es capaz de detenerse ante la niebla amarilla de las costas gallegas y a bien que lo logra, un trabajo artístico impecable y cautivador, un acabado que nos recuerda mucho al estilo de la serie Fariña, dado que La isla de las mentiras comparte departamentos con la exitosa serie gallega, entre ellos, dirección de arte, maquillaje y peluquería, edición y vestuario.

Valga esta reseña para, al menos, si aún no la has visionado, incitarte a hacerlo y sacar tus propias conclusiones.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *