Peter Ustinov: El escritor detrás del actor

Jesús Santaella

Seguramente muchos recuerdan a Peter Ustinov como el gran actor de cine. Este artista inglés nos deleitó con su singular interpretación de Nerón en Quo Vadis, papel que le valió un Globo de Oro y fue el inicio de una trepidante carrera en el cine.

Sin embargo, Peter Ustinov fue un artista en toda la extensión de la palabra. Este extraordinario actor ganador de dos Oscar durante su carrera cinematográfica, fue además director de cine, teatro y ópera, dramaturgo, pintor y escritor.

El escritor detrás del actor

Peter Ustinov no fue solo un gran actor, fue un escritor muy hábil y un maestro del idioma inglés. Escribió muchos guiones famosos como “Romanoff y Juliet” o “El soldado desconocido y su esposa”.

Este polifacético artista es autor además de obras de teatro, relatos cortos, novelas y dos autobiografías.

Sus libros destacan por poseer un excelente sentido del humor, con un profundo conocimiento de la psicología humana. Dos de sus obras que reflejan el ingenio de Ustinov son:

Krumnagel

En esta novela su protagonista Krumnagel, un jefe de policía estadounidense, entra en conflicto con el sistema legal inglés luego de matar a tiros, por accidente, a un cliente en un bar.

En esta historia, Ustinov escribe sus personajes como en sus películas. Con humor, sátira y un empujoncito para que la fiesta comience.

Los valores tradicionales ingleses de la ley y el orden, frente al estilo de justicia vigilante de América, saca a relucir lo peor y lo mejor de ambos países.

El viejo y Mr. Smith

Ustinov nos relata el regreso a la tierra de una inusual pareja: Dios y el Diablo. Ellos quieren realizar un estudio del mundo actual y deciden regresar a la tierra para hacerlo.

Dios y el diablo, así lo postula desde el principio, no son oponentes. Sino más bien contrarios necesarios para que el otro pueda existir. No habría blanco si no hubiese negro.

Este libro esta escrito con un exquisito humor. Es imposible imaginar a la persona que lo lee sin una sonrisa en los labios. Ustinov pintó una imagen bastante buena de nosotros.

Dios, el hombre mayor, divertido y olvidadizo y su “diabólico” malicioso compañero, nos muestran la reacción de las personas, cuando de repente se enfrentan a lo imposible.

Con la lectura de esta historia nos damos cuenta cómo reaccionamos cuando nuestra visión del mundo se ve alterada un poco.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *