¿Quién es Rüdiger y por qué ‘Before it’s vanished’ es su gran comienzo?

Jesús Santaella

El baterista de los euskaldunes Willis Drummond, Félix Buff, se lanza en solitario con el nombre de Rüdiger. Y sorprende con su nueva creación, Before it’s vanished, donde nos propone un viaje psicodélico de altura. Un gran comienzo para su carrera en solitario.

Félix Buff y su alter ego compositor, Rüdiger, se nos presentan a través de un universo polimorfo y minimalista, en el que expresan sus vivencias y emociones y nos trasportan a través de su música a un mundo psicodélico y al borde del abismo.

El músico y compositor Rüdiger.
El músico y compositor Rüdiger.

Before it’s vanished, un gran inicio

Su primer disco como solista, Before it’s vanished, toma su nombre de Tonight, la canción que cierra el disco. En Tonight, el autor hace una dura crítica sobre el turismo de masas. «Las personas quieren descubrir los lugares más increíbles del planeta, pero al hacerlo, destruyen todo lo grandioso y maravilloso de cada lugar. Cada persona va imponiendo su sistema económico y cultural y terminan acabando con todo».

Did you ask for this? nos presenta una carta al hombre del futuro contándole y expresándole todo el miedo que sentimos a que el mundo colapse. Sentimientos encontrados en un mundo de recursos limitados y ambiciones ilimitadas.

Con Free, Rüdiger nos lleva hacia sentimientos únicos. Nos trasporta a la posibilidad de ser únicos, originales, con sentimientos verdaderos, algo cada día más difícil de encontrar y sentir…

Rüdiger, el comienzo de algo muy bueno

Rüdiger nos regala también temas más personales, como la incesante partida hacia una nueva vida con Again o el soltar en You’re making everything (feel like a fail), donde se cuestiona qué lugar tiene en el mundo, de qué forma puede dejar su huella en él y cuestiona todo el entorno que le rodea.

Podemos presagiar que Before it’s vanished es el inicio de algo verdaderamente bueno para un público exigente que busca nuevas emociones y sensaciones al escuchar su música.

Rüdiger nos enseña que no solo es un talento con guitarras, órganos, cuerdas o sintetizadores. Su voz la adapta de manera estupenda del rock en total estado de gracia, a un fino tono que contagia y embellece cada momento, pudiéndose acercar al folk o adquiriendo tintes electrónicos.

Sin temor a equivocarnos, Before it’s vanished es el comienzo de algo verdaderamente trascendente, en una carrera como solista que apenas acaba de empezar.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *