Tsai Ming-Liang y su poético cine se estrena por partida doble

Amelie Leroux

Este viernes 14 mayo celebramos el estreno doble de dos películas del maestro de la segunda nueva ola del cine taiwanés Tsai Ming-Liang. Su última película, Rizi/Days, y su clásico en versión restaurada Goodbye, Dragon Inn se proyectarán en cines, museos, centros culturales y filmotecas de varias ciudades españolas.

La distribuidora de reciente constitución en España, Vitrine Filmes, apuesta por un estreno doble que permita dar a conocer ante audiencias muy diversas la obra fundamental de uno de los mejores directores en activo del mundo. Constituye una declaración de intenciones acerca del tipo de cine internacional contemporáneo que quiere acompañar en su recorrido por salas de todo el país.

Se presenta la última película de Tsai Ming-Liang, aclamada por la crítica internacional, junto con la copia en 4K, restaurada el año pasado, de su clásico, Goodbye, Dragon Inn filmado en 2003.

 Imagen de la versión restaurada Goodbye, Dragon Inn de Tsai Ming-Liang
Imagen de la versión restaurada Goodbye, Dragon Inn de Tsai Ming-Liang

Es una oportunidad única de conocer dos obras fundamentales de su filmografía y un alegato a favor de la importancia de la restauración de películas y su reestreno en salas.

Tsai Ming-Liang reinventa con su cine una poética existencial que sigue los pasos de Antonioni, Bresson y el Truffaut más ‘radical’, donde la apropiación cinéfila funcionan como reflexiones, no solo de los estados de ánimo de sus personajes, sino de la materia misma de la que está hecho el discurso cinematográfico.

Filmoteca Española.

Finaliza un mes de mayo de buen cine de la mano de Vitrine Films

La primera proyección de Goodbye, Dragon Inn tendrá lugar el viernes 14 de mayo en Cineteca Madrid. La misma sede acoge el estreno de Rizi/Days el jueves 20 de mayo. Todas las futuras proyecciones, sedes y horarios se pueden consultar AQUÍ.

Rizi/Days
Rizi/Days

Además, se presentará en varias salas la pieza sonora, Evaporación. Condensación. Precipitación, obra comisionada por Vitrine Filmes. Ha sido concebida como homenaje al cine de Tsai Ming-Liang, poeta del agua en todas sus manifestaciones posibles.

Los cineastas Alfredo Ruiz y Mario Sanz han creado una pieza que se originó entre México y España a través de grabaciones y recreaciones con los sonidos del agua y sus formas de comunicación.

Tras la proyección, el agua se cuela por los altavoces para proponer un viaje exclusivamente sonoro que prolonga la experiencia de la película. Explorando formas inmersivas de escucha sin imagen y desafiando las convenciones de la sala de cine.

Tsai Ming-Liang, vida, obra y sandías

Nacido en Malasia en 1957, Tsai Ming-Liang se mudó a Taiwán a los veinte años. Estrenó su primera película Rebels of the Neon God en la Berlinale en 1992. Su segunda película, Vive L’amour (1994), ganó el León de Oro en el Festival de Venecia, y The River (1996) obtuvo el Premio del Jurado en Berlín, consolidando así su reconocimiento internacional.

Habiéndose convertido en uno de los principales referentes de la segunda nueva ola del cine taiwanés, Tsai trabaja con su cine contemplativo alrededor de los conceptos de la soledad, el cuerpo, el tiempo y el espacio. Sus películas, a menudo ausentes de diálogo y compuestas de tomas lentas y largas, presentan fragmentos de vida en su forma más auténtica, mostrándonos el desamparo de los seres humanos, el deseo y el vacío.

Fotograma de El sabor de sandía de Tsai Ming-Liang.
Fotograma de El sabor de sandía (2005) de Tsai Ming-Liang.

En los últimos años, Tsai Ming-Liang ha sido invitado a participar en varias exposiciones y festivales de arte y ha planteado ideas como el «Cine esculpido a mano» y «La eliminación de los procesos industriales de la creación artística».

En 2012, comenzó su serie Slow Walk y desde entonces ha completado ocho películas, proyectadas en festivales de arte y galerías de todo el mundo.

De vuelta a Taiwán, Tsai Ming-Liang promovió activamente el concepto de «El museo como cine» y «La forma intencionada de ver del autor». Introduciendo nuevos modos de ver películas como forma de equilibrar un mercado cinematográfico excesivamente comercializado.

También ha presentado sus videoinstalaciones en las bienales de Venecia y Shanghái, y es dramaturgo y director de teatro.

El meticuloso encuadre de Tsai celebra las acciones silenciosas (triturar un pepino, aceitar un cuerpo) que el cine narrativo suele considerar demasiado prosaicas como para darles importancia. Aquí el minimalismo se manifiesta como un acto político deliberado que nos invita a ver cine. Al hacerlo, Rizi/Days materializa lentamente la particular visión de Tsai sobre el realismo fílmico.

British Film Institute (BFI)

Rizi/Days (2020)

Kang vive solo en una casa grande. A través de los ventanales, mira hacia los árboles golpeados por el viento y la lluvia. Siente un dolor extraño de origen desconocido que apenas puede soportar y que afecta a todo su cuerpo.

Non vive en un pequeño apartamento en Bangkok donde prepara platos tradicionales de su pueblo natal.

Cuando Kang se reúne con Non en un cuarto de hotel, ambos comparten su soledad.

Goodbye, Dragon Inn (2003)

En una noche oscura y húmeda, un histórico y regio cine chino ve su última película. Junto con un pequeño puñado de almas, dicen «Adiós, Dragon Inn».

No hay ningún director contemporáneo que utilice el tiempo y el espacio con tanto rigor y expresividad como Tsai. Sus películas son a la vez exigentes y gratificantes, y sólo pueden experimentarse realmente en una pantalla grande.

Museum of the Moving Image.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *