‘La casa de Bernarda Alba’ reabre sus puertas en el Teatro Español

La Sala Principal del Teatro Español, presenta el 6 de mayo el estreno en Madrid de La casa de Bernarda Alba. El clásico de Federico García Lorca en una versión actualizada y depurada con dramaturgia y dirección de José Carlos Plaza, Premio Nacional de Teatro.

La obra, que podrá verse hasta el 5 de junio, está protagonizada por Ana Fernández (Angustias), Ruth Gabriel (Magdalena), Mona Martínez (María Josefa), Zaira Montes (Martirio), Rosario Pardo (Poncia), Montse Peidro (Amelia), Marina Salas (Adela) y Consuelo Trujillo (Bernarda).

La casa de Bernarda Alba

¿Qué dice a los espectadores de hoy este “drama de mujeres de los pueblos de España“, como lo calificó su propio autor? “Pues incide en la posición de la mujer en la sociedad con sus techos de cristal, diferencias salariales y su indefensión física ante la violencia provenga de donde provenga”, explica su director José Carlos Plaza. Con esta nueva producción quiere regresar a la esencia de una obra que ya puso en pie en 1984 en el Teatro Español en un mítico montaje. “Bernarda ocupa sin ser consciente, o siéndolo demasiado, el papel de la autoridad, del manejo del poder económico y la representación del orden establecido. Y esa sería la mejor reflexión o lectura de la obra desde hoy, el siglo XXI”, añade el director.

La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.
La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.

Como toda obra clásica, La casa de Bernarda Alba va creciendo día a día. Ofrece facetas nuevas y diferentes al compás de los cambios de la sociedad. José Carlos Plaza continúa: “La historia de Bernarda y sus hijas, como nuestra historia, tiene sus raíces antes de su nacimiento. Raíces profundas, retorcidas, de un origen lejanísimo y perpetuadas por quién sabe qué oscuros intereses. Es un origen ancestral que se sustenta en el miedo. Bernarda teme que todo cambie y ese cambio le haga perder su aparente e impuesta entidad. Teme no saber qué hacer con una auténtica esencia vital que la desequilibre. Por eso mantiene a fuego las normas con las que la educaron”, dice.

Y lo mismo ocurre con sus cinco hijas. “Están insertadas sin opción en un mundo inflexible y yerto pero cómodo, anestésico e inculto que las anula y por el que venden su libertad. Salvo Adela y María Josefa… cuya acción de intentar realizarse es condenada con la muerte y la locura.”

La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.
La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.

¿De dónde viene ese poder establecido que parece inamovible tenga el aspecto que tenga? ¿Pueden actualmente nuestros ancestros continuar devorándonos? ¿Sabemos reconocerlos, diferenciar aquellos que nos ayudan a crecer de los que nos destruyen? ¿Qué precio tiene hoy la necesidad de esa ruptura? ¿Estaríamos dispuestos a pagarlo? Estos y otros muchos interrogantes se pregunta este montaje de La casa de Bernarda Alba, una obra sobre los ancestros que no conocen la comprensión ni la compasión hacia aquel ser que han creado. “Como Saturno devora a sus hijos, Bernarda es devorada y devora sus deseos y los de sus hijas y, como consecuencia, sus vidas”, remata José Carlos Plaza.

Consuelo Trujillo es Bernarda

Maestra de actores, actriz y directora de teatro, además de investigadora de los procesos artísticos aplicados a la educación y al desarrollo humano.

Desde el inicio de su carrera profesional ha compaginado su trabajo en el teatro con proyectos de cine y televisión. A su vez, ha ejercido una actividad muy intensa como creadora de proyectos teatrales en los que también ha participado como actriz y directora. En 2009 funda Criatura del Arte, un proyecto de creación escénica en el que investiga sobre un lenguaje artístico propio y donde también dirige un laboratorio para actores.

Consuelo Trujillo y Ana Fernández en La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.
Consuelo Trujillo y Ana Fernández en La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.

Ana Fernández es Angustias

Licenciada en Arte Dramático, cursa también estudios de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla.

En su carrera cinematográfica su trabajo es reconocido muy pronto, en su segundo largometraje, Solas de Benito Zambrano, por el que recibe el Goya a Mejor actriz revelación en el año 2000, el Premio de la Unión de Actores en la misma categoría, y a la Mejor actriz secundaria por el Círculo de Escritores Cinematográficos de España.

Otro de sus títulos destacados es Bienvenido a Farewell‐Gutmann de Xavi Puebla (Biznaga de Plata a la Mejor Actriz en el Festival de Cine de Málaga) y La novia de Paula Ortiz (Premio Mejor actriz de reparto por la Unión de Actores). También participa en Hable con ella, de Pedro Almodóvar

Mona Martínez es María Josefa

Mona Martínez llega al mundo de la interpretación a través de la Danza Clásica Española de la mano de Tona Radely y completa su formación artística en 1990 en el Conservatorio Superior de Música y Danza de Málaga.  

Realizó su primer trabajo actoral a las órdenes del director de cine Benito Zambrano en la película Padre coraje. A partir de entonces, su actividad artística se ha desarrollado en distintos ámbitos escénicos: teatro, televisión y cine.

En cine ha participado en Las niñas de cristal, dirigida por Jota Linares o Adiós de Paco Cabezas –por la que ha obtenido su primera nominación a los Premios Goya como mejor actriz de reparto.

En teatro ha trabajado recientemente en Las dos en punto de Esther Carrodeguas y dirigida por Natalia Menéndez (Teatro Español) o en Las Bárbaras, escrita por Lucía Carballal.

Ruth Gabriel es Magdalena

Se forma como intérprete en un curso de actuación en la American Academy of Dramatic Arts de Los Angeles (EEUU) y en el Teatro del’Oriolo, de Florencia (Italia).

Su primera participación cinematográfica tiene lugar en la película de Imanol Uribe Días contados, por la que recibe el Premio Goya a la mejor actriz revelación en 1994.

Comparte reparto con Paco Rabal en Felicidades Tovarich (dirigida por Antonio Eceiza), con Imanol Arias y Franco Nero en A tres bandas (dirigida por Enrico Coletti) o con María Barranco y Terele Pávez en 99.9 (dirigida por Agustín Villaronga). Participa en Los asesinatos de Goya de Gerardo Herrero.

Zaira Montes es Martirio

Diplomada en Ciencias Empresariales y Licenciada en Investigación y Técnicas de Mercado. En interpretación, se forma con profesores de la Escuela de William Layton en el Centro de Artes Escénicas de Andalucía, y en Madrid con profesionales como José Carlos Plaza, Will Keen, John Strasberg, Fernando Piernas, Andrés Lima, Fernando Sansegundo y Carlos Martínez Abarca.

Fue en 2018 cuando gana el Premio Mejor Actriz en la 37 edición del Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas por su papel en Tus otros hijos no te olvidan, con texto y dirección de Juan Vinuesa. En 2017 es nominada a Mejor Actriz de Reparto de la Unión de Actores por su trabajo en El Padre de Florian Zeller, dirigida por José Carlos Plaza. 

Ruth Gabriel, Zaira Montes y Montse Peidro en La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.

Montse Peidro es Amelia

Licenciada en Interpretación en la E.S.A.D de Málaga. Estudios de Solfeo en el Conservatorio Superior de Málaga. Estudios de Danza Clásica en el Conservatorio superior de Málaga.

Escribe Pendientes de saldo, dirigida por Michael Collis, y De acólitos y cobardes, que también dirige.

Trabaja como intérprete en La isla del aire, dirigida por Jorge Torres; Prometeo, El auto de los inocentes, Orestiada, La noche de las tríbadas, Los amores de la Inés y la verbena de la Paloma dirigidas por José Carlos Plaza; César, escrita y dirigida por Fernando Sansegundo; Cirugía, dirigida por Nacho Marraco; Los miserables de Victor Hugo, con adaptación y dirección Paloma Mejía; Hamlet de William Shakespeare, dirigida por Giraldo Loisés o La pareja abierta de Darío Fo, dirigida por Gloria León.

Rosario Pardo es Poncia

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. Realiza cursos de interpretación en documental y ficción con Víctor Erice; sobre la voz cantada en el teatro musical con Susana Naidich; la voz en movimiento y versificación con Concha Doñaque; la voz en movimiento con Esperanza Abad; el bufón con Pierre Byland; el fool con Franki Anderson; mimo y pantomima con Julio Castronuovo; teatro‐danza con Nazaret Panadero y Janus Zuwic (Cía. Pina Baus); danza contemporánea con Sol Picó o flamenco con Eiko y ‘La Tati’.

En cine la hemos visto, entre otras, en Historias lamentables (dir. Javier Fesser); Rey gitano (dir. Juanma Bajo Ulloa); Tapas (dir. José Corbacho y Juan Cruz); Crimen ferpecto (dir. Álex de la Iglesia); El robo más grande jamás contado (dir. Javier Monzón); o Solas (dir. Benito Zambrano). Y en televisión, en Madres (Tele5); Cuéntame cómo pasó (TVE); Velvet (Bambú producciones); Doctor Mateo (Notro TV); o en el programa Crónicas marcianas (Gestmusic).

Marina Salas (de verde) en La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.
Marina Salas (de verde) en La casa de Bernarda Alba. (c) marcosGpunto.

Marina Salas es Amelia

Su primer papel en el cine fue a los 17 años con la película Sin ti (2006), dirigida por Ramón Masllorens en la que interpretó al personaje de Alba.  

Ha intervenido en series de televisión como Cuenta atrás, Desaparecida, Hay alguien ahí, El barco o Carlos, rey Emperador, entre otras. En el cine ha participado en películas como Lope y The Pelayos, además de en las exitosas Tres metros sobre el cielo y, su secuela, Tengo ganas de ti.  

En 2012 Marina comienza su incursión en el teatro con las obras Luces de bohemia y Los hijos se han dormido. Trabaja a las órdenes de Tomaz Pandur en Fausto; y en producciones como Espía a una mujer que se mata, una versión de Tío Vania firmada por Daniel Veronese.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.