La realidad de los sueños de Pepe Carretero

Pepe Carretero es pintor y poeta. Posee un imaginario plástico muy particular, con una intensa manifestación de intuición poética. Carretero es un pintor manchego y eso se plasma en su pintura de forma inevitable.

La pelea.

En la última exposición que he podido visitar en su localidad natal, Tomelloso (Ciudad Real), Carretero realiza un repaso por el profundo mundo de sus sueños.

Esta narración de sueños corresponde a una descripción simbólica de la vida. Una temática que, a pesar de haber sido tratada por muchos artistas a lo largo de la historia del arte, en este caso, consigue embaucar al espectador, además de aportar un punto de vista original a nivel narrativo y estilístico.

Autorretrato en México de Pepe Carretero.

Pepe Carretero: pop art y surrealismo llevados a La Mancha

Su pintura figurativa hace referencia al pop art y al surrealismo. El protagonismo de los trazos, la reinterpretación de la perspectiva, así como la inclusión del texto en sus composiciones demuestran, además, una influencia palpable de la corriente de la figuración madrileña que surge a partir de La Movida de los ochenta.

Sueño 2.

También encontramos guiños estéticos de referentes como Giorgio de Chirico, David Hockney, Ronald Brooks Kitaj o Luis Gordillo.

En cambio, si nos centramos en el color y contexto de sus obras, Pepe Carretero nos traslada directamente a La Mancha. El color nos hace recordar a pintores de esta zona como Francisco Carretero, Antonio López Torres o el pintor realista Antonio López.

Padre durmiendo.
Madre durmiendo.

Las tonalidades que utiliza parecen una paleta de esa tierra. Nos hacen oler el ambiente y personalidad de la región, así como describirnos su carácter.

En este sentido, Carretero nos revela una intimidad con sus mezclas. Sumada a las representaciones de personajes, escenas, arquitecturas interiores, etc., resultan ser composiciones reveladoras del costumbrismo manchego.

Sueño en cueva con madre y broche.

La poética en los trazos de Carretero

El hogar y la familia se presentan como pilares en las temáticas de su obra, nudos que utiliza para contar diferentes historias. La utilización de sus raíces son una base para crecer con ellas hacia otros discursos: descontextualiza el lenguaje tradicional para darle un propósito contemporáneo. Mezclas intemporales que cuentan certezas universales.

Carretero, además de pintor, como decíamos, también es poeta. Algo identificable en su pintura por la forma en la que los elementos representados en sus obras aluden a metáforas. No describe una historia directa, nos da pistas, para que el espectador estimule su capacidad poética.

Sueño en San Martín de Ampuries.

El mundo repleto de imágenes que marca esta nueva era en la que vivimos, ha provocado que grandes trayectorias artísticas (como la de este autor) tengan menos presencia. Manteniéndose en la horizontalidad del pastiche contemporáneo en el que nos hemos sumergido, que no nos permite prestar atención durante más de cinco minutos.

La obra de Pepe Carretero merece una revisión completa. Posee una línea de trabajo original y distintiva que os invitamos a investigar. Profundizar con este tipo de autores es abrir libros al conocimiento.

La casa derruida.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *