‘Pennyworth’, una aparente precuela sobre el mayordomo más famoso de los cómics

Jesús Santaella

Llevar los cómics o sus personajes a la pantalla ha sido un punto recurrente en muchas productoras, la mayoría con poco acierto. En esta ocasión nos es presentada, Pennyworth, de la mano de Starz Play, la cual cuenta con veinte episodios durante dos interesantes temporadas.

Entre las producciones más destacadas podemos contar con Batman en sus diversas variantes. Pero siempre con una constante que, aunque no parece tener mucho peso, sin él, la película, serie o cómic, no sería lo mismo: Alfred Pennyworth el entrañable mayordomo de Bruce Wayne. El único que siempre está ahí para cubrir apariencias o limpiar desastres.

Claro en esta ocasión le veremos en los años sesenta iniciando su relación con la familia Wayne al trabajar mano a mano con Thomas Wayne (padre de Bruce Wayne), en una serie de intrigas y conspiraciones donde lo que menos verás son superhéroes.

Una serie que logra sorprendernos al alejarse de las apariencias, dejando en claro que, aunque hay alguna relación con el afamado superhéroe esta no pasa de la coincidencia en los nombres. Regalándonos una visión de Alfred Pennyworth muy distinta y más atractiva de la que ya conocemos.

Jack Bannon es Alfred Pennyworth
Jack Bannon es Alfred Pennyworth

Pennyworth y su oscuro Londres

Durante sus dos temporadas, Pennyworth sigue mostrando gran potencial, sobre todo gracias a su entorno ligeramente oscuro. Un entorno donde enfrentarse a organizaciones subversivas de toda índole en el Londres de los sesenta se siente más gratificante que perseguir a un par de mafiosos por ciudad gótica.

El hecho de enfocarse en el Alfred que recién sale prestar servicio en la S.A.S e intenta forjarse un futuro por sí mismo es no solo cautivante, sino aleccionador. Sumado a la interesante trama tenemos un reparto que logra cumplir con nuestras expectativas.

Claro que, como toda serie, presenta algunas inconsistencias. Al imitar parte de los errores de otras series del género como el uso cliché de los exacerbados traumas a causa de la guerra. Aunque los personajes repiten las mismas acciones en un entorno civil y si se quiere de manera más fría.

Otro hecho no muy positivo de Pennyworth radica en que ha sido en cierto modo promocionada como parte de la ola de contenido sobre superhéroes. Y al ser la historia de los orígenes de un personaje secundario, se convierte más en una serie de nicho.

Aun con todo lo antes presentado, Pennyworth es una serie entretenida de ver. Sobre todo, en algún momento de aburrimiento o para compartirla con un grupo de amigos ligeramente enterados de los comics.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *