2ª temporada de ‘The Boys’, cada vez más lejos del cómic

Xesco Simón

Prime vídeo ha estrenado los tres primeros episodios de la esperada segunda temporada de The Boys. La serie enlaza con el final de la primera temporada.

La primera temporada de The Boys se convirtió en un éxito automático. Su irreverencia y brutalidad gustaron a muchos. Su historia plantea un mundo en el que los superhéroes tienen una gran aceptación por parte de los ciudadanos. Son algo así como los influencers de hoy en día, pero con poderes. Hacen publicidad, son prescriptores, presentan programas de tv… Todo eso de cara al público, pero realmente, son corruptos, viciosos, fascistas y muy peligrosos.

Un pequeño grupo de ciudadanos dirigido por un tipo duro al que llaman El carnicero quiere poner orden a las desgracias que ocasionan los superhéroes. Todos ellos tienen en común las pérdidas que han sufrido por parte de los supers. Piensan que la mejor forma de controlarlos es matándolos a todos.

La primera temporada de The Boys, nos mostró el origen de algunos personajes. Sus escenas estaban llenas de violencia y sucio vocabulario. Ese punto de riesgo para una serie de tv gustó mucho. Pero a los lectores del cómic de Garth Ennis y Darick Robertson, que la esperaban con el hype por las nubes, no les entusiasmó tanto. La serie aún siendo gore, salvaje y atrevida, se quedaba a medio camino de la bestialidad del cómic.

En “The Boys”, menos no es más

La segunda temporada de The Boys (recordemos que Amazon Prime Vídeo, solo nos ha dejado ver los tres primeros episodios) ha escuchado las quejas de los fans y ha aumentado la violencia gore y las palabras malsonantes. Pero también ha hecho otra cosa, algo que también hizo en su momento Walking Dead, alejarse del cómic homónimo en el que se basa.

En esta segunda temporada, a diferencia de la primera, encontramos muchas más diferencias en la historia con el cómic original. Huguie, el personaje interpretado por Jack Quaid (sí, es el hijo d Dennis Quiad), de golpe y porrazo es mucho menos freak que en la primera temporada. El resto del grupo, El carnicero, Frenchie, Leche materna y La hembra, son mucho menos duros y salvajes de lo que deberían ser.

El protagonismo que le dan a The Deep, espero que nos lo expliquen en algún momento, porque ahora mismo, no tiene mucho sentido.

A Homelander, casi lo han convertido en el protagonista de la serie. Entiendo que eso debe ser porque el actor que lo interpreta, Antony Starr, tiene más carisma y talento que el resto del reparto junto (Si no la habéis visto, mirad la serie, Banshee).

Alejarse de la historia del cómic, no creo que le aporte nada bueno, ya que las nuevas tramas que plantea son más bien, flojitas. El segundo episodio es un buen ejemplo, si os lo saltáis no es perdéis nada.

En conclusión, aún con más sangre y palabrotas que la primera, esta segunda temporada sigue sin llegar al exceso e irreverencia del cómic. Lo que ganó en violencia lo perdió en historia y profundidad de personajes. Sin esto último, las escenas gore cargadas de vocabulario soez quedan desdibujadas y pierden la fuerza que deberían tener. En muchos casos resultan gratuitas y no impactan.

Amigos furiosos, esperemos que la segunda temporada de The Boys se enderece y endurezca en los episodios que aún nos tienen que enseñar.

Nos leemos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *