3 series españolas que merecieron más atención

Jesús Santaella

Cada vez hay más más plataformas audiovisuales y con cada una de ellas nos llegan infinidad de series nuevas. Series españolas incluidas. Las series, para algunos el nuevo opio del pueblo y para otros un entretenimiento mucho más que digno.

Sea como sea, no podemos estar al tanto de todas. Muchas series se nos pasan, dejan de estar de moda, o se nos olvida su última promoción.

Por ese motivo, hemos decido recordaros tres series españolas, que, sin alcanzar las cotas de calidad de Antidisturbios, consiguen entretenernos y hacernos pasar un buen rato:

Los favoritos de Midas una de esas series que te harán dudar de ti

En noviembre se estrenó en Netflix Los favoritos de Midas, una serie con premisa explosiva que te hace pensar en qué harías si tú fueras el extorsionado. Cuenta con seis episodios de una hora de duración que bien podrían haber sido solo cuatro.

Todo inicia cuando al protagonista le llega una carta lacrada en la cual le anuncian que si no paga cincuenta millones de euros una persona desconocida e inocente morirá en ocho días. Claro que el protagonista no es un hombre normal sino el heredero involuntario de un consorcio mediático.

En un entorno de revuelta social en el que los llamados “favoritos de Midas” van perpetrando sus asesinatos para lograr convencer al protagonista. Este desoyendo sus advertencias involucra a la policía.

Luis Tosar en la serie de Netflix, Los favoritos de Midas.
Luis Tosar en la serie de Netflix, Los favoritos de Midas.

Policías que tienen una efectividad muy parecida a la realidad, a quienes un caso como este desconcierta y terminan quedando solo como una formalidad en la trama. Sin embargo, su inspector se mantiene sin desaparecer de manera imprecisa.

La crítica a las situaciones sociales, la ética, los valores morales, el poder y la política se muestran con demasiada grandilocuencia sin terminar de definir la serie. Claro que, sirven para añadir realismo a una premisa que a pesar de haber sido escrita hace más de 100 años sigue aún muy vigente.

Un dilema difícil

 El complejo dilema que tiene el protagonista para muchos tiene una respuesta simple. Pero a medida que pasan los episodios nos damos cuenta de que tal vez pagar podría no ser tan simple, o que se podría vivir con ello deshumanizando el asunto.

Y deshumanizar las tragedias ajenas causadas por nosotros o no, tiende a ser más fácil que asumirlas. Llegando al punto de ser partícipes activos de las mismas, si el tiempo y la exposición nos impacta lo suficiente.

Algo remarcable que podríamos añadir es que la puesta en escena es tremendamente convincente. Aún entre tantas series en formato de thriller, logra convencernos de seguirla viendo hasta el final.

Nos deja un final abierto que augura una segunda temporada no planificada, sugiriendo las respuestas a las variadas preguntas que nos intrigan. Esta serie logra interesarnos más de lo esperado.

Definitivamente, Los favoritos de Midas se merece ser una de las series candidatas para pasar una buena tarde de ocio. Que aparenta más de lo que es, pero logra mantener una concordancia aceptable.

Nasdrovia, o cómo los impulsos te meten en problemas

Nasdrovia, de Movistar+ nos muestra una irreal faceta de la mafia rusa en 6 cortos episodios.

Dos abogados en plena crisis de los cuarenta deciden que es buena idea renunciar a sus exitosos empleos y poner un restaurante con un chef de comida rusa que acaban de conocer.

Lo que no esperaban es que el local se convirtiera en el restaurante favorito de Boris, un jefe de la mafia rusa (que secretamente es travestí).

Una serie obligatoria de ver pues satiriza la cotidianidad. Transformando a su vez clichés como el del típico mafioso ruso en prácticamente una sitcom. Todo ello sin abusar de las risas.

Hugo Silva, Luis Bermejo y Leonor Watling en la serie de Movistar, Nasdrovia.
Hugo Silva, Luis Bermejo y Leonor Watling en la serie de Movistar, Nasdrovia.

Aunque la comedia aparece en cada episodio lo hace de buena manera (comedia negra en muchos casos), acompañada de escenas dramáticas. Y es que hay que poner drama, porque cuando involucras a la mafia seguro que cosas serias deben pasar.

En general Nasdrovia se presenta moderada. Sin llegar a ser una de las mejores series de la temporada, logra satisfacer gustos variados. Todo sea dicho: para niños no, eso definitivo.

Con un inicio que te genera expectativas y curiosidad, pasando por unos episodios medios algo forzados. En el episodio final genera un completo cambio, que sin lugar a dudas te deja un poco intrigado de hasta dónde la protagonista puede llegar en la siguiente temporada.

Nasdrovia: Tumbar la cuarta pared

La protagonista nos ofrece su punto de vista, a veces irónico y otras veces satírico sobre lo que sucede. Y es que, involucrarnos en la serie es más fácil cuando tenemos a un protagonista hablándonos.

Esta estrategia tan usada tiene la gran ventaja de hacer más fácil el sentir empatía por lo que le sucede al actor que nos da sus puntos de vista. Como si de una confidencia se tratase.

La evolución de la trama nos enseña lo fácil que es que tu vida pueda descarrilar tan solo por seguir la corriente. Esta serie deja mucho que pensar sobre la crisis de los cuarenta, ese mítico último impulso para redireccionar tu vida. Que en la mayoría de los casos no funciona, pero deja historias para contar.

El Cid: la historia de la reconquista de la mano de Amazon

Amazon nos mostró su adaptación sobre la historia del famoso Cid Campeador en una corta temporada de tan solo cinco episodios llenos de intriga, honor y varias idealizaciones.

Hablar del Cid es hablar de la reconquista española en su faceta más heroica. Una época llena de conceptos hoy considerados inservibles, pero que regían su día a día llevando a nuestro héroe a convertirse en su propio señor.

Su inicio resulta cortado y forzado, con muchas menos explicaciones de las acostumbradas en este tipo de series. Una serie histórica debe poder ubicar a su público sobre qué ocurre y cómo ocurre, no solo con partir del hecho que todos hemos leído el cantar del Mio Cid.

Jaime Lorente en la serie de Amazon, El Cid.
Jaime Lorente en la serie de Amazon, El Cid.

El Cid, como la mayoría de las series de este género, posee una buena cantidad de incoherencias con respecto a las relaciones históricas entre los personajes. Aun así, logra sumar fluidez, al convertir los diálogos en interacciones muy ligeras.

En el apartado gráfico, El Cid se muestra bastante auténtica, convirtiéndose en un deleite para la vista. Logrando apreciarse la ausencia de estructuras de utilería. El acertado uso de lugares históricos bastante cercanos a los de la época, le añade más realismo y nos convence de que podría haber más temporadas.

Pero es en las batallas en donde El Cid se luce, gracias a sus buenas coreografías. Un adecuado uso de la sangre y momentos de tensión que sin más añadido atraen lo suficiente para salvar los episodios lentos y algo tediosos de una temporada que se nos entrega como un abreboca de lo que podría ser en un futuro.

Y los actores…

En una serie tan delicada de producir como El Cid, un buen elenco hace la diferencia entre el éxito o un completo desastre. En esta primera temporada los personajes que se presentan son fundamentales.

Su protagonista, Jaime Lorente, nos deja satisfactoriamente convencidos. Claro, no llega a ser tan gallardo ni tan parecido al auténtico Cid Campeador, pero vamos, ¿quién se puede comparar con el héroe español por excelencia?…

La infanta Urraca representada por Alicia Sanz se siente mucho más manipuladora y con unos toques feministas que modernizan a un personaje tan intrigante como peligroso. Excelente aditamento que le da vida a ciertas secuencias demasiado obvias y planas.

El resto del elenco satisface lo justo. Con personajes por el momento tan decepcionantes como Jimena, que no termina de demostrar la fuerza y carácter que su personaje requiere.

Aunque en las semanas previas al estreno los medios repetían que El Cid se convertiría en el “Game of Thrones español”, lo cierto es que no se acerca tanto por falta de recursos, como por una historia más realista.

Aun con todos sus defectos resulta una apuesta por demás interesante y con potencial. Claro que hace falta esperar a la segunda temporada de El Cid, para poder definirla como éxito rotundo o un fracaso estrepitoso.

A partir de 3 euros al mes, puedes convertirte en mecenas cultural de Las Furias Cultural Magazine. Si quieres ser un nuevo mecenas PINCHA AQUÍ.

Recibirás beneficios exclusivos como decidir qué publicaremos en los próximos días, relatos o podcast dedicados en los que tú serás el protagonista o la difusión de tu proyecto cultural entre miles de seguidores. Mira todo lo que recibirás siendo mecenas cultural de Las Furias Magazine en Patreon.

Redacción Las Furias Cultural magazine
Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *