8 auténticas películas malditas marcadas por la tragedia

¿Mitos? ¿leyendas? o ¿hechos reales? 8 películas en las que la realidad ha superado a la ficción.

Cristina Sierra

Recopilamos las principales películas que forman parte de la historia más oscura del cine. Te contamos cuáles son y qué leyendas negras hay a su alrededor. Incendios fortuitos, accidentes, fenómenos paranormales, muertes misteriosas, asesinatos y enfermedades son acontecimientos que han envuelto a estas ocho películas en un halo de misterio. ¿Verdad o ficción fuera de la pantalla?

8 películas malditas y sus leyendas negras

Como si una maldición se hubiese apoderado de todo lo que rodea a estas producciones, la tragedia se ha colado en los rodajes, acompañando al equipo técnico y al reparto durante meses e incluso años. Al menos, eso es lo que nos han contado…

De cada película, encontramos diversas versiones y no podemos asegurar que todo sea real o fruto de la rumorología alimentada durante décadas. Algunos detalles que han llegado hasta nuestros oídos pueden atribuirse a un equipo de marketing con pocos escrúpulos… No está claro. Pero lo que sí sabemos es que sean rumores, leyendas urbanas o hechos reales, la historia más terrorífica del cine se plasma en los siguientes ejemplos.

Saga de Poltergeist (1982-1988)

Parece ser que lo de Poltergeist no eran solo fenómenos paranormales en la ficción. Los acontecimientos extraños acompañaron a esta trilogía desde la primera película estrenada en 1982, convirtiendo esta historia de suspense y terror en una de las más sonadas maldiciones del cine.

La niña-actriz que interpretaba a Carol Anne, Heather O’Rourke, murió poco tiempo después de rodar la tercera parte a causa de un shock séptico con tan solo 12 años. Pero no fue la única muerte, ya que la actriz que interpretaba el papel de su hermana mayor, Dominick Dunne, murió asesinada tras el rodaje de la primera película a manos de su pareja. Otros miembros del reparto como el reverendo Henry Kane, interpretado por Julian Beck, también fallecieron poco después.

Todas estas fatales muertes sirvieron para echar más leña al fuego a la supuesta maldición que persigue a la saga. Algunos aseguran que utilizar huesos de esqueletos reales durante el rodaje no fue una buena decisión…

Rebelde sin causa (1955)

La tragedia en el cine no sólo se ceba con las películas del género de terror. La prometedora carrera del mito entre los mitos del cine, James Dean, se truncó demasiado pronto a causa de un accidente automovilístico pocos meses después de estrenar Rebelde sin causa, una vez terminado el rodaje de Gigante, su última gran película.

Pero no fue James Dean el único actor de Rebelde sin causa que murió joven y de forma violenta. Otros compañeros de reparto como Nick Adams -por una sobredosis- y Sal Mineo -por asesinato- corrieron la misma mala suerte.

El exorcista (1973)

El exorcista es para muchos la mejor película de terror de todos los tiempos. Película que también estuvo marcada por la tragedia. En el rodaje se dieron algunos sucesos de difícil explicación. Como el incendio de gran parte de la casa de los MacNeil, principal lugar de rodaje de la película. ¿Sabes cuál fue la habitación que quedó intacta? Pues sí, la de Reagan, la niña poseída. No sufrió ningún desperfecto.

Pero el tema no termina aquí. Los actores Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros, así como otros siete miembros del equipo también fallecieron después del rodaje, por causas que, en algunos casos, no están nada claras…

El juego con la muerte (1978)

La trayectoria del actor Bruce Lee en el cine siempre estuvo envuelta en leyenda. La película Juego con la muerte (Game of Death), que nunca se terminó (y fue completada años más tarde con material de archivo) alimentó una serie de teorías de la conspiración en torno a la familia Lee marcada por la tragedia.

La versión oficial es que Bruce Lee murió antes de terminar esta película debido a un edema cerebral causado por el compuesto de un medicamento, otras voces aseguran que la mafia china le tenía ganas.

El Cuervo (1994)

Como hemos visto, a la familia Lee lo de las maldiciones no les pilla de nuevas. Dos décadas después de que muriera Bruce Lee en extrañas circunstancias, Brandon Lee, su hijo y protagonista de El Cuervo, moría de forma trágica durante el rodaje.

Una Magnum 44 mal cargada, que casualmente contenía una bala de verdad entre otras de fogueo, acabó con la vida del joven actor durante una escena de la película. Muchos apuntan a una mano negra. Además de la muerte de Brandon Lee, un miembro del equipo de la película se electrocutó durante la grabación.

La profecía (1976)

Niños y terror son un cóctel perfecto. La película La profecía (The Omen), dirigida por Richard Donner, también estuvo marcada por el desastre. Antes de comenzar la película el hijo de Gregory Peck se suicidó, y dos aviones, uno en el que viajaba Peck y otro con Donner, sufrieron el impacto directo de un rayo. Otro avión, en este caso con miembros del equipo de producción, podría haber sufrido un percance peor. Según se cuenta, en el último momento, el equipo cambió de avión. Después supieron que el avión en el que debían haber volado sufrió un terrible accidente sin supervivientes.

Tampoco el equipo de efectos especiales se libró de la supuesta maldición. El responsable de SFX de la película y la que fuera su asistente, tuvieron un accidente de coche en el que la joven acabó decapitada en el km 66.6. Parece ser que de forma similar a como ocurre en una de las escenas de la película.

La semilla del diablo (1968)

El equipo de La semilla del diablo (Rosemary’s Baby), dirigida por Roman Polanski, también fue víctima de la desgracia. Un año después del estreno, la madrugada del 9 agosto de 1969, Sharon Tate, esposa de Polanski, embarazada de ocho meses y medio, fue asesinada de 16 puñaladas a manos de los integrantes de la “familia” de Charles Manson, junto a otras cuatro personas que la acompañaban.

Por otro lado, el edificio «Dakota», histórico bloque de apartamentos de Nueva York en el que se rodó la película, fue el escenario del asesinato de John Lennon en 1980. Otros miembros del equipo como el compositor, Krzystof Komeda, fue víctima de un trágico accidente al caer por un barranco en Los Ángeles; mientras que el productor Robert Evans sufrió tres infartos y se ingresó voluntariamente en un centro psiquiátrico.

La reina de los condenados (2002)

Para terminar, la adaptación al cine de la novela La reina de los condenados (Queen of the Damned), tercera de las Crónicas Vampíricas de Anne Rice, también tuvo su historia macabra. La cantante Aaliyah, co-protagonista de la película, murió en un accidente aéreo al acabar el rodaje. El caso de Aaliyah fue el de otra prometedora estrella que se apagaba antes de tiempo como Brandon Lee o James Deen.

Si te apetece seguir con historias de vampiros llevadas al cine, puedes leer el artículo: “Las mejores pelis de vampiros de todos los tiempos”.

Hasta aquí el listado. Otras películas también han sido consideradas malditas por algunos sucesos puntuales como Apocalipsis Now, El Conquistador de Mongolia o La dimensión desconocida. Si quieres añadir cualquier sugerencia, déjanos tus comentarios al final del artículo.

Saludos furiosos.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

2020-09-18 10:57:51

Hola, Jose, así es, como dices, murió en un vuelo después de grabar un vídeoclip. Pero ese videoclip lo grabó justo al acabar el rodaje de la película. La película se estrenó el año siguiente al de su muerte, con un: "En memoria a Aaliyah". Saludos.

2020-09-17 16:36:00

Realmente Aaliyah muere luego de filmar un video clip para su sencillo Rock The Boat, ya la filmación de su parte en la película había culminado para ese entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *