‘Cardón Cardinal’, la historia del cactus mexicano en el aparcamiento sevillano

Cristina Sierra

La Exposición Universal del 92 en Sevilla (Expo 92) dio para mucho. Y entre las historias que nos dejó para engordar los anales del derroche patrio, nos encontramos con el curioso caso del cactus mexicano, el Cardón Cardinal. La artista Patricia Esquivias rescata su relato en formato audiovisual en una de las salas de exposiciones del Museo Artium.

Qué hace un cactus como tú en un sitio como este

Hace 26 años se desplazó un cactus gigante mexicano hasta Sevilla. En majestuoso ejemplar centenario Pachycereus Pringlei, de 17 metros de altura y 18 toneladas, viajó (con muchas dificultades) desde el desierto de Baja California hasta el jardín del pabellón de México de la Expo 92. La excusa era causar admiración. El cactus acabó en un aparcamiento sevillano a 10.000 kilómetros de su lugar de origen.

Tras el delirio colectivo del 92 (Expo, Olimpiadas y demás), y ante la posibilidad de que el cardón mexicano quedase abandonado a su suerte, el gobierno mexicano se lo regaló al por entonces rey de España. El regalo incluía el cactus y un caballo del pabellón que a su majestad campechana le había gustado. El rey aceptó el caballo y declinó el cactus. El cardón gigante pasó a ser responsabilidad del Ayuntamiento de Sevilla. El majestuoso cactus trató de enraizar en un aparcamiento de la capital hispalense.

Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.
Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.

Cardón Cardinal, la película de Patricia Esquivias en el Artium

Cardón cardinal es el resultado de la investigación sobre el traslado de un ejemplar de cactus endémico y centenario de México a Sevilla para la Exposición Universal de 1992. La obra audiovisual de Patricia Esquivias (Cardón Cardinal, 2020 Vídeo con color y sonido 38 min. 37 seg.) ha inaugurado el Programa Sala Z (Zinema) en el Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco (Artium).

Un programa que no es un ciclo en una sala de cine, pero tampoco es una exposición. Es más bien un idilio entre los lenguajes del arte y los cinematográficos. Un espacio intermedio desde el que reflexionar y visibilizar obras de artistas que saltan del territorio del cine para explorar el formato expositivo. Comenzamos con la obra de Patricia Esquivias.

En enraizamiento y la (no) hospitalidad

Tal y como explica el comisario de arte y editor Manuel Asín sobre la exposición Cardón Cardinal de la artista Patricia Esquivias, «Cardón Cardinal no es una denuncia del viaje del cardón de América a España, sino algo mucho más grave: la doble incapacidad para la pasión y la responsabilidad por parte de quien lo recibe. En alguna medida, Cardón Cardinal supone el intento de dibujar un glifo que represente adecuadamente el solitario, seco y provisional arraigo de esa majestuosa plata en un aparcamiento sevillano».

Una historia de enraizamiento y de hospitalidad o de la falta de ella. Si raíz es aquello que disfruta de territorio propio, hospitalidad es lo que se procura a lo que a dejado de tenerlo. Y de eso tenemos bastante que aprender como sociedad… Un cardón es una muestra de ello.

El cardón en el aparcamiento de Sevilla.
El cardón en el aparcamiento de Sevilla.

Cardón Cardinal: entre la pasión y la irresponsabilidad

La proyección de Patricia Esquivias en el Artium se contextualiza con una selección de objetos y anotaciones de la artista. La pantalla de un ordenador presenta imágenes de un viaje a México y de otro a Sevilla, mientras una voz en off comparte la investigación. Dicho relato trata de comprender la presencia del cactus gigante -especie de gran valor ecológico y etnológico endémica de la Baja California- abandonado en Sevilla.

En la publicación realizada con motivo de este proyecto, Manuel Asín explica cómo “uno de los protagonistas de Cardón Cardinal es ese maravilloso cactus gigante trasplantado de Baja California a Sevilla con la excusa de causar admiración, pero al que acabaron construyendo un aparcamiento alrededor”, y se pregunta: “¿qué parte había de pasión y cuál de responsabilidad en el ingeniero Juan Siles Aguilera y en el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez cuando, en nombre de la arquitectura o la jardinería, hicieron que un cactus gigante fuera arrancado del desierto mexicano para ser trasplantado en Sevilla?”.

En la obra de Patricia Esquivias ha estado muy presente esta historia; también antes de Cardón Cardinal, por ejemplo en Natures at Hand (2006), pero también encontramos otras temáticas recurrentes como la infancia, las plantas, las topiarias, la relación entre lo práctico y lo creativo, etc. Como asegura Manuel Asín, las obras de la artista tienen mucho de almanaque antiguo, ya que coexisten en ellas géneros y registros diferentes, así como diversas temáticas y protagonistas.

Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.
Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.

Sala Z, el idilio entre el arte y el cine

Sala Z construye en el Museo Artium de Vitoria-Gasteiz un espacio de visibilidad para las obras de artistas que entran en el territorio cinematográfico y de cineastas que exploran el formato expositivo. Como una especie de viaje de ida y vuelta con paradas obligatorias. El programa Sala Z presentará en 2021 cuatro producciones de artistas y cineastas que comparten los lenguajes del arte y del cine. Maddi Barber y Marina Lameiro, Rosalynd Nashashibi y Eric Boudelaire forman parte del programa de este año.

Como nos cuentan desde el museo, la dinámica del programa es sencilla: cada película o selección de películas se proyecta en la denominada como Sala Z en loop durante un periodo aproximado de dos meses. Las películas son objeto de una conversación con autores y autoras. Con cada nuevo proyecto expositivo se edita una publicación que recoge una ficha técnica completa de los trabajos en sala y un texto específico escrito por distintos especialistas, críticos, historiadores…, de forma que se fomenta la ampliación, el análisis y la reflexión sobre las obras programadas.

Entre las reflexiones que atraviesan las obras de este programa que se extenderá hasta finales de 2021, destaca el interés y la investigación que despliegan sus autoras y autores sobre la idea de lo colectivo, y los modos en los que seguir pensando y trabajando juntos/as y proyectando un futuro compartido.

Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.
Imagen de Cardón Cardinal de Patricia Esquivias. Foto: Antón Bilbao Ruiz.

La artista: Patricia Esquivias

Patricia Esquivias nació en Caracas y creció en Madrid. Se formó en Londres, (1997-2001) y amplió sus estudios en San Francisco (2005-2007). Ha expuesto sus trabajos de forma individual en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Langenhagen Kunstverein, Stacion Pristina, CA2M Móstoles, MARCO Vigo, Hammer Museum, Museo Reina Sofía y White Columns.

Ha participado en colectivas como Querer parecer noche, CA2M, Arte y cultura en torno a 1992, CAAC, Ficciones y territorios, Museo Reina Sofía y When Things Cast No Shadow, 5th Berlin Biennial for Contemporary Art.

Fuente principal: Museo Artium.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *