‘El Señor Diablo’, de Pupi Avati. Nuevo cine gótico

La tradición del terror

Miguel A. Bernao

Pupi Avati, nos sacude directamente en el mentón con El Señor Diablo. Una cinta con marcado estilo gótico. Donde las piezas de orfebrería son colocadas hábilmente por el director a lo largo del film: un asesinato, el consiguiente juicio y la posterior intromisión de la Iglesia. ¡Todo está servido en la mesa!

Film que recrea con crudeza una Italia de la década de los 50, donde el miedo, la Iglesia y lo sagrado, conforman un coctel realmente perturbador y terrorífico. Si a esto le sumamos la inclusión de la realidad intransigente y vehemente de los niños, la lucidez del film respalda su gran guion e innegable acierto a la hora de enfocarnos en el argumento de la película.

Pupi Avati es figura clave del cine fantástico italiano, tiene una carrera que lo ha llevado a dirigir, producir y escribir más de una cincuentena de títulos. Algunos como La casa dalle finestre cheridono (1976), Zeder (1983) o L’Arcano incantatore (1996), entre otros muchos.

‘El Señor Diablo’, la peculiaridad del cine Gótico

El cine gótico surgió en Alemania, en los inicios del expresionismo del cine mudo. Es en esta época, donde aparece la primera película de este género: El Gabinete del Doctor Caligari (1919), donde se narra el delirio de un paciente en un psiquiátrico y donde los escenarios son aterradoramente lúgubres. En Italia, el cine de terror, desarrollado entre fines de los 50’s y principios de los 70’s, conocido por los críticos con el sobrenombre de “gótico italiano”, no ha gozado del beneplácito de la crítica hasta fechas relativamente recientes.

Es por ello que El señor diablo (Il signor Diavolo), rejuvenece esta apuesta sobria e infravalorada del cine gótico y proyecta, de nuevo, con un marcado acento de modernidad las premisas de este cine tan característico.

En cuanto a la película en sí, es suficiente imaginar todos estos ingredientes antes señalados para adentrarnos en un mundo grotesco y austero. Donde un asesinato en vísperas de elecciones políticas involucra a la Iglesia. Todo esto aderezado con la figura del diablo de por medio y las anteriormente señaladas peculiaridades del cine Gótico.

No queremos contaros más, aprovecha la ocasión, revive el miedo y la tradición de lo gótico, el viaje merecerá la pena.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *