‘Ilargi guztiak’. La niña vampira condenada a vivir todas las lunas

Cristina Sierra

¿Te gustaría ser inmortal? ¿Lo considerarías un regalo o una condena? En ese brete nos pone el director vasco Igor Legarreta (Cuando dejes de quererme, 2018) con su segundo largometraje: Ilargi Guztiak (Todas las lunas). Una fabula fantástica, rodada en euskera, que reflexiona sobre el miedo a la muerte y la inmortalidad.

Se ha podido ver un adelanto en la 31ª edición de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián. La película se encuentra en fase de posproducción y su estreno está previsto para el mes de diciembre.

Ilargi Guztiak (Todas las lunas) nos transporta hasta uno de tantos momentos oscuros de nuestra Historia: en este caso, la III Guerra Carlista. Pero, éste es tan solo el contexto histórico, ya que la cinta se centra en el mito del vampiro. En esta ocasión, eso sí, despojado de toda estética elegante y grandilocuente. Aquí no hay sedas, uñas afiladas ni ataúdes forrados de terciopelo rojo. El director y guionista vizcaíno aborda el mito del vampiro desde «un acercamiento naturalista» y tratando de alejarse de lugares comunes, situando el peso dramático en el relato existencial.

Ilargi Guztiak. Todas las Lunas, no es una película de terror. Es un relato romántico, un drama fantástico que reflexiona sobre nuestro deseo de perdurar, de trascender. Ese preciado botín que ofrecen la mayor parte de las religiones a cambio de una vida entregada a la fe. Un regalo que parece alejar las sombras de la existencia y busca protegernos del miedo a la muerte.

Igor Legarreta, director de Ilargi Guztiak.
Itziar Ituño en Ilargi Guztual/Todas las lunas.

Ilargi Guztiak, no todos los cuentos son para niños

En uno de los bombardeos durante el final de la III Guerra Carlista, una niña huérfana es herida de muerte. Una misteriosa mujer que vive en las profundidades del bosque, la rescata del orfanato al borde de la muerte y le otorga lo que parece ser un regalo a cambio de su compañía. El regalo envenenado es la inmortalidad.

En su agonía, la niña cree ver en esta mujer a un ángel que ha llegado para salvarla. Sin embargo, pronto descubrirá que esa mujer no es un ángel y le ha dado la vida eterna obligándola a vivir durante el resto de la eternidad en la oscuridad de la noche.

Bajo su nueva condición de niña vampira, sufrirá la condena de vivir para siempre dentro de un cuerpo infantil. Una condena que empeora con el paso de los años. Imposible no recordar a Claudia, la niña vampira interpretada por Kirsten Dunst  en Entrevista con el vampiro, su obsesión con el cuerpo de la mujer, y su profunda pena por mantenerse en su cuerpo de eterna niña.

Sin embargo, la historia de Ilargi Guztiak también tiene esperanza. Un día, la niña conocerá a Cándido, un campesino humilde que le ayudará a recuperar su vida y le enseñará a luchar contra su propia naturaleza. Iniciará entonces un viaje hacia la luz en busca de su muerte arrebatada.

Imágenes del rodaje de Ilargi Guztiak/Todas las lunas.

Además, en esta película los paisajes son un personaje más que nos ayudan a comprender los estados emocionales de los protagonistas. Las cuevas, montañas y bosques, impregnados de esa humedad en el ambiente, crean una atmósfera que nos ayuda a sumergirnos en la trama.

Rodaje y referencias

El rodaje de Ilargi Guztiak. Todas las lunas comenzó el 17 de febrero de 2020 en la localidad guipuzcoana de Mutriku y se desarrolló en distintas localizaciones de Guipúzcoa (Mutriku, Gaintza, Artikutza, Zizurkil),
Vizcaya (Orozko, Gallarta, Erandio) y Navarra (Erratzu, Urbasa y embalses de Leurtza). Cuatro semanas después de su inicio, el rodaje se interrumpió debido al estado de alarma. Durante más de dos meses, el equipo
permaneció confinado. La segunda fase del rodaje se inició el 1 de junio y finalizó el 20 de junio.

El elenco de actores y actrices está encabezado por Haizea Carneros, de 12 años, en su primer trabajo interpretativo. Acompañan a Haizea actrices de la talla de Itziar Ituño (La casa de papel, Loreak) y Josean Bengoetxea (Oreina, Malas Temporadas).

Los referentes de esta película son básicamente cinematográficos. Sobre todo, Déjame entrar (Tomas Alfredson, 2008) por el tratamiento del género. También películas de vampiros, como Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994). Y otras como Vacas (Julio Medem, 1992) o Juegos prohibidos (René Clément, 1952).

Para terminar, os dejamos con unas imágenes del making of de la película.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *