Mejores series ‘British’ del siglo XXI (Parte 2)

Xesco Simón

Continuamos la selección de las mejores series que se han realizado durante este siglo en el Reino Unido. ¿Las habéis visto todas?

Para leer la Parte 1 pincha AQUÍ

Misfits (2009)

Actualmente la moda de los superhéroes llega a todos lados, pero Misfits creada por Howard Overman fue una vuelta de tuerca al género. Delincuentes adolescentes haciendo trabajos comunitarios reciben poderes a partir de una tormenta. La canción de la cabecera se convirtió en un hit, los monos que visten se pusieron de moda y el ritmo, desvergüenza, e interpretaciones creó adeptos y adicción dentro y fuera del Reino Unido. De aquí salieron actores ahora muy conocidos por Game of Thrones o Umbrella Academy

Dead Set (2008)

El creador de Black Mirror, Charlie Brooker, pensó, ¿qué pasaría con los concursantes de Gran Hermano, si durante el concurso y fuera de las instalaciones comenzase un apocalipsis zombie? Lo respondió con una terrorífica serie en la que, por una vez, te gustaría ser un participante de un reality de ese tipo para estar encerrado sin poder salir. Brooker ya se planteaba diferentes realidades para nuestra vida.

In the flesh (2013)

Otra de zombies, pero no una cualquiera. En esta serie, los ciudadanos ya han sufrido un apocalipsis zombie y lo han superado. Con los pocos que quedan hay quien quiere eliminarlos y otros, integrarlos. ¿Vosotros qué haríais? Su creador, Dominic Mitchell, nos plantea prostíbulos zombie y zombies homosexuales. La serie ofrece algo mucho más profundo, original y cercano, de lo que uno suele ver cuando se pone una serie de muertos vivientes.

Sherlock (2010)

De la mente de Steven Moffat surge la mejor versión que se ha hecho nunca del famoso personaje de Arthur Conan Doyle. Encarnados magníficamente por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, Holmes y Watson nos introducen en las mejores historias de Doyle. Sus temporadas son de tres episodios y cada episodio es como si fuera un largometraje, por lo trabajado de su producción y por la duración. Rebosa diversión, adicción y calidad por todos sus lados. Visita obligada.

Fleabag (2016)

La creadora y actriz Phoebe Waller-Bridge, protagoniza esta estupenda comedia que habla sobre la cacareada crisis de los 30. Ella está genial, tanto, como los guiones de una serie que, (aun estando muy bien la segunda temporada) no debería haber pasado de una temporada. Si estáis en los 30 y no os sentís identificados con los numerosos problemas de Fleabag, ella misma romperá la cuarta pared de la pantalla para restregároslo por la cara.

Taboo (2017)

Esta serie sí que merece una segunda temporada, quedaron muchas subtramas abiertas. Volvemos a hablar de Steven Knight. Su genio nos trae la serie más gótica, sucia y mística de los últimos años. Protagonizada nada menos que por Tom Hardy. No es para todos los públicos, es espesa a la vez que brutal, una combinación delicada para según qué paladares. Su historia, personajes, vestuario, música y ambientación, me cautivó. Una serie excelente.

Shameless (2004)

No confundir con la adaptación americana. Paul Abbott creó esta maravillosa serie ambientada en el barrio obrero de Manchester en el que conoceremos a los hermanos Gallagher y a su alcohólico padre. Excelente serie, como su versión americana, para no parar de reír y pasar vergüenza ajena. Vulgar, llena de delincuentes y maleantes. Como la vida misma, vamos. Es más descarada y fuerte que su versión estadounidense.

Podría destruirte (I may destroy you) (2020)

Estrenada este año, la obra de Michaela Coel ya se merece estar por listas como estas. Cuenta su biográfica experiencia después de una violación. Con toda la gravedad que se merece, pero no falta de la comicidad y fortaleza que Michaela aporta a una historia, que no solo por lo auténtica, desprende verdad, naturalidad y la agradecida falta de intención de dar lecciones.

After Life (2019)

Vuelve Ricky Gervais, (sí, soy fan) y con él, la tragicomedia. Un hombre se quiere suicidar al no encontrarle sentido a la vida porque su mujer se ha muerto de cáncer. El tema es muy duro, sí, pero es el tipo de historia perfecta para que el bueno de Ricky logre emocionarnos y sacarnos más de una sonrisa. El tono de la serie (aunque no lo parezca) deja ver más luz al final del túnel que en otras de sus obras. A la espera de la segunda temporada

The end of the f***ing world (2017)

Basada en la novela gráfica de Charles Forsman, Jonathan Entwistle construye una road movie adolescente con tintes de Bonnie and Clyde. Con personajes llenos de complejos, acné y la búsqueda de ellos mismos en una vida que no han pedido tener. La serie, está magníficamente interpretada por Alex Lawther y Jessica Barden, jovencísimos actores que ya nos habían regalado muy buenos trabajos en sus cortas pero admirables carreras.

Inside No. 9 (2014)

Serie de culto de Reece Shearsmith y Steve Pemberton. Si os gustan las historias de La zona descononocida, extrañas, absurdas, con alteraciones de la realidad… esta es vuestra serie. Los creadores de las excelentes y muy particulares The League of Gentlemen y Psychovilles, harán que ver un episodio te haga el mismo efecto que una cucharada de helado, no poder dejar de comerlo hasta acabar la tarrina. Avisados quedáis.

Doctor Foster (2015)

La mejor serie sobre la infidelidad y el engaño. Una serie genial, protagonizada de forma brillante por Suranne Jones. Mike Bartlett tiene la llave para que una serie con un título tan insulso robe tu tiempo y haga crecer tu empatía hacia los dos resultados de esa ecuación emocional, claro que, uno de ellos, tiene consecuencias mucho más impredecibles.

Life on Mars (2006)

Otra serie que pasó por el filtro de los remakes americanos. Sus creadores, Matthew Graham, Tony Jordan y Ashley Pharoah, tuvieron una idea genial, ¿y si un policía de nuestra época aparece 30 años atrás y puede seguir haciendo su trabajo? ¿Será un sueño?, ¿será su imaginación?, ¿estará muriéndose en nuestro tiempo?… Quien sabe, tendréis que verla para saberlo. La serie está genial, su versión americana también, pero ya sabéis, como lo original, nada.

La chica del tambor (The Little Drummer Girl) (2018)

El mejor director del mundo, Park Chan-Wook (Oldboy), rueda su primera serie en el Reino Unido. ¿El resultado? Una genialidad protagonizada por Florence Pugh, Alexander Skarsgård y Michael Shannon que adapta la novela homónima de John Le Carré. En algún momento pude resultar irregular, pero al dejar pasar el tiempo, uno se da cuenta de que todo estaba en su lugar.

This is England 86,88,90 (2010,2011,2015)

Son tres miniseries que funcionan como secuelas de la película This is England (2006). ¿Queremos saber cuáles son las señas de identidad de las series inglesas? ¿Entender a qué se refieren con lo de realismo sucio? ¿Conocer como se desarrolla la vida de los protagonistas que nos cautivaron en la película? La respuesta es, sí, y Shane Meadows y Jack Thorne nos responden a esas preguntas. Desde Manchester y con personajes que nos acompañarán, para lo bueno y para lo malo, durante toda la vida, crean, posiblemente, la mejor serie del Reino Unido del siglo XXI.

Saludos furiosos.

Para leer la Parte 1 pincha AQUÍ

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *