‘Mi historia’, Emmeline Pankhurst y su lucha sufragista

Mi historia es la autobiografía de Emmeline Pankhurst (1858-1928), una de las figuras más importantes del movimiento sufragista anglosajón. Un texto que narra en primera persona la vida estoica de la sufragista británica que llevó a la victoria el movimiento de las suffragettes. El resultado es un documento histórico de activismo feminista convertido en memorias políticas. Un registro de la incansable defensa de una mujer por el bien de muchas otras.

Mi historia, editado por Capitán Swing.

Emmeline Pankhurst creció muy consciente de la actitud predominante en su época: que los hombres eran considerados superiores a las mujeres. Con apenas catorce años asistió a su primera reunión por el sufragio femenino y regresó a casa como sufragista confirmada.

A lo largo de su carrera soportó la humillación, la prisión, las huelgas de hambre y la reiterada frustración de sus objetivos por parte de los hombres que ostentaban el poder, pero ascendió hasta convertirse en una luz guía del movimiento sufragista inglés, que ayudó a las mujeres a ganar el derecho a votar en Gran Bretaña.

En 1903 la autora fundó la Unión Social y Política de las Mujeres (Women’s Social and Political Union o WSPU) afín al Partido Laborista independiente. Pocos años después, el periódico Daily Mail se burlaría de las activistas integrantes de esta asociación llamándolas suffragettes. Ellas adoptarían con orgullo ese término para distinguirse de las demás sufragistas británicas, mucho más moderadas.

Annie Kenney y Christabel Pankhurst (hija de Emmeline Pankhurst).
Annie Kenney y Christabel Pankhurst (hija de Emmeline Pankhurst).

Las suffragettes: “Hechos, no palabras”

Las suffragettes defendían el uso de tácticas como el sabotaje. Pintando grandes construcciones de la ciudad, el incendio de comercios y establecimientos públicos o las agresiones a los domicilios privados de destacados miembros del Gobierno y del Parlamento. No eran un puñado de damas ricas con tiempo libre que dedicar al activismo.

Las mujeres obreras también desempeñaron un papel muy importante en el movimiento. De hecho, Emmeline Pankhurst cuenta cómo su labor de trabajadora social y registradora la llevó a ser testigo directo de las miserias sufridas por las mujeres pobres. Había damas privilegiadas entre las suffragettes, la propia Pankhurst lo era, pero también había en sus filas trabajadoras y profesionales de toda índole, tal y como recoge su líder en estas memorias.

Si bien durante un tiempo estas mujeres en busca del voto femenino se dedicaron a repartir panfletos, al tiempo acabarían radicalizando su lucha incendiando casas de campo; reventando ventanas de edificios públicos y administraciones del Estado o haciendo estallar buzones, bajo el lema “Hechos, no palabras”.

Emmeline Pankhurst.

Pankhurst desarrolló así un estilo de protesta de confrontación que haría que ella y sus seguidoras fueran arrestados muchas veces antes de que finalmente todas las mujeres mayores de veintiún años obtuvieran el derecho al voto. En 1927 se postularía al parlamento.

Mi historia y la de todas

Escrita al comienzo de la Primera Guerra Mundial, Mi historia llama la atención sobre la causa de Pankhurst mientras defiende su decisión de cesar el activismo hasta el final de la contienda.

Notable por sus descripciones del sistema penitenciario británico, el libro supone un documento invaluable de una vida dedicada a los demás. De un momento histórico en el que un grupo oprimido se levantó para defender la igualdad.

Contada con sus propias palabras, esta es la historia de la organización e indignación, las penurias y las huelgas de hambre de Emmeline Pankhurst. De su obstinada determinación por desmantelar los numerosos obstáculos diseñados para impedir que ella y todas las mujeres reclamasen su libertad.

Biografía Emmeline Pankhurst:

Emmeline Pankhurst Goulden (Moss Side, Manchester, 15 de julio de 1858 – Hampstead, 14 de junio de 1928) fue una activista política británica y líder del movimiento sufragista inglés. En 1999, la revista Time nombró a Pankhurst una de las 100 personas más importantes del siglo XX, afirmando: ella moldeó la idea de mujer de nuestra época; impulsó a la sociedad hacia una nueva estructura de la cual ya no podía haber vuelta atrás. Su trabajo es reconocido como un elemento crucial para lograr obtener el sufragio femenino en Gran Bretaña.

Emmeline Pankhurst.
Emmeline Pankhurst.

Sus padres eran políticamente activos y Pankhurst se unió al movimiento del sufragio femenino siendo apenas una adolescente. A pesar de que sus padres la alentaron a prepararse para una vida como esposa y madre, asistió a la École Normale de Neuilly en París. El 18 de diciembre de 1879 se casó con Richard Pankhurst, un abogado 24 años mayor que ella. Conocido por apoyar el derecho de las mujeres al voto; tuvieron cinco hijos durante los siguientes diez años.

Women’s Franchise League solo fue el comienzo

Él apoyó sus actividades fuera del hogar y juntos fundaron la Women’s Franchise League. Abogaban por el sufragio tanto para las mujeres casadas como para las solteras.

Cuando la organización se deshizo, intentó unirse al Partido Laborista, que tenía tendencias de izquierda, a través de su amistad con el socialista Keir Hardie pero fue inicialmente rechazada en el comité local por ser mujer. Mientras trabajaba como “Poor Law Guardian”, quedó impactada con las arduas condiciones de vida que existían en los asilos para pobres (workhouses) en Mánchester.

En 1903, cinco años después de la muerte de su esposo, Pankhurst fundó la Unión Social y Política de las Mujeres (Women’s Social and Political Union, WSPU), una organización de apoyo al sufragio formada únicamente por mujeres, dedicada a hacer valer su lema: “Hechos no palabras”. El grupo se identificó como independiente —y constantemente en oposición— a los partidos políticos. La organización llegó a ser conocida por sus confrontaciones físicas: sus miembros rompían ventanas y atacaban a oficiales policiales.

Pankhurst, sus hijas y otras activistas de la WSPU fueron sentenciadas repetidamente a prisión, donde hacían huelgas de hambre para asegurar mejores condiciones. Cuando la hija mayor de Pankhurst, Christabel, tomó el liderazgo de la WSPU, el antagonismo entre el grupo y el gobierno se incrementó.

Técnicas que no convencieron a Adela y Sylvia Pankhurst

Eventualmente el grupo adoptó la provocación de incendios como táctica y otras organizaciones más moderadas se expresaron en contra de la familia Pankhurst. En 1913 muchos individuos prominentes abandonaron la WSPU, entre ellos las hijas de Pankhurst Adela y Sylvia. Emmeline estaba tan enojada que le “dio a Adela un ticket, 20 libras esterlinas y una carta de presentación para una suffragette en Australia y firmemente insistió en que emigrara”, a lo cual ella obedeció. El distanciamiento familiar nunca sanó. Sylvia se convirtió en socialista.

Con el advenimiento de la Primera Guerra Mundial, Emmeline y Christabel detuvieron el activismo militante de las sufragistas, en apoyo al gobierno británico contra el “peligro alemán”. Instaron a las mujeres a auxiliar la producción industrial e impulsaron a los jóvenes varones a luchar. Convirtiéndose así en figuras prominentes en el movimiento White Feather.

Emmeline Pankhurst.

En 1918, el Representation of the People Act (un acta del parlamento para cambiar el sistema electoral) concedió el voto a todos los hombres mayores de 21 años y a las mujeres mayores de 30. Esta discrepancia tenía la intención de asegurar que los hombres no se convirtieran en una minoría de votantes como consecuencia del gran número de muertes durante la Primera Guerra Mundial.

Pankhurst transformó a la WSPU en el Women’s Party (Partido de mujeres). El nuevo partido estaba dedicado a promover la igualdad de las mujeres en la vida pública. En sus años de madurez, se mostraba preocupada por lo que ella percibía como la amenaza planteada por el bolchevismo y se unió al Partido Conservador. Fue elegida como candidata del Partido Conservador en Stepney en 1927.

Murió el 14 de junio de 1928. Pankhurst fue conmemorada dos años después con una estatua en el Jardín de la Torre Victoria, en Londres.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.