OSKA presenta ‘Mona Lisa, a girl’s best friend’ su joya de bedroom-pop

La cantante y compositora de indie-pop OSKA comparte el último adelanto de su debut de 12 canciones con el lanzamiento de Mona Lisa, a girl’s best friend. Esta joya de bedroom-pop es una cálida oda a su primera perra, Mona, e incluye una historia sobre la enfermedad de un miembro de su familia. Las melodías agridulces y las instrumentales de corteza fina construyen un mundo de ensueño catártico. Nos hace sentir capaces de enfrentarnos a los retos de la vida.

Mi tía abuela estaba muy enferma, pero sobrevivió diciendo que fueron mi familia, nuestros perros y las manzanas de nuestro jardín los que la sacaron adelante“, dice. “Años después, mi perra Mona murió inesperadamente, y eso me hizo pensar mucho en la vida y la muerte. En que lo único que podemos hacer es estar ahí para los demás.”

El próximo álbum de debut de OSKA está fuertemente influenciado por su educación y sus vínculos familiares. Más sabia que su edad, esta joven de 25 años examina el amor, la pérdida y el sentido del mundo que la rodea. Mona Lisa, a girl’s best friend se une a los anteriores lanzamientos Responsibility, Starstruck, Woodstock, Crooked Teeth y Lousy T-Shirt en su álbum de debut.

My world, My love, Paris saldrá el 25 de febrero a través de Nettwerk.

Conoce a OSKA

Creció en un pequeño pueblo de la Baja Austria y se trasladó a Viena a los 18 años para estudiar su primer amor: la música. Empezó a tocar en las calles y plazas de la capital mientras estudiaba canto pop y jazz.

Ella es menor de ocho hermanos. María creció en una familia numerosa donde la música inundaba todas las habitaciones de la casa. Su madre, también músico, llenó su casa con los sonidos de la guitarra, la  música irlandesa y el baile. A medida que crecía, María aprendió a tocar la guitarra por ella misma. Cuando salía de la escuela se iba corriendo a casa para escribir canciones. En sus inicios, sus mayores influencias fueron: Joan Baez, Regina Spektor, Jack Johnson, Kate Nash, Sara Bareilles e incluso la música tradicional irlandesa.

Como OSKA, María crea un mundo acogedor de melodías brillantes, ritmos, letras poéticas y dulces narrativas.

Firmó con Nettwerk en 2020 y lanzó su primer EP, Honeymoon Phase, con gran éxito de crítica. Las cinco canciones del álbum han acumulado más de 4 millones de streams en Spotify. Le valieron el premio XA Music Export en el Waves Vienna Festival 2020.

Ahora, en 2022, OSKA se enorgullece de presentar su álbum debut de larga duración: My world, My love, Paris.

El título del álbum, My world, My love, Paris, es un ansioso recordatorio de que el futuro del planeta nunca ha sido más incierto. Concebida cerca del comienzo de la pandemia, My World, My Love, Paris, como la canción que da título al álbum, cuenta la historia de una pareja que aborda un barco cuando el mundo llega a su fin. Mientras navegan, se preguntan unos a otros: “¿Podríamos haber hecho más de nuestras vidas?

En palabras de OSKA

Durante muchos años, hacer mi primer álbum fue lo más importante para mí. Probablemente por eso también tardé tanto en hacerlo. Siempre quise que fuera especial y a veces tenía miedo de que no me gustara dentro de cinco años o de que no pudiera identificarme con la música un tiempo después del lanzamiento.

Cada vez me doy más cuenta de que este álbum no tiene que ser perfecto ni todo lo que he soñado que sería. Es como una fotografía, algo a lo que mirar atrás, algo que me dio muchas alegrías. Canciones que me ayudaron a superar muchos momentos tristes. Es honesto y hay mucho amor, tiempo y trabajo en este disco.

OSKA. (c) Hannah Fasching.
OSKA. (c) Hannah Fasching.

Incluso lágrimas. Horas de ver a mi productor Alex editar las guitarras, las baterías y las voces, horas de cantar y esperar el momento adecuado para grabar la emoción adecuada para ser capturada, horas de escribir y dudar de mis habilidades, horas de paz absoluta y de fluir y amar el hecho de poder hacer esto.

Estoy de acuerdo con el hecho de que mi música cambie conmigo. Me alegra dejar ir estas canciones y que el álbum esté ahí fuera y se escuche. Me encanta que este álbum sea mi primer disco.”

My world, My love, Paris

Es obvio que la historia, la familia y el legado son las piedras de toque de la música de OSKA. El legado puede significar cosas diferentes para cada persona. Para algunos, el legado tiene que ver simplemente con los lazos de sangre. Para otros, se trata de tomar decisiones positivas que repercutan en las generaciones futuras. OSKA cree que el legado tiene que ver con ambas cosas.

Es un tema que se extiende a lo largo de su notable álbum de debut, My world, My love, Paris. En última instancia, es una instantánea de una joven que intenta dar sentido a su envejecimiento en una época cada vez más incierta.

Escucha Mona Lisa, a girl’s best friend en todas las plataformas digitales AQUÍ.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.