Pepe Carretero: bocados de realidad y sueño

Cristina Sierra

Pepe Carretero es pintor. Así es como le gusta que le describan. Aunque también es poeta. Lo de autodenominarse como artista plástico o creador le suena grandilocuente. La humildad es una de las características de Pepe Carretero en plena época del postureo.

Obra de Pepe Carretero perteneciente a la exposición Pinturas homoeróticas.
Obra de Pepe Carretero perteneciente a la exposición Pinturas homoeróticas.

Pepe Carretero es un pintor manchego, de Tomelloso (Ciudad Real), pero residente en Madrid. En su obra transita entre el mundo de los sueños y las pesadillas; entre los recuerdos y su realidad cercana. Una obra de vivencias, de color y de emoción. Una pintura que se come la vida a bocados.

Con Tomelloso, su pueblo natal, Pepe Carretero ha confesado en más de una ocasión que siente una relación de amor-odio. En cierto modo le gustaría salir mentalmente de allí, pero sus paisajes y esencia viven irremediablemente en su pintura. Es su refugio, su anclaje, su punto de partida. Un lugar de referencia para él y para su arte, pero también el espacio en el que sitúa el escenario de los dolores más profundos, los que dejan muesca.

La pintura de Pepe Carretero deja la grandilocuencia a un lado y se muestra cercana. De ahí que logre impactar casi sin pretenderlo como una flecha directa a las emociones. Una pintura que puede asemejarse a la poesía de la experiencia. El pintor sale de la obra, la observa desde fuera, pero, al mismo tiempo imprime en ella un sello autobiográfico inconfundible. En un mismo lienzo confluyen la realidad tangible, el mundo onírico, el autor y el personaje. El pintor y su doppelgänger presentes en la obra.

Pepe Carretero: la vida en estado puro

España es país de grandes pintores. Como dice Pepe Carretero, no de importantes corrientes, pero sí de grandes nombres. En la actualidad, Castilla-La Mancha es una de las cunas principales del Arte en España. Quizá con su máximo exponente en el realista Antonio López, también nacido en Tomelloso, del que Pepe Carretero es un gran admirador.

¿Qué tendrá ese lugar de la Mancha que invita a agarrar los pinceles? Quizá la eterna luz de las tardes calurosas de verano, o los extensos cielos que se confunden con los horizontes ocres. Azul, ocre y blanco. El caso es que Pepe Carretero es otro de los enormes pintores nacido en tierras manchegas.

Su pintura de emociones primarias conjuga los destellos mágicos de un momento concreto, con el poso que deja la familia. Los dolores pasados y las vivencias que se cuelan de forma mágica en ese espacio, entre el mundo de los sueños y la vigía. La pintura de Carretero es tan acogedora que te quedarías a vivir. Eso sí, no tendrías una vida apacible y tranquila. Detrás de cada trazo, de cada mezcla de color, de cada imagen, hay un elemento de sorpresa. La vida en estado puro, la vida que merece la pena vivir, con la dosis de emoción, magia e inquietud que te mantiene despierta y te saca de golpe de una vida acomodada, de esa sensación de entumecimiento mental imperante.

Obra de Pepe Carretero perteneciente a la exposición Pinturas homoeróticas.
Obra de Pepe Carretero perteneciente a la exposición Pinturas homoeróticas.

Pepe Carretero, el pintor de las emociones primarias

La pintura de Pepe Carretero es como comerse una sandia a bocados. Refrescante, sabrosa y jugosa, pero que te obliga a mancharte la boca y los dedos. No saldrás indemne de estos bocados de realidad, tendrás que mancharte la ropa de domingo y deshacerte de las imposturas. La pintura de Carretero merece ser mirada con la misma sinceridad con la que está pintada, con la misma pasión y atención con la que los pinceles recorren cada trazo. Una pintura peculiar y única.

Las imágenes que te mostramos en este artículo pertenecen a la exposición Pinturas homoeróticas de Pepe Carretero, expuestas con motivo del Orgullo 2021 en la Casa de Cultura de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

En esta colección de obras de Pepe Carretero miramos como voayers a través de la mirilla. Nos asomamos a escenas íntimas, a pinturas que nos hablan del placer desprovisto de corsés y ataduras. La libertad del placer, del disfrute de los cuerpos, del sabor de la piel. De encuentros fortuitos y ajenos a miradas indiscretas en el piso de arriba; de escenas antes y después del amor, de recuerdos que permanecen rebotando en la cabeza y necesitan ser plasmados en el lienzo. Pinturas que desprenden calor y libertad.

Pepe Carretero ha realizado numerosas exposiciones individuales, entre las que podemos destacar las muestras en el Museo Nacional Reina Sofía, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid o en Academia de Bellas Artes de Roma. También ha participado en numerosas exposiciones colectivas. En estos momentos expone en la Real Academia de España en Roma. Hasta el 12 de septiembre podrás ver su muestra La realidad de los sueños en la capital italiana.

La pintura de Pepe Carretero invita a mirar con atención, a sentir y a comerse la vida a bocados de realidad y sueño.

Imágenes: Xesco Simón.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *