Poesía urbana actual, cantautores y su impulso mediático en las redes sociales

Miguel A. Bernao

No podemos negar que en la actualidad y, apartando de esta ecuación, el paraguas protector de los ingentes hallazgos comerciales, el binomio cantautor-poeta, despunta con una frescura desmedida. Transitan de la mano desde hace ya un tiempo por los circuitos independientes de España.

Hay muchos ejemplos de este binomio tan bien avenido y que tanto éxito está teniendo en la actualidad en nuestro país. Diego Ojeda, Luis Ramiro, Marwan, entre otros, han conseguido convertirse en los cantautores independientes más seguidos de España. Y a su vez, en uno de los más destacados representantes de la llamada poesía urbana. Todo un fenómeno literario que ha propiciado que la lírica nunca haya vivido mejores tiempos en España que en la actualidad.

Es innegable que los tiempos han cambiado. De la misma manera que ocurre con, al menos, la exposición del verso ante el público, desde el siglo XX, la tecnología se ha encargado de convertir la poesía, en algo más que una sucesión de estrofas y figuras poéticas lanzadas al vacío. En la búsqueda constante de la emoción. La gente quiere algo más, desean ver, tocar y presentir. No conciben su espacio interior sin la reflexión social y el alegato hacia un entendimiento común, cambiando todo el algoritmo de  la poesía tradicional, ya no es solo una sucesión de palabras escritas.

Poesía y redes sociales

Ahora y gracias a la revolución de las redes sociales, el conocimiento y la «cercanía» de nuestros «mitos» está cada vez más cerca. Es esta cercanía, la que pone en funcionamiento la maquinaria del rápido descubrimiento y el correspondiente impulso mediático del hallazgo por parte de sus seguidores.

Y no queremos entrar a valorar la calidad de sus obras, no es nuestra misión, pero si mostraros lo rápido que el mundo cultural cambia, mientras, los llamados «poetas» se debaten sobre la calidad literaria de los textos publicados. Esto no es nada nuevo, pero conviene recordarlo, a la vez que entender que el cambio en la manera de entender el éxito conjunto de los actuales cantautores-poetas, son gracias al conjunto de sus obras y la rápida viralización de todos sus contenidos.

Hágannos caso, como titula Diego Ojeda a su último poemario «Esta historia ya no está disponible», así de rápido muta la poesía y la cultura.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *