‘Tierra quemada’ (2ª edición): corrupción y pobreza en la España del pelotazo

La semana pasada nos llegó una excelente noticia a la redacción de Las Furias Magazine. Desde Versátiles Editorial lanzan la segunda edición, limitada y revisada, de Tierra Quemada, excelente novela del autor vigués López Vilas. Un retrato imprescindible del chiringuito español de los años del ladrillazo, que dejó a tantas víctimas por el camino y del que aún no nos hemos recuperado.

Desde la editorial independiente confían en «seguir mostrando el terrible retrato de una época silenciada por la mayoría de la narrativa española, y que, en medio de una delicada coyuntura, resitúa e insufla un nuevo aire al realismo social patrio».

Puedes leer la crítica de Tierra Quemada AQUÍ.

Tierra quemada: una historia necesaria, un relato valiente

Tierra Quemada se presenta como un proyecto de riesgo, tanto por la crudeza y el trasfondo de su discurso, como por la valentía crítica y descarnada con que ha sido escrito. Una historia necesaria para dar voz al profundo deterioro de la salud democrática y la desigualdad que acucian a la sociedad española. Una historia que incita al lector a pasearse por los sótanos más tenebrosos y obscenos de la corrupción.

«La realidad que cuenta esta novela no es elegante ni sofisticada, no, es del color del hierro y del sudor, huele a días y noches sucesivos al borde del sumidero, sabe a cañerías y a sopa de sobre […] Como nos dice el autor, el vaso no está medio vacío ni medio lleno. El vaso está roto. Y alguien tiene que recordárnoslo de vez en cuando», apunta sobre la novela el escritor Adolfo Gilaberte.

Por su parte, el poeta y filósofo Diego Horschovski, añade: «Tierra Quemada habla de esa España que Galeano podría llamar la de los nadies. La España de los últimos. La España de los que pagan los platos rotos del señorío».

Portada de la segunda edición de Tierra quemada.
Portada de la segunda edición de Tierra quemada.

¿Quién es López Vilas?

Después de dar esquinazo a las ciencias empresariales y de toda una década dedicándose a la pintura tras su paso por la Escuela de Artes y Oficios de Vigo, López Vilas tuvo su primer encontronazo serio con la ficción durante un curso de guion cinematográfico.

Tierra quemada es su última novela. Ha sido preseleccionada en el XXVII Premio Andaluz de la Crítica 2021. En 2019, Versátiles Editorial publicó su poemario Lobo come lobo, primer volumen de la que ha bautizado como ‘Bilogía Obrera’ (preseleccionado en el XXVI Premio Andalucía de la Crítica 2020) y participó en los libros colectivos Todo esto era campo de Versátiles Editorial, y en Relatos de Viaje, perteneciente al XIV Concurso de Relatos de Viaje Moleskine 2019.

En 2009, Ediciones Idea publicó su poemario Recuerdos de la cisterna, y en 2007 fue finalista del Premio Joven de Novela de la Universidad Complutense de Madrid.

3 fragmentos destacados de Tierra quemada

“La ruleta del sistema tiene que seguir girando y la bola caerá en el casillero que tenga que hacerlo, aunque para ello (…) haya que deshacerse del croupier”. (Tierra quemada, López Vilas).

“El negocio era ambicioso, y terciaba una gran cantidad de dinero de por medio y dado que sus ramificaciones debían extenderse a otras áreas del Gobierno madrileño, todos aquellos que participasen tendrían que ser de la máxima confianza. Fue como agitar una pierna de cordero en un banco de pirañas”. (Tierra quemada, López Vilas).

Por España, por cojones. Para Facundo Salazar no existía nada más satisfactorio que el cumplimiento del deber y la fidelidad a la patria. El dinero que percibía tampoco estaba nada mal”. (Tierra quemada, López Vilas).

Imagen de portada: fragmento de una ilustración de @ManelVIZOSO.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *