·

Vive le cinéma!, explorando los límites del cine

Tabakalera inaugura Vive le cinéma!, una exposición que explora los límites del cine y presenta las creaciones audiovisuales de los directores de cine Dea Kulumbegashvili, Isaki Lacuesta, Lemohang Jeremiah Mosese y Jia Zhang-ke; cuatro cineastas que han adaptado su práctica habitual de hacer películas destinadas a una sala de cine para crear instalaciones cinematográficas en una sala de exposiciones.

La muestra es un proyecto que nace de la coproducción de Tabakalera con Eye Filmmuseum de Ámsterdam y la colaboración del Festival de San Sebastián. Se podrá ver desde el 9 de julio de 2022 hasta el 8 de enero de 2023 en la sala de exposiciones principal de la primera planta del Centro Internacional de Cultura Contemporánea.

Vive le cinéma!

En Vive le cinéma!, cada cineasta ha captado la luz y el sonido para abordar distintas temáticas: la vida y la muerte, lo político y lo cotidiano, y la presencia y ausencia del cuerpo. Además, el propio dispositivo cinematográfico se ha reinventado. Se ha aplicado una tecnología más propia de las prácticas artísticas para potenciar la experiencia fílmica.

Cada vez es más habitual ver películas en las salas de exposiciones o piezas audiovisuales en una sala de cine. También lo es ver resultados de la confluencia entre ambas disciplinas. De este cruce entre el cine y las exposiciones se genera una nueva relación espacio-tiempo.

En cuanto al espacio, porque lo estático y bidimensional de la pantalla de cine se transforma, en el espacio expositivo, en una experiencia tridimensional por la que transita el espectador. En cuanto al tiempo, porque no hay principio ni fin, ya que las imágenes en movimiento se proyectan en las salas expositivas de manera ininterrumpida.

De izquierda a derecha: Lur Olaizola, coordinadora de cine de Tabakalera, Maialen Beloki, subdirectora del Festival de San Sebastián, Clara Montero, directora cultural de Tabakalera, los cineastas Dea Kulumbegashvili, Isaki Lacuesta y Lemohang Jeremiah Mosese y Ane Agirre, responsable de exposiciones de Tabakalera. Imagen cortesía de Tabakalera
De izquierda a derecha: Lur Olaizola, coordinadora de cine de Tabakalera, Maialen Beloki, subdirectora del Festival de San Sebastián, Clara Montero, directora cultural de Tabakalera, los cineastas Dea Kulumbegashvili, Isaki Lacuesta y Lemohang Jeremiah Mosese y Ane Agirre, responsable de exposiciones de Tabakalera. Imagen cortesía de Tabakalera.

Redescubrir el cine más allá de la pantalla

La idea que vertebra la exposición es el redescubrimiento del cine y de la forma en que la luz y el sonido se extienden más allá de la pantalla. Las nuevas formas de “cine expandido”. De mirar, escuchar y experimentar. esas formas desempeñan un papel fundamental en las obras de los/as cuatro artistas que participan en la exposición.

De las cuatro propuestas que conforman la muestra, dos, las de Mosese y Jia Zhang-ke, fueron presentadas en el Eye Filmmuseum de Ámsterdam. Por su parte, las de Lacuesta y Kulumbegashvili han sido producidas expresamente para esta exposición.

Dea Kulumbegashvili

Dea Kulumbegashvili (Georgia, 1986) es considerada una de las miradas más interesantes del panorama cinematográfico actual. Su primer largometraje, Beginning (2020), se hizo con los 4 grandes galardones más importantes del Festival de San Sebastián en 2020. Fuertemente influenciada por la diversidad cultural, étnica y confesional de Georgia, sus películas buscan retratar las diferentes realidades de ese país a través de personajes donde los femeninos cobran especial interés.

Dea Kulumbegashvili.
Dea Kulumbegashvili.

Captives, la propuesta de Kulumbegashvili para la muestra, está diseñada como una instalación audiovisual inmersiva que invita al público a entrar en el espacio, profundamente íntimo, de un personaje en pantalla. La obra quiere cuestionar el significado de la representación, la relación entre lo humano y lo no humano. Así como la conexión entre estos dos modos de ser. En su esencia, la obra es un estudio sobre el acto de mirar. Explora la narrativa subyacente que surge entre el espectador en el espacio físico y la presencia del otro en la pantalla. El sonido adquiere una gran relevancia en la instalación. Ha sido desarrollada por Kulumbegashvili en una residencia artística realizada en el Espacio de Artistas de Tabakalera, con la colaboración del Festival de San Sebastián, a lo largo del año 2021.

Captives, de Dea Kulumbegashvili. Vive le cinéma!
Captives, de Dea Kulumbegashvili. Vive le cinéma!

Isaki Lacuesta

Isaki Lacuesta, ganador de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián por Los pasos dobles (2011) y Entre dos aguas (2018) es uno de los directores más importantes del cine contemporáneo a nivel internacional. En 2018 el centro Georges Pompidou de París le dedicó una retrospectiva completa y publicó un libro sobre él, Le cinéma d ‘Isaki Lacuesta (Brice Castanon y Sergi Ramos, ed.). Acaba de presentar su último largometraje, Un año, una noche (2022), en la Sección Oficial de la Berlinale.

Isaki Lacuesta.

En Vive le cinéma! presenta Prohibimos en España. Censuras, prohibiciones y denuncias en la España democrática (1977-2022). Una instalación que consiste en un cubo cubierto de espejos que deberá visitarse de manera individual. Donde se recogen cerca de un centenar de casos de censura y prohibición de ideas e imágenes en España. En paralelo, el sonido de la sala ofrece las respuestas de 26 músicos a la pregunta: «¿Puedes cantarme alguna cosa que no se pueda cantar en España?». Responden a la pregunta músicos como Albert Pla, Christina Rosenvinge, Fermín Muguruza, Gran Wyoming, Kiko Veneno, La Basu y Soleá Morente, entre otros.

Prohibimos en España. Censuras, prohibiciones y denuncias en la España democrática (1977-2022), Lacuesta.
Prohibimos en España. Censuras, prohibiciones y denuncias en la España democrática (1977-2022), Lacuesta. Vive le cinéma!

La obra se plantea como una cartografía de la prohibición y de sus imaginarios porque, en opinión de Lacuesta, no hay mejor forma de entender una sociedad que la de atender a todo lo que se niega a sí misma.

Lemohang Jeremiah Mosese

Lemohang Jeremiah Mosese (Lesotho, 1980) es una de las voces más innovadoras y prestigiosas del cine africano actual. Pertenece a una generación de cineastas cuyo trabajo cuestiona los estereotipos que rodean al cine del continente y desarrolla un nuevo imaginario visual para contar sus historias.

Lemohang Jeremiah Mosese

En sus películas, Mosese suele procesar sus propios recuerdos de la infancia e investiga cómo las religiones originarias de Europa influyen en las sociedades postcoloniales. Su trabajo se muestra dentro de los espacios “blancos”, pero tiene poco que ver con la blanquitud y más con la africanidad y la negritud.

En su pieza Bodies of Negroes. I Will Sculpture God, Grim and Benevolent, Mosese vuelve a su tierra natal, Lesotho, para celebrar la belleza de los cuerpos femeninos negros desde una perspectiva sensorial en la que el espectador se adentra gracias a las seis pantallas de las que se compone la instalación presentada en la exposición. En las pantallas vemos a 11 hijas negras que cuidan de su madre moribunda. Vemos cómo le lavan la cara, el cuerpo, los pies. Sin embargo, cuanto más lavan a su madre, sus acciones van tomando más forma de rituales, que se convierten en una manera de limpiar sus propias transgresiones.

Bodies of Negroes. I Will Sculpture God, Grim and Benevolent, Mosese.
Bodies of Negroes. I Will Sculpture God, Grim and Benevolent, Mosese.

Jia Zhang-ke

Jia Zhang-ke (China, 1970) representa la voz del cine independiente chino en la actualidad. En 2015 fue galardonado con el Premio del Público de la 63ª edición del Festival de San Sebastián por su película Shen he gu ren/Mountains May Depart (Más allá de las montañas). En 2017 inició el Festival Internacional de Cine de Pingyao y en 2019 fundó el Festival de Literatura de Lüliang.

Jia Zhang-ke
Jia Zhang-ke.

Zhang-ke participa en Vive le cinéma! con Close-Up una intervención multipantalla basada en la ubicuidad de las cámaras de vigilancia. En la China contemporánea, todos los rincones de las ciudades o de los pueblos están llenos de cámaras de vigilancia CCTV. Casi no hay puntos ciegos en los espacios públicos. Estas cámaras se llaman “ojo del cielo” y son el mayor productor de imágenes. Sin embargo, los individuos se vuelven “inespecíficos” e “insignificantes” entre esas imágenes de vigilancia de gran angular.

En Close-Up, cuatro cámaras escanean una intersección de tráfico con un gran flujo de movimiento de personas, mientras que una quinta se centra en un hombre herido. Lo que empieza siendo un plano general se convierte en un primer plano que permite que las personas visitantes puedan seguir la historia de este individuo, y ver cómo las cámaras observan, controlan, constriñen, encuadran y dirigen, al mismo tiempo, la mirada del público a la exposición.

Close-up, de Jia Zhang-ke.
Close-up, de Jia Zhang-ke.

El director contrapone la sobreabundancia de imágenes de vigilancia con la mirada del cineasta sobre una sola persona. Jia Zhang-ke reivindica la capacidad del cine para una observación cercana del individuo y, con ello, de la condición humana.

Irati Gorostidi y Maider Oleaga

Como introducción a las cuatro instalaciones, la exposición ofrece vídeo-ensayos sobre las filmografías de cada artista. En el caso de Kulumbegashvili y Lacuesta, las autoras de los vídeo-ensayos han sido las cineastas vascas Irati Gorostidi y Maider Oleaga. Ellas han creado sendas piezas audiovisuales en torno a la forma de hacer cine de los dos directores.




Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.