‘Bombay Begums’: no tan empoderado, pero interesantemente retorcido

Jesús Santaella

Bombay Begums nos muestra la lucha por lograr y mantener el poder de cinco mujeres dispuestas a traicionarse. Estrenada en Netflix el ocho de marzo y censurada en India pocos días después, esta serie de solo seis episodios promete mostrarnos el borde oculto de una sociedad patriarcal.

En el contexto de una nación que lucha para abrazar la modernidad sin dejar de lado sus tradiciones, con el desafío añadido de tener que balancear dos religiones altamente susceptibles. En Bombay Begums nos encontramos con cinco mujeres en diferentes etapas de su vida. Todas ellas se enfrentan a situaciones muy complejas mientras intentan superar las limitaciones que les impone la sociedad.

Fotograma de Bombay Begums, serie de Netflix.
Fotograma de Bombay Begums, serie de Netflix. Imagen: ©Netflix.

Bombay Begums: cómo puede cambiarnos la ambición

Esta serie muestra cómo la ambición por el poder y una vida mejor cambia a las protagonistas de manera radical. ¿Cómo? Pues haciéndolas más despiadadas, en muchos casos, respecto a sus contrapartes masculinas.

Vemos actuaciones muy convincentes que logran atraparnos en las circunstancias, a la par que intentan darnos una pequeña muestra de la ‘realidad’ del Bombay moderno. El entorno en que se desarrollan estas historias demuestra claramente la intención de la productora por transmitir la sensación de poder que se requiere en una serie de este calibre. Aunque eso sí, las escenas en la oficina son escasas.

¿Demasiado cerca del límite?

Plasmar historias con un alto grado de realismo siempre lleva a mostrar situaciones cuestionables, que muchas veces van más allá de lo que la sociedad y la ley están dispuestas a permitir.

Este tipo de series tienden a mostrar ese lado feo de nuestra sociedad que, aunque resulta muy real, no aporta ningún mensaje positivo para las nuevas generaciones, generando un mayor control por parte de las organizaciones reguladoras de contenido.

Con escenas donde aparecen menores de edad en un entorno de alcohol y drogas, que aparentemente son la norma, más la trivialización de la moralidad según qué circunstancias. Bombay Begums certeramente logró la atención de la organización reguladora india (y no de buena manera) hasta el punto de tener que ser retirada en el país.

No hay duda de que es una serie con mucho potencial, aunque, lamentablemente, al tocar tantos temas no logró profundizar en ninguno adecuadamente sintiéndose en algunas secuencias demasiado trivial para las expectativas que había generado. Aun así, es una fenomenal producción que seguro hay que ver, eso sí, sin niños o niñas cerca…

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *