“Daddy”, el esperado regreso de Emma Cline (Las Chicas)

10 relatos que reafirman el éxito de su debut con "Las Chicas".

Emma Cline, escritora que deslumbró al mundo literario con Las Chicas (The Girls, 2016), regresa con otro excelente retrato sobre los no-problemas del primer mundo. Daddy: Stories es su nueva propuesta. 10 relatos que abordan con maestría las inseguridades, miedos y preocupaciones de la clase media-alta estadounidense con un halo que recuerda al movimiento #MeToo.

Ha llegado lo nuevo de Emma Cline, autora de Las Chicas

Si leíste Las Chicas en 2016, es muy probable que te quedases con ganas de leer más a Emma Cline (Sonoma, California, 1989). Pues estás de enhorabuena, ya que acaba de publicar Daddy: Stories: 10 relatos que ponen sobre el papel su perspicaz y personal mirada acerca de las preocupaciones de las sociedades acomodadas. Una delicia para quienes esperábamos ansiosas la continuidad literaria de esta joven autora, de 31 años, que ya está más que consolidada.

La escritura descriptiva es uno de los fuertes de Emma Cline. En este caso, narra en tercera persona un conjunto de historias que comparten un estilo fresco, despreocupado, pero con profundidad.

Con lo que hemos podido leer, podemos decir que son historias que dejan poso, que se leen con fluidez, pero que mantienen un zumbido de fondo, que no interfiere en el trascurrir del relato, pero que mantiene una tensión constante. La fluidez del relato contrasta con ese martilleante ruido. El ruido de la banda sonora de una sociedad acomodada, letárgica y sumida en la pasividad y la anarquía emocional de sus vidas de catálogo.

Emma Cline, autora de “The Girls” y “Daddy”.

Cline se centra en el después de los hechos traumáticos, no en el trauma en sí mismo. No culpa a sus personajes, ni es moralista. Únicamente pone un espejo ante el que vemos las consecuencias de sus actos. También puede interpretarse como un libro post- Me Too, tal y como han publicado algunos medios estadounidenses, en el que se muestra la delgada línea que separa a los depredadores y las víctimas.

En este conjunto de relatos de Cline encontramos Marion, la historia que recibió el Premio Plimpton de The Paris Review en 2013 y que, en parte, sirvió como punto de partida para su posterior novela Las Chicas. También se suman a esta historia relatos ambientados en Hollywood como Son of Friedman o Menlo Park, y las sorprendentes Arcadia y A / S / L.

Si buscas lectura, esta es una buena opción para despertar las neuronas adormecidas por horas de televisión y coronavirus. De hecho, será uno de los libros estrella del otoño. Por lo que hemos podido ver, de momento no está disponible en castellano, pero lo estará pronto. Puedes leerlo en su idioma original (inglés) o escoger algunas de las traducciones que ya están disponibles.

Para ir abriendo boca, si no lo has hecho ya, puedes leer Las Chicas para adentrarte en el trabajo de esta autora bestseller nada convencional. Te cuento un poco más de su novela debut, Las Chicas a continuación.

 “Las chicas” del rancho cuentan la historia de Charles Manson

Verano de 1967. California. El verano del amor. Psicodelia, drogas, amor libre, música al aire libre, meditación, sexo por aquí y por allá… Las calles de San Francisco tomadas por jóvenes ávidos de reivindicar que la vida, el mundo, los adoquines bajo sus pies, les pertenecían. Quisieron crear un mundo nuevo, antibelicista y embriagado de amor. 75.000 jóvenes en las calles de la ciudad de la bahía, marcando las nuevas directrices de un anhelado nuevo mundo que nunca fue.

Y en todo este universo, en el despertar de una supuesta nueva sociedad, merodeaba Charles Manson. Un cazador de almas perdidas (la “encarnación del mal” como después se constató) en busca de quienes necesitasen un guía y estuvieran predispuestos a repetir en mantra sus ideales tergiversados; jóvenes, adolescentes en su mayoría, en busca de una vida lejos del mundanal ruido.

La historia de Charles Manson y su comuna-secta, su magnetismo y poder de seducción, ha sido contada una y mil veces. También el fatal desenlace de todo aquel ecosistema putrefacto en el que se convirtió la vida en el rancho-comuna, y la conmoción que supuso el Caso Tate-LaBianca (asesinato múltiple perpetrado por integrantes de la Familia Manson en agosto de 1969).

Ellas son las protagonistas

La novela Las Chicas, de Emma Cline, posa la mirada en ellas, en las chicas del rancho que acompañaban a Charles Manson. Pero no lo hace con la mirada complaciente de quien se compadece de las adolescentes que poblaban la comuna. En el libro encontramos un retrato de las relaciones entre ellas, que son las que toman el protagonismo. Conocemos su vida en ausencia del gurú, sus universos compartidos y personales, sin que Manson, (en la novela, el personaje de Russell) interfiera. El gurú es aquí una mera comparsa.

Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten de la llamada “Familia Manson”. 
Foto: George Brich / AP Images

Evie Boyd es la protagonista y narradora omnipresente. Descubrimos la historia en dos tiempos distintos. Conocemos a Evie en la piel de una adolescente en 1969, pero también, y años después del horror, como mujer en la época actual.

En 1969: vemos (porque la narrativa de Cline se contempla a la perfección) como Evie ansía la felicidad y la libertad con la que pasean Suzanne y las otras chicas al cruzar el parque, como desea con todas sus fuerzas escapar de su vida acomodada e insulsa. La forma en la que vive su despertar en el rancho, asistimos a la vida detenida en la comuna, a la putrefacción lenta y agónica de la comunidad y al despertar de una rabia incontrolable e irracional.

En la época actual: una mujer temerosa y marcada por su pasado que pasa los días, prácticamente recluida, en la casa de la playa de unos amigos. Una visita inesperada le obliga a recordar lo que ha intentado enterrar en su memoria.

Un libro con personajes femeninos poliédricos. Un retrato de la amistad femenina desde la visión adolescente que debe enfrentarse a un cúmulo de inseguridades y miedos, especialmente cuando hablamos de la mujer.

Hace tiempo que se habla de la llegada de Las Chicas al cine. El reputado productor Scott Rudin (No es país para viejos o Steve Jobs) compró los derechos de la novela antes de que se publicase. Los detalles del proyecto están por confirmar.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.