Greta Van Fleet y su rock setentero vuelve con ‘The Battle at Garden’s Gate’

Jesús Santaella

Cuando una banda como Greta Van Fleet toma el mundo por asalto y se vuelve popular en sus lanzamientos iniciales, el mundo los mira como halcones para ver qué van a hacer a continuación y si pueden estar a la altura de las expectativas.

Esto les ha sucedido a muchas bandas a lo largo de los años, y ahora es el momento de que Greta Van Fleet, la banda de Michigan, nos muestra si está a la altura de estas expectativas.

Greta Van Fleet es una banda amada y odiada por igual por críticos y fanáticos del rock clásico. Ha ganado premios Grammy, pero también es rechazado como poco más que un tributo a Led Zeppelin. Este es un camino difícil de recorrer.

Greta Van Fleet
Greta Van Fleet.

Su última oferta, The Battle at Garden’s Gate, entusiasmará simultáneamente a sus fanáticos, pero hará poco para convencer a sus críticos.

The Battle at Garden’s Gate: intensidad sin variedad

Las cosas comienzan con fuerza con las primeras partes del álbum, especialmente en My Way, Soon por su energía y nostalgia que invoca sentimientos, casi creando falsos recuerdos de la vida en los años 70.

Se siente bien y muestra la diversidad en el estilo y el sonido de la banda. Esta parece ser la única pista del álbum que mantiene este ritmo enérgico.

Musicalmente, el sonido se siente repetitivo, el único equilibrio real proviene del contenido lírico. Solo hay unas pocas veces a lo largo del álbum que ofrecen algo realmente diferente, Stardust Chords es un excelente ejemplo, de otra pista destacada llena de vitalidad.

Pero, el resto del álbum de Greta Van Fleet carece de emoción y está lleno de momentos que no parecen funcionar bien juntos.

Con este álbum, buscábamos algo más Greta Van Fleet. Pero la mayoría de las canciones, especialmente hacia las últimas partes del álbum como Caravel, The Barbarians y Trip The Light Fantastic, suenan casi idénticas entre sí.

Este álbum es una decepción, para una banda que tenía tanta anticipación para entregar algo excepcional. Dentro de un subgénero en el que abundan las bandas, es clave mantenerse en la cima de su juego y, desafortunadamente, Greta Van Fleet no ha cumplido la promesa que esperábamos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *