‘Las leyes de la frontera’: “sobrevivir en los márgenes”

Daniel Monzón adapta la novela homónima de Javier Cercas. Las leyes de la frontera estaba nominada a seis categorías en los Goya 2022, de las que se ha llevado cinco premios: Mejor guion adaptado (Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría); Mejor maquillaje y peluquería (Sarai Rodríguez, Benjamín Pérez, y Nacho Díaz), Mejor diseño de vestuario (Vinyet Escobar); Mejor dirección artística (Balter Gallart) y Mejor actor revelación para Chechu Salgado. Una representación auténtica del cine quinqui español. Estrenada recientemente en Netflix, y rápidamente situada entre las más vistas de la plataforma.

La cámara sigue de espaldas a un hombre que camina hacia un edificio. Lo observamos sentado mientras lee unos documentos. Se intuye por los comentarios y escenografía que están esperando para visitar a alguna persona encarcelada. Se oyen unos primeros acordes de guitarra mientras el personaje lee una carta que comienza: “Hola Gafitas…”. De repente, la música extradiegética se interrumpe por el sonido de un niño que parece asfixiarse con un caramelo. De forma brillante se enlaza este momento con el pasado del personaje que se acaba de presentar. Una gran elipsis temporal tiene lugar. A través de un flashback, la audiencia viaja al pasado para conocer la historia del protagonista desde el inicio.

Una aportación excelsa al cine quinqui  

Daniel Monzón sigue el precedente de directores como Eloy de la Iglesia o José Antonio de la Loma. Ambos, exponentes del cine quinqui. Este género cinematográfico se caracteriza por una historia protagonizada por un grupo de amistades. Jóvenes que están inmersos en la delincuencia. Comúnmente contextualizado en los años 70 y 80. Época en España caracterizada por la pobreza y el uso de las drogas.

El Vaquilla, El Torete y el Club de Fans del Seat 1430.
El Vaquilla, El Torete y el Club de Fans del Seat 1430.

Tras la salida de una férrea y longeva dictadura, el país se halla inmerso en una gran crisis política y social. Los estratos más bajos de la sociedad recurren a los hurtos para poder sobrevivir. Del mismo modo que acuden a las drogas para poder tolerar la situación. Todas estas particularidades se reúnen en la última cinta de Daniel Monzón.

Las leyes de la frontera encaja a la perfección en este género cinematográfico. El triángulo protagonista se compone de Tere, Zarco y Nacho. Este último se inicia por casualidad en la delincuencia. Un joven de clase media, que sufre acoso escolar. Un día conoce a Tere, interpretada de forma sobresaliente por Begoña Vargas. Una joven atractiva, decidida y astuta. Su atracción por ella y la desesperación por el acoso, funcionan como detonante para sus inicios en la delincuencia. Junto a Tere, y siempre con ella está Zarco, el líder del grupo. Interpretado por el premiado como Mejor actor revelación Chechu Salgado.

Tere, Zarco y Nacho en Las leyes de la Frontera.
Tere, Zarco y Nacho en Las leyes de la Frontera.

Con esta premisa, se desarrolla una trama de delincuencia que va evolucionando progresivamente. Progresión que está cuidada de forma brillante. Desde el esbozo de la situación y circunstancias hasta el comienzo de la acción más trepidante. Una cadencia más acelerada precedida por una más pausada y contemplativa. Combinación perfecta para cerrar un filme redondo.  

Una escenografía, vestuario y banda sonora impecables

La contextualización histórica no es señalada a través de títulos. Es la magnífica escenografía y vestuario la que ubican a la audiencia. Junto a comentarios sobre acontecimientos históricos conocidos. Incluso las tazas de duralex trasladan a la audiencia de forma sencilla a la época de los años 70. La ropa y estilismo de la época también se diseñan de forma precisa. Ambientando y situando a la audiencia de forma clara.

La música es otro de los aspectos mejores cuidados de la cinta. El grupo de rock andaluz Derby Motoreta’s Burrito Kachimba se encarga de la banda sonora. Consiguiendo incluso una nominación a Mejor Canción Original en los Goya 2022. Un grupo que autodenomina su música con un estilo kinkidelia. La música es uno de los aspectos esenciales de una obra cinematográfica. En el caso de Las leyes de la frontera, este rasgo también destaca como exquisito y acertado.

Tere, la única mujer protagonista y dueña de su propia vida

Es complicado encontrar una película ambientada en los años 80 con perspectiva de género. En el caso de Las leyes de la frontera, se incorpora incluso el discurso feminista abolicionista de forma natural. La aparición de las prostitutas sitúa también a la audiencia en un contexto histórico real. Contexto además que estaba protagonizado por el movimiento de liberación sexual. Sin embargo, Daniel Monzón tiene la habilidad de representarlas con perspectiva de género. Añadiendo incluso un comentario de Tere que sirve como crítica hacia la mercantilización del cuerpo de la mujer.

Begoña Vargas es Tere en Las Leyes de la frontera.
Begoña Vargas es Tere en Las Leyes de la frontera.

Tere, la única mujer protagonista del filme, es también protagonista de su propia vida. El director, además, juega constantemente con los prejuicios de la audiencia. Las relaciones románticas están para ella en un segundo plano. Su principal objetivo es sobrevivir a costa de todo. La mujer no se queda esperando fuera mientras son los hombres los que roban un banco. Ni la mujer está por debajo de sus compañeros. A pesar de ser la única mujer del grupo, es tratada del mismo modo que los demás.

La trama principal y la entrada de Nacho en el grupo se ven influenciadas por su atracción por Tere. Pero esto no se consigue a través de la cosificación de ella. No es solo un cebo. Ella es dueña de sus propias decisiones.

Las leyes de la frontera.
Las leyes de la frontera.

La hermana de Nacho, aunque no es protagonista, también se representa de forma correcta. Una mujer que habla en su casa sin tapujos. Que critica y ordena a su hermano sin dudarlo. Y que también parece ser dueña de su vida y sus propias decisiones.

De este modo, Las leyes de la frontera se sitúa en una muy buena posición. Pero no solo entre las películas con mejor guion adaptado o con mejor canción original. Sino que se incluye entre las, todavía escasas, películas con perspectiva de género. Películas donde se encuentra una adecuada representación de las mujeres. Porque tras la dictadura de Franco varios estratos sociales quedaron estancados en la crisis. Relegados a los márgenes. Y la cinta de Monzón esboza de forma brillante los diferentes colectivos que la sufrieron. Su forma de sobrevivir. E incluso su forma de imponer sus propias leyes.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.