¿Por qué no le gustó el final de ‘El Juego del Calamar’ a LeBron James?

Esta semana no he tenido tiempo de ver una película… Sin embargo he visto los 9 capítulos de El Juego del Calamar

Qué ganas de que hagan la versión española de la serie: “Jugar a Matar” (tal vez demasiado obvio)… “Churro mediamanga mangotero”… o… “El TETO”.

Con el tremendísimo éxito de El juego del calamar… nos llegan muchísimos efectos colaterales…

Por un lado los cinéfilos amargados que os dirán que ellos habían descubierto el cine coreano mucho antes de esta serie, mucho antes del éxito en taquilla, Oscars y Palma de Oro de Parásitos… Que casi ellos descubrieron el cine coreano a Occidente… ¡Que casi descubrieron el cine coreano a Corea!…

Además, el éxito de esta serie también nos traerá a cinéfilos amargados diciendo que las distopías concursantiles (¿Qué pasa?, soy crítico de cine, puedo inventarme palabras), que las distopías concursantiles como crítica a la sociedad capitalista en la que el dinero manda. Que la gente hace lo que sea por dinero y la violencia es un espectáculo para las clases altas no se han inventado ahora: Battle royale, Los Juegos del Hambre o el Grand Prix del Verano con Ramón García.

Takeshi Kitano en Battle Royale.
Takeshi Kitano en Battle Royale.

Pero el éxito de esta serie también nos traerá efectos colaterales positivos como cinéfilos felices que os dirán que el cine coreano ya se merecía este éxito después de años del buen hacer de autores como Bong Joon-ho, Park Chan-wook, Kim Ki-duk… Y también cinéfilos felices de añadir buenos títulos distópicos concursantiles como crítica a la sociedad capitalista en la que el dinero manda, la gente se mata por él y la violencia es un espectáculo bla bla bla…

Y si todavía no estáis convencidos de si verla o no… Os informaré de que varias “Asociaciones de Madres y Padres” de colegios, e incluso profesores, piden que los niños no vean la serie ¡porque empiezan a jugar al Juego del Calamar a la hora del recreo!  Y esa noticia es la prueba de que la serie funciona, de que se ha convertido obviamente en fenómeno, eso no lo voy a descubrir yo ahora… Y que a lo mejor, dependiendo siempre del adolescente en cuestión, lo mejor que puedes hacer es ver la serie con él o ella, y que así no se le escape las notas entre líneas de esta serie sobre un sistema capitalista en la que el dinero manda, aprieta y sí, también ahoga.

Por si todavía alguien no la ha visto: ¿de qué va El juego del calamar?

La serie por eso va a lo fácil… Te ponen sus giritos… y no giritos que te los ves venir… No, no.. de esos que te sorprenden, redefinen a los peronajes y te dejan con el culo torcido… Eso es ir a lo fácil. Por ejemplo, ¡atención SPOILERS! pero calma, spoilers de esos chiquitines, de los que están al principio de esta serie de 9 episodios…

En el primer episodio, al prota, que va mal de dinero y es un bala perdida, aunque no tenga malicia, lo llevan a concursar a unos juegos secretos donde el ganador se llevará un montón de dinero… Pero si pierden, lo “eliminan”… Y “eliminado” significa muerto… De lo que se enteran en medio de la primera partida… Entonces piensas, estos malos son muy malos, son unos tramposos… Pero de repente sorpresa… hay una condición en la que si los jugadores vivos, votan y acuerdan irse a casa… se van todos a casa (incluso los que votan quedarse)…

El juego del calamar.
El juego del calamar.

Y entonces votan, y el último voto es el que va a desempatar, y el voto depende de una persona que sabes que está enferma terminal y tampoco tiene un céntimo…. Y cómo vivimos y somos de este mundo, pensamos, mierda, otra vez la democracia va a fallar… Porque además es el capítulo 1 y la serie se llama El Juego del calamar, has visto los trailers y te quedan 8 capítulos por delante… Pues el hombre… vota irse, y en el capítulo 1, todos se van a casa. ¡Todos se van a casa! Pero a la vuelta, la realidad sigue siendo la que era… Así que en un segundo giro de guion… TODOS LOS PERSONAJES VUELVEN VOLUNTARIAMENTE AL JUEGO DEL CALAMAR… Y ahí es cuando te quedas… con el culo torcido.

Y así toda la serie, protagonizada por un grupo de actores… que han venido a demostrar que se puede hacer un producto sin estrellas mundiales. A ver, son estrellas en su país, pero para todos aquéllos productores, que te dicen que en tu película hace falta una estrella conocida para venderla y que atraiga al público… ¿Cómo explicáis este fenómeno en el resto del mundo? ¿Eh?

Pues hablando de ese principio, en el que disculpad, he desvelado algún spoiler, pero no pasa nada, porque era chiquinín y estaba ahí, nada más empezar… ¡HABLEMOS DEL FINAL! Ojo, SPOILER y gordito… Si no paras ahora, te vas a enterar… ¡El juego lo gana… ¿seguís ahí?

EL JUEGO LO GANA…

Tendrás que ver el vídeo y suscribirte que a lo mejor no es el que esperas o crees que gano…

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.