‘Surge’ (2020) el modesto y colérico joker británico

Miguel A. Bernao

Visto y no visto, así nos presentó la plataforma FILMIN, Surge, el arrebato frenético del callado y tímido Joseph (Ben Whishaw) un vigilante de seguridad del aeropuerto de Stansted (Londrés), donde trabaja como miembro de seguridad.

Es el debut cinematográfico del director de televisión Aneil Karia quien ha dirigido episodios de programas de televisión más atrevidos como Top Boy y Pure en el Reino Unido. Su filmografía cuenta ya con varios cortometrajes galardonados y con un puesto de dirección en la serie de Netflix, Top Boy.

Centrándonos en el film, nuestro protagonista, se trata de un personaje solitario, que deambula por la ajetreada terminal. La trama no es el punto fuerte de la película, que se sustenta gracias a la actuación prodigiosa de Ben Whishaw. A pesar de la naturaleza incansable y trastornada de Joseph, logra que empaticemos con el personaje.  Por todo esto, no es de extrañar que el intérprete se llevase el premio a mejor actor tras el estreno de Surge en Sundance.

Surge. Ben Whishaw a la derecha.

Surge. Viaje a la autodestrucción

La película, que también pudimos ver en el Sitges Film Festival de este año, nos hace recordar, con nostalgia Un día de furia (1993), interpretada por Michael Douglas, si bien Surge, esconde malintencionadamente los motivos por los que el protagonista da rienda suelta a su expresiva y morbosa caracterización del mal. El legado de la película nos deja un a visceralidad muy marcada y acuciante, y aunque, le cuesta encontrar el tono y el ritmo, es lo suficientemente fascinante para dejarnos atrapar por su singularidad y la gran interpretación de un desatado y enfermizo, por momentos, Whishaw.

Una pena que el guión no escarbe más a fondo, ciertamente, los actos son propiciados por algún motivo y aunque el film deja a la imaginación muchos de ellos, se hace necesario entenderlos. No obstante, a pesar del inconsistente argumento, es un placer dejarse llevar por el film, que nos proporciona escenas donde, el simple motivo de asomarnos a la mente fracturada de Joseph, proyecta en nosotros una realidad más que creíble y real.

Lo mejor de Surge, sin lugar a dudas, es la conexión y lo fácil que resulta conectar con el protagonista, en esa búsqueda constante de la liberación personal y la ruptura con todas las reglas macadas, para, a fin de cuentas, sentirse libre y liberado del abrupto y monótono presente que se muestra a lo largo de todo el film.

Muy recomendable [email protected], nosotros la hemos visto y nos ha dejado un gran sabor de boca. ¿La habéis visto? ¿Qué os pareció? Contadnos aquí abajo.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *