Trentemøller vuelve con, ‘Memoria’, su sexto álbum

15 años después de que el aclamado compositor, músico y productor danés Trentemøller lanzara su hito de debut The Last Resort, se ha anunciado el lanzamiento del nuevo y sexto álbum, Memoria, para el 11 de febrero de 2022 en su propio sello, In My Room.

En marcado contraste con el anterior álbum de estudio, Obverse (2019), Memoria pretende y casi exige, ser presentado en los locales y festivales en vivo que todos hemos estado anhelando durante estos dos últimos años.

Nueva banda y puesta en escena

Además de una emocionante colaboración en el diseño de escenarios y luces con el legendario diseñador de iluminación Leroy Bennett (que ha trabajado con Nine Inch Nails, Prince, Lady Gaga, Paul McCartney, etc.), a Trentemøller se le unirá en el escenario una banda totalmente nueva formada por cuatro músicos cuidadosamente seleccionados.

La solista islandesa Disa (voz y guitarra), que posee exactamente la voz etérea que Trentemøller ha estado buscando para interpretar las inquietantes melodías vocales de Memoria.

Silas Tinglef (batería), que está publicando música como 2nd Blood, cuyo primer EP ha sido producido y mezclado por Trentemøller y publicado en In My Room.

Brian Batz (guitarra), el hombre detrás de la banda de dreampop/shoegaze Sleep Party People.

Y Jacob Haubjerg (bajo), quien lleva mucho tiempo tocando con bandas como Sleep Party People y Savage Rose. También publica música en su proyecto de indiepop/post-punk Luster.

Trentemøller presentará en directo Memoria en una gira europea de 21 fechas entre las cuales figura la del 15 de marzo en la sala Razzmatazz de Barcelona.

Memoria, de Trentemøller
Memoria, de Trentemøller

La memoria de Trentemøller

Anders Trentemøller, de Copenhague, ha sido respetado durante mucho tiempo como creador de melodías extraordinariamente memorables y de exuberantes paisajes sonoros. En la última década ha recibido los merecidos elogios por ser también un productor con pocos rivales.

Mientras que muchos artistas siguen un patrón de invención y reinvención, el arco de Anders ha sido una serie de puntos a lo largo de la misma curva. Jugando a la larga, con cada lanzamiento representando el siguiente capítulo de una serie en constante evolución.

A menudo se exploran los contrastes y las paradojas, como se reconoce en el título de su último álbum, Obverse. Otros temas pueden girar en torno a la reminiscencia y el recuerdo, pero evitando la nostalgia.

Su próximo álbum, Memoria, profundiza en los cinco cánones de la narración, que también incluyen la inventio, la dispositio, la elocutio y la pronuntiatio.

En 2006, tras una serie de EP, Trentemøller publicó su innovador álbum de debut, The Last Resort. Este hito de la música electrónica, que encabezó merecidamente varias listas de final de año, dio a conocer su trabajo a un público mucho más amplio.

Desde que formó su primera banda de directo en 2007, Trentemøller se ha embarcado en múltiples giras mundiales. Ha actuado en casi 500 conciertos, agotando regularmente las entradas. Los tres álbumes de estudio que siguieron, Into The Great Wide Yonder (2010), Lost (2013) y Fixion (2016), salieron a la luz con su propio sello, In My Room.

Trentemøller también ha recopilado múltiples compilaciones. En los últimos años, Trentemøller ha remezclado música de Tricky, Savages, A Place To Bury Strangers, The Soft Moon, UNKLE, Depeche Mode, Pet Shop Boys, The Knife y Franz Ferdinand (que fue nominado a un Grammy) sumándose a una lista de más de 100 proyectos anteriores.

Una carrera electrónica

Into the Great Wide Yonder, de 2010, continuó donde lo había dejado The Last Resort. Centrándose más en las texturas de suspense, tensión, liberación e influencias noir.

En 2013, Lost amplió aún más las cosas, capturando realmente las cualidades atmosféricas y oscuramente románticas que caracterizan la música del artista danés.

El asombrosamente maduro Fixion fue lanzado en 2016. Mostrando la inclinación del artista por la experimentación, los polirritmos y la creación de mélanges de sus muchas influencias e inspiraciones. A veces revelándose suavemente, otras veces desafiando al oyente, las pistas comparten el hilo conductor del estilo único de Trentemøller, que desafía el género.


El álbum Obverse de 2019 se concibió inicialmente como un álbum instrumental. Sin estar sujeto a la regla de que tendría que ser interpretado en directo.

Utilizando esta noción liberadora como punto de partida, Trentemøller persiguió todas las ideas y exploró todas las tangentes. Al final, se decidió que la mitad de las canciones podían ser cantadas.

Anders, que no es ajeno a trabajar con cantantes femeninas fuertes, volvió a llamar a colaboradores, viejos y nuevos. Volvió a reclutar a Lisbet Fritze y Jenny Lee. Además de añadir a Lina Tullgren y a Rachel Goswell, de Slowdive, a la mezcla.

Sincronizándose consigo mismo

Después de una pausa de casi dos años, Trentemøller sorprendió a sus fans lanzando dos sencillos, Golden Sun y No One Quite Like You, a principios del verano de 2021. Este último es una pieza despojada, muy diferente de sus elaboradas producciones, y cuenta con la voz invitada de Tricky.

Con Memoria, Trentemøller sigue trabajando con los temas familiares de luz y oscuridad, turbulencia y serenidad, frío penetrante y calidez reconfortante. Claramente inspirado por los elementos antipodales inherentes al entorno nórdico al que llama hogar, profundiza en este territorio familiar, al tiempo que investiga otros.

Su álbum más largo hasta la fecha, con 14 canciones, incluye piezas sombrías e introspectivas, motorik, shoegaze, noise rock y pop electrónico.

Una vez más, Memoria incluye canciones instrumentales y vocales. Por primera vez, Trentemøller también compuso todas las melodías vocales y las letras del álbum, que son interpretadas únicamente por Lisbet Fritze.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *