Cuatro cortos de animación en femenino del Festival de Cine Europeo de Sevilla

Silvia Panadero

Filmin colabora con varios festivales de cine y esto se ha acentuado por la pandemia en los últimos meses, llegando a dar toda la programación de festivales que no podían hacerse de manera presencial. El último en sumarse ha sido la edición 17 del Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Se puede encontrar una gran variedad de películas en Filmin en el marco del festival y también cortos. Para entrar un poco en materia hemos visto los cortos de animación de la sección Anti-Chick Flicks de El Festival de Cine Europeo de Sevilla. Son cuatro cortometrajes animados, capitaneados y protagonizados por mujeres independientes e irreverentes.

The Noise of Licking

Dirigido, escrito y animado por Nádja Andrasev, esta es la historia de una mujer que tiene una extraña relación con las plantas y el gato de su vecina.

La animación, como en la mayoría de cortos de los que vamos a hablar, es sencilla pero efectiva y llamativa. No tiene diálogos y la verdad es que yo no he entendido la metáfora, si es que hay alguna. Si alguien más lo ha visto que lo explique en los comentarios porque debo estar perdiendo neuronas.

Sí que me ha recordado a esa película, que aún no sé si me gusta o no, de Jonathan Glazer y con Scarlett Johansson: Under the Skin (2014).

The Women and Earth Series

Este me ha parecido muy poético, y creo que sí he entendido la metáfora. Tampoco tiene diálogos y está escrito y animado por la inglesa Rosanna Wan. Se divide en tres partes:

  • The fall (la caída). Una mujer se hace uno con un cometa y cae a (lo que yo supongo que es) la Tierra.
  • The hole (el agujero). La mujer encuentra fruta y se la come hermanada con la naturaleza, hasta que aparece un hombre que le exige que se lo dé todo a él.
  • The doe (el ciervo). La misma mujer caza un ciervo a diario para comer.

Muestra la relación, en ocasiones abusiva, entre el hombre y la mujer y el daño que puede hacer el ser humano al medioambiente. Una metáfora sencilla y bonita sobre la importancia de la naturaleza y cómo es necesario comenzar a respetarla y vivir en comunión con ella. 

Pussy

No sé si es porque me encanta la palabra “pussy” o porque me siento identificada con la protagonista, pero este es el que más me ha gustado de los cuatro. Como los anteriores la animación es sencilla, pero llamativa y tampoco tiene diálogos.

La protagonista, literalmente, se pasa el día tocándose el papo. Una bonita representación de la masturbación femenina, que ayuda a normalizarla, y del placer del orgasmo, que no creo que deje indiferente a mucha gente.

Escrito, dirigido y animado por la polaca Renata Gasiorowska, sin duda el más divertido de los cuatro.

Moms on fire

Este es diferente a los otros en casi todo. Para empezar tiene diálogos, está escrito, dirigido y animado en stop motion por la sueca Joanna Rytel y es un lolazo.

Son dos madres amigas que están embarazadas de su segundo retoño al mismo tiempo. Están a punto de dar a luz y ninguna quiere pasar por el proceso del parto y de la crianza de los pequeños en sus primeros años.

Están aburridas, hinchadas, cansadas y tan gordas que no pueden ni alcanzar a masturbarse. El giro final me parece muy gracioso (no lo desvelaré por no hacer spoiler) y un aliciente añadido es que la historia está narrada por uno de los hijos mayores (de poca edad) de una de ellas.

Me parece que el argumento está muy bien porque ya es hora de desmitificar el embarazo y ser madre, que no es un camino de rosas, sino más bien al contrario. No es justo que muchas embarazadas tengan que sentirse mal por experimentar ciertas sensaciones que no se le presuponen a una madre por el simple hecho de que no se habla públicamente de ellas.

Moms on Fire ayuda a acabar con este tabú y a mostrar una realidad de la maternidad que muchas personas se niegan a ver. Hay, además, una frase que dice el narrador del corto y que creo que viene a resumir perfectamente lo que este cortometraje busca expresar: “las mamás también quieren salir a zorrear”.

Problemas de una mujer adulta

Los cortometrajes de Festival de Cine Europeo de Sevilla de los que os hemos hablado tienen una duración de entre 8 y 15 minutos, el que más, y la verdad es que merece la pena verlos, aunque algunos sean un poco incomprensibles, y profundizar en los problemas cotidianos a los que se puede enfrentar una mujer adulta en su vida cotidiana.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *