· · ·

Entrevista a Vicenta Ndongo, una actriz con la que viajar a mundos nunca antes habitados

Vicenta Ndongo es una excelente y talentosa actriz. Su forma de interpretar es personal y su carisma te atrapa desde el primer momento que aparece en la pantalla.

Un ejemplo de eso fue su interpretación en la película Un banco en el parque de Agustí Vila. Antes ya la pudimos ver en series como Sitges o 7 vidas, pero fue en películas como la de Vila y especialmente en las películas, En la Ciudad y V.O.S. , de Cesc Gay o Menú degustación de Roger Gual donde nos ofreció algunas de sus mejores interpretaciones.

Pronto la veremos en la nueva película de Carlos Vermut, Mantícora, y en la serie Días Mejores, para Amazon Prime Vídeo.

Este mes estrena en la Sala Beckett Salvació Total Imminent Immediata Terrestre i Col·lectiva, una obra de teatro que promete cambiar las normas del juego y que tiene una premisa de lo más interesante: un hombre ha escrito un libro que lo predice todo, desde el lugar donde se formará un agujero negro a las palabras que diremos en los próximos minutos. Ha convocado a todos sus seguidores a un espacio en el que se sentarán y manifestarán su fe en algo que, de hecho, nadie sabe si existe.

Vicenta Ndongo.
Vicenta Ndongo.

Hablamos con Vicenta Ndongo

– ¿Dónde estudiaste?

Estudié Arte Dramático en El Institut del Teatre.

– El 26 de enero estrenáis la obra de teatro Salvació Total Imminent Immediata Terrestre i Col·lectiva en la Sala Beckett de Barcelona, ¿qué nos puedes contar de la obra?

Es una obra que me sorprendió muchísimo conceptualmente. No sé si puedo desvelar mucho, porque parte de la gracia de la obra la descubres al entrar a la sala y ver el inicio del espectáculo. Conceptualmente entras en otro espacio y en un apocalipsis. Entras en otro mundo.

Salvació Total Imminent Immediata Terrestre i Col·lectiva
Salvació Total Imminent Immediata Terrestre i Col·lectiva.

Me llamó mucho la atención como había escrito la obra Tim Crouch. Debes trasladarte a un mundo que no has habitado, yo nunca lo había habitado. Creo que no lo ha habitado nadie hasta que lo hizo Tim cuando estrenó la obra con su compañía y luego en el Festival de Edimburgo.

Como actriz he sentido que me estallaba la cabeza. Es un experimento. Es un viaje colectivo, como dice el título; incluye al público, los actores y los técnicos.

– La premisa de la obra me recuerda a la película de culto Man From Earth, de Richard Schenkman, ¿tiene algo que ver?

Bueno… sí y no. La forma es muy diferente. Realmente no tiene nada que ver (risas).

– La obra estuvo en cartel durante tres días y tu papel lo interpretó Mónica López.  ¿Pudiste ir a verla o conocías la obra de Crouch cuando te ofrecieron tu personaje?

No, no. Tuve que buscar información en internet. Allí conocí su mundo. Aún así, esta obra es una propuesta opuesta a todo lo que él ha hecho, no tiene nada que ver.

Tim Crouch, aparte de tener un intelecto cultivado, tiene algo sabio como ser. Tiene algo muy genuino y se puede entender a través de otros conceptos que tienen que ver con la parte espiritual.

– ¿Cuál fue el proceso interpretativo para tu personaje?

Para su proceso tuvimos poco tiempo, a mí me llamaron hace nada (risas). No he tenido las ocho semanas habituales. No sé qué tipo de acting tiene una obra como esta porque no he podido pasar por el proceso. Mónica tuvo esas ocho semanas con toda la compañía, pudieron hablar con Tim e iniciaron el camino conjuntamente de la mano. Yo no tuve esto.

El director, Pau Roca, me acompaña muy bien y me ha dado muchas premisas, pero estoy en un momento en el que el camino lo estoy haciendo desde lo que siento unido a los ensayos que he hecho con Pau y Emma Arquillué, que interpreta a mi hija.

Ha sido un viaje exprés con mucho proceso en casa. Todo el viaje colectivo lo tendré que hacer en escena. Eso no es posible en otra obra. Es algo que hay que vivir a través de uno.

Vicenta Ndongo.
Vicenta Ndongo. (c) Paco Navarro.

– ¿Qué nos puedes contar de tu personaje?

La familia de mi personaje tuvo un accidente en el que uno de ellos acabó muriendo. La forma en la que murió es una tragedia, así como en el momento vital en el que se encontraba antes de fallecer. Esto hace que toda la realidad interna y externa de mi personaje se mueva. Su viaje es completamente diferente al que hace su marido y su hija.

La lleva a un lugar que es un puro desierto. No tiene vida a partir de ese momento. Lo vive como si, de alguna manera, ella también hubiera muerto. Ella intenta vivir, pero si lo consigue o no, es lo que tenéis que experimentar vosotros como público.

– ¿Qué tal trabajar con Pau Roca?

Genial, me gustó mucho que me llamara. Me está acompañando y dando mucha confianza en un viaje muy bonito. Tiene un niño, una criatura, que está en proceso de eclosionar y tiene muchas ganas de ver como lo hace.

Este proyecto me ha llegado en un momento maravilloso. Pau me ha dado confianza plena y con él me siento muy cómoda, con muchas ganas de darlo todo y poner todo lo que tengo.

Vivimos un momento muy causal, tanto en la obra, como en el exterior.

– ¿En qué sentido?

Hay muchas voces, demasiadas. Al final uno mismo tiene que tomar su propio partido. En ese sentido.

A veces, la distorsión crea tiempo y lejanía. Hasta que te encuentras. Para mí tiene algo hipnótico y, como te decía, apocalíptico. Tiene que ver con algo que une este momento tan bestia que todos estamos viviendo. Con lo que ha generado la pandemia. Es un virus, pero parece que es una guerra. Nunca un virus destrozó tanto y en tantos sentidos.

Vicenta Ndongo.
Vicenta Ndongo.

– ¿Cómo fue trabajar en Mantícora, la nueva película de Carlos Vermut?

Esta es la segunda vez que participo con Carlos Vermut, y me encanta. Me encanta que me llame para estos papeles. Siempre cuenta conmigo y es muy especial, me gusta mucho su cine. Lo tiene todo en la cabeza este hombre.

Además, el actor prota de Mantícora me parece maravilloso. Nacho Sánchez tiene esa suerte de capacidad de hacer grande lo pequeño.

Del argumento de Mantícora no te puedo contar nada, no me dejan (risas).

Nacho Sánchez en Mantícora.
Nacho Sánchez en Mantícora.

– ¿Crees que el auge y la proliferación de las plataformas de vídeo está generando un buen momento para las actrices y actores de este país?

Sí, lo creo. Es cierto. Hay mucha producción venidera y va a llegar muchísima más. A nivel series, se nota. Están llamando y haciendo muchos castings. Hay mucho movimiento.

– ¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Más que sueños, me gusta llamarles realidades futuras. Me gusta llamarles así. Son pequeñas necesidades. Muy fáciles. Algo así como llegar al nirvana, algo fácil. Conseguir paz, quietud y tranquilidad. Esa cosita tan naif de menos dolor y más amor. Responsabilizarse uno mismo con todo los suyo y no traspasarlo a los demás.

Esas pequeñas cosas en la vida que son algo más que comprar, comprar y comprar.

Antes te habría dicho: “sueño con hacer la película de…”, ahora ya no. Ahora solo quiero generar en mi espacio salud mental y paz.

Cuestionario Furioso de Vicenta Ndongo

Película favorita: El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder y All that Jazz de Bob Fosse.

Serie favorita: A dos metros bajo tierra, de HBO.

Libro favorito: La metamorfosis, de Kafka.

Cómic favorito: La obra de Nazario.

Cantante, grupo o músico favorito: Michael Jackson.

Artista plástico favorito: Banksy.

Miedo tecnológico: Que los chicxs jóvenes estén solos con el móvil. Que crezcan solos y unidos a ese aparato.

Imagen de portada de (c) Paco Navarro.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.