‘Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil’, el caso no tan inexplicable de Elisa Lam

Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil (Joe Berlinger, 2021) es una serie documental de Netflix que ahonda en la historia de un hotel situado en el centro de Los Ángeles con casi 100 años de recorrido y relatos terroríficos adosados en sus fachadas.

La historia del Hotel Cecil

Los Ángeles es una ciudad enorme y quizá por eso no se la pueda entender como una ciudad europea tipo París, Londres, Madrid o Berlín. Con esto quiero decir que el peor barrio de la ciudad se encuentra en el centro de la misma. Se trata de la zona Skid Row, un compendio de más de 50 manzanas en las que se mezclan sin techo, prostitutas, drogadictos, enfermos mentales y todo tipo de criminales.

El hotel se encuentra en esta zona y, como se puede suponer, su clientela tiene que ver con esto. Pero no es el único motivo de que se hayan producido cientos (o miles) de crímenes en este edificio. Es un hotel de 700 habitaciones y, tradicionalmente, las han alquilado (al menos una parte de ellas) a muy bajos precios y por largos periodos de tiempo. O sea, que las personas que no se pueden permitir un alquiler en Los Ángeles, o que acaban de salir de la cárcel o del psiquiátrico, terminaban en el Hotel Cecil.

Hotel Cecil, situado en la zona de Skid Row en Los Ángeles.
Hotel Cecil, situado en la zona de Skid Row en Los Ángeles.

Esto creó un caldo de cultivo perfecto para que pasasen todo tipo de crímenes allí. Se dice que la Dalia Negra, cuyo asesinato aún se recuerda hoy y del que nunca se encontró al culpable, se alojaba en el Cecil cuando la mataron. También el asesino en serie Richard Ramírez se hospedaba aquí mientras cometía alguno de sus crímenes.

El vídeo viral de Elisa Lam

Elisa Lam era una estudiante canadiense que decidió hacer un viaje por la costa oeste de California a principios de 2013. En febrero, el día que tenía que irse del hotel, desapareció sin dejar rastro. Tras varios días de investigación, la policía encontró un vídeo de un ascensor en el que se la veía actuar de una manera extraña y errática.

Una chica joven que desaparece y de la cual hay un vídeo en el que se la ve interactuar con algo que no está allí, más un hotel con un oscuro pasado y del que se dice que está plagado de fantasmas y mala vibra, da como resultado la histeria colectiva de internet.

Y así pasó, la policía compartió el vídeo de Elisa Lam para pedir ayuda a la ciudadanía y ver si alguien la localizaba, pero internet se volvió loco con toda clase de especulaciones. Todo empeoró cuando encontraron a Elisa muerta dentro de uno de los cuatro depósitos de agua que había en el hotel.

Amy Price, directora del Hotel Cecil en el episodio 2 de Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil. Netflix©.
Amy Price, directora del Hotel Cecil en el episodio 2 de Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil. Netflix©.

La desaparición en el Hotel Cecil: lo paranormal bajado a tierra

He de reconocer que me encantan este tipo de series documentales que te pican y apelan al morbo más profundo. Esta ficción solo cuenta con cuatro capítulos de aproximadamente una hora y es perfecta para verla en un fin de semana. O en un día si es que tienes cero vida social.

Tratan los hechos como lo que son: hechos. Sin elucubraciones raras, pero hablando desde muchas perspectivas diferentes. El caso fue una locura. A España llegó el vídeo del ascensor, pero la historia de Elisa Lam no trascendió mucho más, por lo que el documental es perfecto para conocer el caso con detalle y, de paso, darse cuenta de que la relevancia que deberían tener (y no tienen) las enfermedades mentales.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *