·

Eva McBel nos da una bofetada de realidad (de la buena)

Porque no hay dos sin tres, tras dos singles dobles (Vol. I y Vol. II) compuestos desde la autoconciencia y la mirada crítica tan propia de la artista, Eva McBel vuelve con su Vol. III. Un golpe crudo de realidad que nos da algunas pistas más antes del esperado lanzamiento de su primer álbum completo, I’m glad that you happened, que verá la luz en los próximos meses.

En su Vol. I (Saint y I Wish I Was a Child) Eva McBel nos hacía volver a nuestros orígenes, aceptar nuestro entorno y entender de dónde venimos. En su siguiente paso, Vol. II nos demostró la importancia del amor propio y el autocuidado. Ahora, en este nuevo Vol. III (Enough with the drama y From now on), la artista nos pega una bofetada de realidad y nos invita a aceptar las cosas tal y como son y a no andarnos por las ramas. 

Eva MacBel: soltar y acabar con el dramatismo necesario

Eva McBel (Zaragoza, 1999) cambia la narrativa. Enought with the drama es un tema que plasma perfectamente el sentimiento de soltar y acabar con el dramatismo necesario. Con ese “que te jodan” coreado por sus amigas, se acompaña de unos arreglos que celebran lo que se trata de un cabreo enorme. Dejando a un lado la seriedad, pero sin perder ese agudo discurso de reproche hacia la falta de cuidados en las relaciones románticas, la artista se acerca más a voces como la de Lily Allen, y nos ofrece un sarcástico himno para bailar en todos los festivales.

La determinación de la artista por continuar dejando atrás el pasado culmina con From now on, canción coescrita con el compositor madrileño Jamie Salem. Probablemente una de las propuestas más arriesgadas del disco en cuanto a producción, con giros épicos y electrónicos que recuerdan a un Bon Iver maduro. La metáfora de una mudanza se utiliza en este tema para simbolizar dejar atrás el bagaje que muchas veces cargamos por inercia y sin darnos cuenta.

Si Enought with the drama es el reproche, From now on es la aceptación, la despedida. Nada como berrear sobre “tragarse el pasado y seguir ‘palante’” para convencerte de la necesidad de cerrar capítulos, y si se puede hacer con unos arreglos dignos de película, pues mejor. El próximo 2 de julio compartirá escenario con Cat Power en el Jardín de Invierno (Parque Labordeta) de Zaragoza.

La artista Eva McBel. Fotografía: ©Núria Rey.
La artista Eva McBel. Fotografía: ©Núria Rey.

Ampliando horizontes

Eva McBel  comenzó a pisar los escenarios con 16 años, primero con versiones y poco después componiendo sus propios temas. Tras mudarse a los 18 años a Madrid, la carrera de la artista comenzó a despegar lentamente, dando sus primeros directos en algunas de las salas más emblemáticas de Madrid.

En 2020 lanza su primer EP, Some kind of portrait, que gustó bastante en los circuitos de música indie, y culminó con el premio a Mejor Artista de los Premios a la Música Aragonesa. Con una propuesta musical mayoritariamente en inglés, y con sonidos que recuerdan a un cruce entre Jacob Banks y The Lumineers, el disco cruzó también muchos charcos, apareciendo en series australianas o en la radio estadounidense.

En 2021 el artista estuvo trabajando durante la pandemia para preparar lo que será su primer LP, I’m glad you happened, que se lanzará este año. De la mano de los productores de Bela Transa, este nuevo proyecto promete ampliar aún más los horizontes y el sonido de una artista que no ha hecho más que empezar.

Eva McBel, un talento indiscutible

La artista zaragozana Eva McBel está afianzando su carrera musical por derecho propio. Con su talento musical, vuelve a dar un rotundo golpe en la mesa y no deja atisbo de duda de que lo suyo no es fruto de la casualidad o de un capricho pasajero. Lo de Eva es otra cosa y lo demuestra cada vez que se sube a un escenario. Su música es una mezcla de todo eso bueno, bueno, bueno, que ya hemos escuchado de las voces más grandes, mezclado con sonidos nuevos con aire atemporal.

Su primer EP Some kind of portrait fue un bombazo y ahora sigue afianzándose en una escena que necesita de propuestas como la suya. Cada una de sus canciones forman un universo en sí mismo. Merece la pena pararse y prestar a tención a los sonidos. Los temas de Eva McBel están repletos de detalles esperando a ser encontrados. Todo está ahí, tan solo hay que detenerse a observar.

Aunque su carrera musical (más en serio) podríamos decir que comenzó al mudarse a Madrid en 2017, Eva siempre ha encontrado en la música su principal vía de expresión y en 2013 ya se subió por primera vez a un escenario. Rodeada de un ambiente familiar en el que se dedicaba tiempo a la cultura, era cuestión de tiempo que aquella niña que comenzó cantando villancicos después de que le regalaran un juguete-cassete durante una Navidad, llegase a la música con un sonido de tan alta calidad.

Larga vida a Eva McBel y a una de las propuestas musicales más interesantes de los últimos tiempos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.