‘Fanático’, ¿qué harías para convertirte en tu ídolo?

Ayer se estrenó en Netflix, la plataforma de todos, Fanático, una serie frenética cargada de trap, drogas y hambre de éxito y dinero.

Fanático nos cuenta una historia sumergida en el mundo más sórdido de la música y el éxito. Esa música prefabricada que se aleja de entornos culturales y de pertenecer al arte, para convertirse en un producto que nuestra sociedad capitalista se encargará de vender a buen precio.

Fanático.

Fanático: Un producto nunca muere

La serie de Netflix nos cuenta la historia de Lázaro (Lorenzo Ferro), un chico argentino que sobrevive con su madre en Barcelona trabajando como repartidor en una de tantas empresas delivery que explotan a sus trabajadores.

Lázaro es muy fan de Quimera (interpretado por él mismo), un conocido cantante de trap que actúa en una famosa sala/discoteca de la ciudad. Él se colará en la sala para ver actuar a su ídolo junto a sus amigos, con la mala suerte (o buena), de que Quimera morirá durante la actuación por una sobredosis.

Lorenzo Ferro es Lázaro, Santa Salut es Sofi, Eva Almeida es Clara y Swit Eme es Jos en Fanático. Cr. Marc Medina/NETFLIX © 2021
Lorenzo Ferro es Lázaro, Santa Salut es Sofi, Eva Almeida es Clara y Swit Eme es Jos en Fanático. Cr. Marc Medina/NETFLIX © 2021

Desde ese momento y debido al tremendo parecido entre Lázaro y el músico, este comienza a darle vueltas a la idea de aprovecharse de su parecido. Harto de jugarse la vida con la bicicleta por las calles de Barcelona por cuatro duros, deja el trabajo y le pide a Clara (Eva Almeida), su novia, que le haga el mismo tatuaje que tenía Quimera en la cara y que le tiña el pelo del color del cantante.

La gente lo empieza a confundir por la calle con el artista. Hasta que llega el momento en el que el osado Lázaro se da a conocer en el ambiente de Quimera y la descabellada idea de mantener la marca del músico de trap utilizando a Lázaro, le comienza a pasar por la cabeza a más de uno.

Lázaro comenzará a vivir la vida que tenía Quimera. Saboreará las mieles y las hieles de ser un producto de éxito.

Explotación laboral, mentiras e intereses

Lázaro pasa de ser explotado por la empresa delivery a la explotación que le quitó la vida a su admirado Quimera. Como producto puedes ganar más o menos dinero, pero la explotación será algo que deberás sufrir inevitablemente. La serie trata el tema de forma superficial. No se mete a fondo en rescatar del olvido el momento en el que dejamos de ser trabajadores para convertirnos en productos, pero sí que critica esta realidad.

Nos muestra como muchos son los que se enriquecen cuando eres un producto que genera mucho dinero. Amigos, familia y las empresas para las que trabajas, se convierten en sedientas sanguijuelas que no dudarían en vender tu alma al diablo para seguir bebiendo de ti.

Kiddo Toto en Fanático.
Kiddo Toto en Fanático.

La muerte de Quimera duele por lo que representa económicamente para su entorno. Incluso su padre (David Lorente), exige una determinada suma de dinero para que su hijo renazca de la mano del bíblico Lázaro.

Todo sea por la pasta y el éxito. Todo sea por la adulación y el lujo. El propio Lázaro en su transformación en Quimera, decide mantener a todo su entorno, amigos, pareja y familia, al margen. No le importa perderlxs por el camino.

Las mujeres de Lázaro/Quimera

Lázaro es una serie con actrices y actores racializadxs, en el que los personajes femeninos que rodean a Lázaro son las únicas que quieren lo mejor para él, las que viven con los pies en el suelo y mantienen una mirada crítica, realista y sensata. Tanto su madre como su novia piensan que lo que él está haciendo es un sin sentido.

La excusa de Lázaro para hacer lo que hace, es que su pareja quería vivir en un ático con terraza, pero eso no deja de ser solo eso, una excusa. Clara le deja bien claro que quiere un ático ganado por su trabajo. No le interesa ese mundo de mentiras e intereses.

Clara y Lázaro. Fanático. Cr. Alba Rupérez/NETFLIX © 2021
Clara y Lázaro. Fanático. Cr. Alba Rupérez/NETFLIX © 2021

La madre de Lázaro y Clara son mujeres que no necesitan a ningún hombre para conseguir sus sueños. Mujeres que saben cuál es el precio de la vida.

En una interesante secuencia de la serie, Mía, la pareja de Quimera, también le deja claro a Lázaro que no es el juguete sexual de ningún niñato y que ella decide el cuándo y el cómo del sexo y de todo en su vida.

Lástima de la ausencia de personajes femeninos no normativos en Fanático.

Fanático: Conoce a su reparto

El reparto de Fanático es maravilloso. En la serie de Netflix podemos encontrar a primeras espadas como Eva Llorach y Edu Casanovas; a magos del humor irreverente como Los Venga Monjas; el cameo de musicxs como Santa Salut, Swit Eme y otros; a maravillosas actrices como Gemma Badía y, sobre todo, a un espectacular plantel protagonista protagonizado por grandes figuras del trap, con una solvencia contrastada en la interpretación.

Lorenzo Ferro es Lázaro/Quimera

Maravilloso actor argentino al que conocemos por sus geniales interpretaciones en la película Ángel, o las series criminales Narcos y El marginal. Además, es el famoso músico de trap Kiddo Toto.

Carlota Urdiales es Mía

La presencia de su personaje en Fanático es brutal. Ella interpreta un de las secuencias más atrevidas de la serie. Como actriz la conocemos de la serie Pelotas y también encontró su lugar en la música. Ojalá la podamos ver moverse más en la ficción, es una extraordinaria actriz.

Dólar Selmouni es Pompa

Dólar Selmouni, además de ser un conocido músico de trap, ha demostrado en varias ocasiones su increíble talento en la interpretación en cintas como Hasta el cielo, o Centauro. En Fanático logra su mejor interpretación.

Eva Almeida es Clara

Eva Almeida debuta en Fanático, y seguramente se le abran las puertas a nuevas producciones ya que está genial en su personaje. Demuestra ser una de esas actrices con un talento natural que desborda verdad por todos lados.

Eva Almeida, Fernando Valdivieso y Carlota Urdiales en la nueva serie de Netflix llena de trap.
Eva Almeida, Fernando Valdivieso y Carlota Urdiales en Fanático.

Fernando Valdivielso es Héctor

Valdivieso nos sorprendió a todos en No matarás, cinta por la que fue nominado al Goya como Mejor Actor Revelación en 2021. Aquí vuelve a demostrar que su techo interpretativo es muy alto. Vuelve a demostrar que se merece un hueco en nuestra endogámica industria cinematográfica.

Sobre el director Roger Gual

El catalán Roger Gual prosigue su periplo en el mundo de las series. En este caso como único director, tal como lo hizo en Los Espabilados.

Gual es un interesante autor de cine, pero tanto en Fanático como en Los Espabilados, dirigió obras de otros creadores. Yago de Torres Peño, Dani del Águila y Federico Maniá Sibona en Fanático y el prolífico Albert Espinosa en Los Espabildos son los guionistas a los que Gual se encargó de poner en imágenes sus historias.

En Fanático destaca el uso de la cámara en mano y el montaje frenético de muchas de sus secuencias. Tampoco hay que olvidar su talento como director de actores. Todo el reparto de la serie está genial.

Lorenzo Ferro en Fanático.
Lorenzo Ferro en Fanático.

Desde su impresionante debut en Smooking Room, su primera película junto a Wallovitzs, pasando por Remake o Siete años, siempre demostró tener mano en eso de la dirección de actores.

Pero, ¿es Fanático realmente una serie? Sí y no. Sí, porque no nos queda otra que verla en sus cinco episodios, pero no deja de ser una película segmentada. Algo parecido a lo que ocurría con la serie de Nadia de Santiago El tiempo que te doy.

Fanático se ve muy bien del tirón porque sus episodios de 20 minutos, (incluso hay uno de 15), esconden una interesante película de algo más de hora y media sobre la obsesión de esos hombres tóxicos que buscan conseguir el éxito a cualquier precio. Pasando por encima del amor, la familia e incluso la muerte.

Saludos furiosos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.