La importancia de la ética en la tecnología de la información

Andrea Ardións

No todo vale. Tampoco en las TIC. Cuando hablamos de TIC nos referimos a la tecnología de la información y las comunicaciones. Pero ¿por qué la ética es importante en este campo? ¿Qué pasa si no la consideramos?

Ética en las TIC

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados. Tan rápido que casi no nos hemos dado cuenta. Empezamos adentrándonos en este mundo por medio de diferentes software y hardware, pero posiblemente nadie o casi nadie imaginó que se llegaría tan lejos. ¡Quién nos diría que tendríamos loT en casa o wearables en las muñecas!

Claro que, estos avances, aunque están muy bien y son muy cómodos, porque nos facilitan la vida, tienen sus contraindicaciones. Digamos que, los gadgets han evolucionado tanto que incluso aprenden de las personas por medio de la IA. Es decir, la ciencia ya nos estudia para adelantar acontecimientos.

Estamos en un momento en el que la tecnología puede ayudar incluso en la toma de decisiones de una empresa o ser clave en una mesa de operaciones. Tiene un gran poder y mucho potencial. Claro que, debemos poner la mente fría por un instante y pararnos a pensar si lo estamos haciendo bien.

¿Hasta cuándo van a seguir estos avances? Es decir, ¿en qué momento un robot va a poder pensar por sí mismo y reemplazar a un humano? De seguir por este camino, los humanos podríamos ser “uno más”. Es decir, no habría mucha diferencia entre ellos y nosotros.

Cierto es que, si lo frenamos a tiempo, podríamos seguir compartiendo un ecosistema maravilloso junto con otros seres vivos, utilizando la tecnología para mejorar la vida de las personas, pero sin que nos reemplace.

¿Hasta dónde llegarán estos avances? ¿Qué más podrá hacer la tecnología? Por ahora ya se encuentra aprendiendo de las personas para comportarse como tal. Pero como te decimos, corremos el peligro de caminar hacia un mundo en el que la sociedad se pueda volver esclava de la tecnología.

¿Qué te parece sin en vez de dar pasos gigantes los damos más pequeños y nos acordamos un poco más de la ética? Aún se puede.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *