Miley Cyrus: la niña ‘controvertida’ del pop ha vuelto

Jesús Santaella

Hay estrellas del pop con mayor credibilidad que Miley Cyrus. Y hay estrellas del pop que se dedican más plenamente a su misión de ser lo más extravagantes posible.

Pero ninguna estrella del pop de hoy hace que el negocio de ser una estrella del pop parezca más divertido que la “ya no tan niña” Miley.

Quizás una de las estrellas del pop más reinventadas del planeta, Miley Cyrus ha decidido centrar sus esfuerzos en un álbum de rock. Sin embargo, este cambio de marca no es una gran sorpresa dada su inclinación por caminar por el lado salvaje, tanto musical como personalmente.

Como confirma su séptimo álbum, Cyrus es una artista que hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere.

Plastic Hearts ¿Un álbum de rock donde predomina el pop?

Cuando escuchamos por primera vez, Plastic Hearts puede parecer desenfocado. Con colaboraciones que van desde los íconos del rock Joan Jett y Billy Idol hasta la superestrella del pop Dua Lipa, Cyrus parece estar metiendo su planeada inmersión en el rock en un disco predominantemente pop.

Sin embargo, a medida que las canciones se revelan, queda claro que ella ha logrado crear una mezcla abundante de rock impulsado por la actitud y sensibilidad del pop con una facilidad sobrenatural.

Desde «WTF Do I know» hasta «Midnight Sky», este álbum está lleno de gemas del dance pop.  Dua Lipa logra hacer de «Prisoner» un éxito completo, ambas suenan increíbles.

Night crawling es una pieza fenomenal de pop rock. Con la voz amenazadora y fría de Billy Idol que lo convierte en una pieza única. 

«Midnight Sky» podría ser el himno pop de la angustia del 2020, con un sonido instrumental que haría sentir orgulloso a más de uno de los mejores artistas del dance pop actual.

Desafortunadamente, después del pico de «Midnight Sky», el álbum tiene dificultades para recuperarse. Excluyendo «Never Be Me» que tiene una gran voz y una muy buena letra, las otras canciones hasta «Golden G String» realmente pierden la marca.

El registro no es impecable y, en ocasiones, es más falso y elaborado a máquina que sincero. También es demasiado largo, por lo que a veces Cyrus parece estar tratando de golpearte hasta la sumisión.

Aun así, los máximos son estratosféricos y la personalidad de Cyrus, de niña prodigio convertida en estrella del pop, cansada del mundo, continúa fascinando.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *