‘Misbehaviour’, cuando un grupo de mujeres se cansan de los estereotipos

Misbehaviour, en noviembre de 1970, un grupo de activistas feministas bombardearon el escenario del Royal Albert Hall para proclamar su insatisfacción contra el Miss Mundo. Uno de los cuatro principales concursos de belleza internacionales para mujeres.

Esa es la premisa de la que parte este bien intencionado pero pasivo drama que destaca a varias de las mujeres asociadas con el evento. Una producción llevada a cabo por la cineasta Philippa Lowthorpe quien es la primera (y única) mujer en ganar un BAFTA por dirigir.

Además, el equipo creativo está formado en su mayoría por mujeres fuertes en la industria. Las productoras Suzanne Mackie y Sarah Jane Wheale, además de un guion de Rebecca Flynn y Gaby Chiappe.

Alexa Davis, Jessie Buckley, Ruby Bentall, Jessie Buckley y Keira Knightley en Misbehaviour
Alexa Davis, Jessie Buckley, Ruby Bentall, Jessie Buckley y Keira Knightley

El nacimiento de un movimiento

Misbehaviour es un relato que presenta varias historias entrelazadas entre sí. Pero lo principal es el nacimiento del El Movimiento de Liberación de las Mujeres (WLM) que nació a finales de la década del 60 en diferentes países. Un movimiento que buscaba, con sus acciones, la atención de los medios y que más mujeres se sumasen a la lucha.

En declaraciones a los medios, la directora de la película, Philippa Lowthorpe, explica que, en el Reino Unido, el Movimiento no estaba organizado.

“Se trataba de un punto de encuentro de mujeres de distinta procedencia, a las que unían preguntas como qué hacer para cambiar las cosas, para conseguir un trabajo, o para ser tomadas en serio dentro de la sociedad. Ese era nuestro objetivo con esta película: mostrar el nacimiento de estas ideas”

En este contexto social fue que el 20 de noviembre de 1970, el patio de butacas del Royal Albert Hall acabó lleno de humo y folletos; el escenario, cubierto de bombas fétidas.

En palabras de la líder Sally Alexander, interpretada por Keira Knightley, lo más sorprendente para ella y sus compañeras es que retransmitieran el concurso por televisión. Sin ningún tipo de escrúpulos, lo que la llevó a compararlo con un “mercado de ganado”.

En definitiva, Misbehaviour es una obra que retrata de manera clara que la lucha de las mujeres por conseguir mejores oportunidades e igualdad de condiciones, no es algo que nació ahora. Que mientras haya desigualdad, siempre va a haber un grupo de mujeres dispuestas a conseguir un cambio.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *