‘Rizi/Days’ de Tsai Ming-Liang, la última experiencia de placer en una sala de cine

Cristina Sierra

El próximo mes de mayo, Vitrine Fims reestrenará la película taiwanesa Rizi/Days (2020) del cineasta Tsai Ming-Liang, junto a otro de los filmes de Tsai: Goodbye, Dragon Inn (2003). Rizi/Days fue uno de los últimos estrenos en salas antes de los confinamientos de 2020 y ahora regresa a los cines como homenaje a la reapertura de salas y a la magia irremplazable que se crea frente a una gran pantalla. Rizi/Days se estrenará el 21 de mayo y Goodbye, Dragon Inn el 14 de mayo.

Desde la Berlinale de 2020 hasta hoy

A finales del mes de febrero de 2020 se estrenó Rizi/Days de Tsai Ming-Liang en la Berlinale, donde recibió el premio Teddy. Por aquel entonces, nuestra vida parecía inalterable y casi nadie podía imaginarse que esos visionados de la película Rizi/Days en la capital alemana serían de las últimas proyecciones en salas. Sería, por tanto, una de las últimas experiencias de placer en una sala de cine.

Como nos cuentan desde Vitrine Films: «Pensar que esta fue quizás la última vez que tanta gente fue al cine antes de los confinamientos en todo el mundo, nos hizo recordar las anteriores películas del director Tsai Ming-Liang y en cómo el rumbo de la historia hizo que dos de sus cintas, Rizi/Days Goodbye, Dragon Inn, se volvieran películas casi gemelas.

Las dos películas gemelas de Tsai Ming-Liang

Rizi/Days (2020) de Tsai Ming-Liang

En la película Rizi/Days, los protagonistas son dos hombres solos: Kang y Non. Kang vive en una casa grande. A través de los ventanales, mira hacia los árboles golpeados por el viento y la lluvia. Siente un dolor extraño de origen desconocido que apenas puede soportar y que afecta a todo su cuerpo.

Mientras tanto, Non vive en un pequeño apartamento en Bangkok donde prepara platos tradicionales de su pueblo natal en un pequeño tanque de gas. Vive en una casa pequeña, precaria, casi sin luz.

Cuando Kang se reúne con Non en un cuarto de hotel, ambos hombres comparten su soledad. Buscan un poco de consuelo y ternura, sólo para volver a separarse un tiempo después, con el cuerpo y el alma un poco más enteros.

Goodbye, Dragon Inn (2003) de Tsai Ming-Liang

En Goodbye, Dragon Inn presenciamos los últimos momentos de una vieja sala de cine antes de cerrar para siempre. Durante una noche oscura y húmeda, un histórico y regio cine chino proyecta su última película junto a un pequeño puñado de almas solitarias. En este caso, la soledad, que tan bien retrata el director taiwanés, está muy presente en esta cinta.

«Viendo Rizi/Days en una sala de cine por última vez, viendo a esos dos hombres interrumpir la soledad durante unos minutos juntos, en una experiencia cinematográfica tan íntima, mucha gente estuvo junta y a la vez sola en la multitud», afirman desde Vitrine Films. Por eso, en el mes de mayo celebrarán la lenta pero sostenida vuelta a las salas de cine, estrenando una de las películas más conmovedoras de los últimos años, Rizi/Days, y volverán a traer a las salas «esa carta de amor al cine que es Goodbye, Dragon Inn

Fuente: Vitrine Films

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *