‘Sísifo’, serie coreana con viajes en el tiempo incluidos

Encontrar series que te emocionen como Sísifo, de Jin Hyukse, se ha vuelto cada vez más difícil. La enorme cantidad de opciones nos ha vuelto indiferentes a las nuevas propuestas y elimina aquellos sentimientos de ansiedad por ver alguna serie particular.

Pero en contadas ocasiones podemos encontrar alguna serie que realmente nos emocione y nos haga esperar con ansias su próximo episodio.

Sísifo es una serie coreana que se estrenó en Netflix el diecisiete de marzo en latino américa (15 de abril en España) con un episodio impresionante. Nos dejó con ganas de ver los quince episodios restantes de su primera y, hasta la fecha, única temporada.

Sus episodios, a pesar de ser largos, no aburren, al contrario. Consiguen emocionar con su enrevesada carga de acción, misterio y una compleja red de viajes en el tiempo.

Nos encontramos con Tae-Sul un ingeniero genial que logra llevar a la cima la compañía donde trabaja. Y que, gracias a la pérdida de su hermano, consigue, años después, descubrir verdades preocupantes sobre las que sería mejor olvidar y que, obviamente, pondrán en peligro su vida.

Sísifo y sus viajes en el tiempo ¿Saldrá bien?

Realizar series convincentes sobre viajes en el tiempo es, en el mejor de los casos, tremendamente complejo. Las posibilidades se vuelven casi infinitas y además, hay tiempo para desarrollarlas casi hasta la extenuación (grave error).

Es ahí en donde la mesura debe reinar y solo hacer uso de este recurso para darle mayor profundidad e impacto al conjunto final.

En Sísifo podemos ver como esto ocurre al inicio, volviéndose paulatinamente más compleja, pero sin opacar una trama cargada de acción, drama y emociones trepidantes. Una trama que nos invita a seguir viendo los episodios sin parar.

La presentación de los protagonistas es remarcable, mostrándonos un progreso acelerado y cargado de adrenalina que se mantiene al menos en la primera mitad de la serie.

Aunque la complejidad aumenta paulatinamente, los episodios de Sísifo logran presentar una gran consistencia que nos resulta placentera, sin obviar resaltar sus atractivos puntos fuertes: el enfoque de las situaciones; la elección de lugares y en menor medida la adecuada utilización de la música.

Pero no todo es color rosa. En los episodios más recientes de Sísifo se ha evidenciado un aumento en el uso de flashbacks y líneas temporales. Dejándonos con varias incógnitas y una ligera sensación de que el desastre podría estar acercándose.

Con desastre me refiero a ese sinsabor que nos dejan algunas series muy prometedoras que culminan con episodio final sin la altura necesaria para hacerle honor al resto de episodios.

Será cuestión de esperar y ver qué sorpresa nos aguarda al final de su primera temporada.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *