‘Tupper para tres’: la loca aventura de compartir piso

Sara Jotabé nos reblandeció el corazón en su íntimo y divertido cómic Quiero ser como tú. Ahora se propone escandalizarnos y hacernos reír con una historia sobre lo diverso, especial, surrealista y único que es compartir piso en Tupper para tres, un cómic que nace on-line y que la editorial Fandogamia se ha encargado de editar en papel.

Si con Quiero ser como tú, disfrutamos de una historia de autodescubrimiento, feminista y liberadora que criticaba el capitalismo salvaje, los convencionalismos sociales y el amor por lo superficial que parece imperar en nuestra sociedad, en Tupper para tres Sara Jotabé da rienda suelta a su lado más salvaje. A su lado más canalla. Con un humor que se mueve entre lo escatológico y la sitcom a lo New Girl, Sara nos cuenta la historia de tres personajes que parecen haber nacido para conocerse en algún momento de sus vidas.

Independizarse, ese sueño para algunos

Caye es una pija con muchos pájaros en la cabeza que tiene idealizada la emancipación. Cree que compartir piso es algo muy diferente a lo que se va a encontrar en el mundo real lejos de la protección de sus padres. En ese piso conocerá a Kela (la auténtica protagonista del cómic), una punki robaescenas que estudió Derecho y Javi un joven homosexual y “superdotado” que será el encargado de poner algo de razón en esa casa de locos… a veces…

Tupper para tres, nos cuenta lo mejor y lo peor de compartir piso. Si tienes suerte, puedes encontrar en tus compis de piso a tu nueva familia, a unos amigos inolvidables, o incluso al amor de tu vida. Pero claro, eso también tiene su parte mala, muchas veces no solo compartes el piso solo con tus compañeros. Cuando ellxs consiguen pareja es posible que en tu piso veas más a las parejas que a tus propios compañeros. Si en un momento eráis tres, podéis acabar siendo seis, o más…

Sara Jotabé también se despacha a gusto con los pijos, desde Caye conoceremos a personajes como su pareja Froilán, una especie de pequeño Nicolás, machista y clasista. O a Willy, otro pijo que tiene una banda de música que se llama “Banqueta”, ¿os suena? ¡Incluso le da caña a los youtubers!

Tupper para tres, de Sara Jotabé.
Tupper para tres, de Sara Jotabé.

El piso de Kela, Caye y Javi tiene de todo. Droga, vampiros, lágrimas, risas, desnudos y sexo. Sus personajes son hedonistas y disfrutan del placer, ajeno y propio, hay un Satisfyer que echa humo.

Tupper para tres: las croquetas de tu madre

Sara Jotabé quiere que lo pasemos bien y lo consigue. Tupper para tres es un cómic muy divertido que se lee de un plumazo y te dibuja una sonrisa en la cara desde las primeras páginas. Porque no todo tiene que ser triste y profundo a lo Watchmen o Sandman, también hay que dejar espacio para las historias sencillas y accesibles que nos diviertan y nos hagan desconectar de lo anodino de la vida durante unos minutos.

Su dibujo es súper dinámico, parece que los personajes se quieran escapar de las páginas. Con sencillos trazos, Sara consigue transmitirnos todo lo que sienten sus personajes y que los podamos ver tan claramente como a nuestros propios amigos.

Tupper para tres, de Sara Jotabé.
Tupper para tres, de Sara Jotabé.

Tupper para tres es uno de esos cómics que te da rabia que se acabe tan pronto, quieres leer más. No quieres perder de vista a sus personajes. Por desgracia, cuando el cómic nos ofrece los momentos más hilarantes… termina. Es un poco como las croquetas de tu madre. Esas que te hace con todo el cariño del mundo y te las da frías en un tupper. Un plato sencillo, sin el glamour de unas esferificaciones, espumas o trufas, pero que cuando pruebas una, no puedes parar de comer y mientras lo haces no quieres que se acaben. No quieres que llegue ese momento de ver el tupper vacío.

Saludos furiosos.

PD: Netflix, ¿para cuando una serie de Tupper para tres?

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *