‘Viento seco’, el incontrolable deseo de lo caprichoso

Miguel A. Bernao

Daniel Nolasco, joven director brasileño ha conseguido que Viento seco sea una de las películas más comentadas del último festival de Berlín. Una relación gay a tres bandas en una pequeña ciudad de Brasil en un caluroso mes de julio es el punto de partida para un film cargado de metáforas, rojo plomizo y escenas sexuales explícitas. Después de verse en la Mostra Fire 2020, Viento seco permanece en el catálogo de FILMIN.

El film se antoja más como un ejercicio puramente estético que como un estudio interno del ser humano, en un terreno gay, escandalosamente agresivo y morboso con un marcado tono de nostalgia e inmediatez ante el deseo y la monotonía de la vida de nuestro protagonista principal, el actor Leandro Faria Lelo (Sandro), resuelto en su papel y hábilmente moldeado en las manos de Nolasco, pero falto de ritmo, vacío de estímulo, un lento deterioro interpretativo que quizá corresponde a esa monotonía antes reseñada.

La persuasión hacia lo inaccesible

Viento seco es un drama en toda regla, una interpretación destructiva del hombre, de la lucha contra uno mismo y la elección de lo realmente necesario. Lo inaccesible marca el territorio de lo prohibido. El film, hábilmente, recrea metáforas atemporales que hacen que sea más fácil penetrar en la piel de Sandro, con esa virulencia de la inmediatez y donde apenas cabe más que un silencio quejicoso y un deseo carnal por puro placer.

El film consigue atrapar gracias a un fluir en el que confluyen distintos ritmos y tonos, y sobre todo gracias a un personaje principal que, debido a su punto misterioso y vulnerable, consigue que no despeguemos los ojos de él. Los continuos travellings edifican una narrativa apasionante y la fantasía alegórica que presenta el director transporta al espectador al asombro y al exceso.

Lenta a veces, descarnada, pueril y llena de celos, una gran apuesta por la excitación y el morbo y ante todo un film evocador en ciertas fases de la película, pero extremadamente previsible.

Nosotros la hemos visto, ¿quieres opinar?, aquí estaremos para leerte.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *