·

‘Years and years’, ¿será en 2023 cuando se cumplan las predicciones de la extraordinaria serie de HBO?

En 2019 se estrenó en HBO la miniserie distópica Years and years. Un reflejo extraordinario, y terrorífico, del posible futuro que nos espera. Russell T. Davies es el creador y guionista de esta pieza audiovisual colosal que no pasa de moda. En la actualidad, sigue siendo más pertinente que nunca. El año 2023 se acerca y hay ciertos rasgos esbozados en la ficción que, ¿podrían ser nuestra próxima realidad?

https://www.imdb.com/title/tt0262985/?ref_=nv_sr_srsg_0
Póster de la serie de HBO, Years and Years.

En 6 episodios, se narra la historia de la familia Lyons. Un repaso de 15 años de la sociedad británica – y el contexto internacional -. Tal y como reflexiona Daniel Lyons, interpretado por un excelente Russell Tovey, antes de 2008 la política era aburrida. Pero en la actualidad, todo parece desmoronarse poco a poco. La figura de Donald Trump en EEUU, el imparable avance tecnológico, la emergencia de la extrema derecha, o incluso la muerte de la reina de Inglaterra… una sucesión frenética de cambios que se vaticinan en la miniserie británica. Y que, a día de hoy, ponen los vellos de punta al comprobar que diversos aspectos son más cercanos a la realidad, que a la ficción.

Years and years, tras un breve y brillante repaso a los años pasados, se detiene en el año 2024. Año muy cercano a nuestra actualidad. En esa época como contexto, la familia británica debe afrontar una serie de circunstancias espeluznantes. Resultado del caos político internacional. Así como la expansión de las tecnologías hasta lugares insospechables.

En tan solo seis episodios, el creador y guionista Russell T. Davies construye una de las mejores series de los últimos años. También creador de series diversas como It’s a sin (2021) o Queer as Folk (1999-2000) y su remake en 2022. Obras que demuestran su calibre audiovisual. Así como su compromiso y acierto a la hora de construir narrativas diversas.

La invasión de Rusia a Ucrania, una de las predicciones de Years and Years.
La invasión de Rusia a Ucrania, una de las predicciones de Years and Years.

Years and years: la sociedad actual como el caldo de cultivo perfecto para el caos

La extinción de los dinosaurios suena a ciencia ficción. Algo que es más conocido gracias al trabajo de Steven Spielberg. Que por la repercusión real que aquello tuvo. Del mismo modo, la invasión de los extraterrestres o la conquista del mundo por los androides suena a algo totalmente imposible. ¿Acaso alguien podría pensar que Siri se rebelaría contra el ser humano? Quizás este tipo de aspectos ficcionales sean carne de entretenimiento. Sin embargo, la guerra entre Rusia y Ucrania, el aumento de la extrema derecha o la posibilidad de subir nuestra mente a la nube (quizás el metaverso no se aleje tanto de ello), no están tan lejos de realidad.

Si Black Mirror (Netflix, 2011-2019) creó estupor en la audiencia con situaciones totalmente extremistas respecto a la tecnología. Years and years nos coloca un espejo más nítido ante nuestra mirada. Para que observemos el caos mundial desde otra perspectiva. La de aquellos ojos que miran en la distancia. Pero que asumen que, quizás, desde inicios tan comunes podemos llegar a finales catastróficos que dejan de ser ficticios. Para convertirse en un jarro de agua fría que nos despierta del letargo en el que nos hayamos sumidos.

Years and years: un reparto sublime con una reseñable Emma Thompson

Estamos acostumbradas a ver a Emma Thompson en papeles menos serios. Como su sensacional rol en la popular película navideña Love Actually (Richard Curtis, 2003). O más recientemente, su rompedora interpretación en Buena suerte, Leo Grande (Sophie Hyde, 2022). En Years and years encarna el papel de una política de extrema derecha odiada y amada a partes iguales. Pero sin duda, mediática. Vivienne Rook. Una figura que nos resulta familiar. Y que personaliza la temida emergencia de la extrema derecha en la política a nivel internacional.

Emma Thompson es Vivienne Rook en Years and Years.
Emma Thompson es Vivienne Rook en Years and Years.

Por otro lado, en la familia Lyons es destacable el papel de Daniel Lyons. Interpretado de forma brillante por Russell Tovey. Casado con Ralph (Dino Fetscher). Y trabajador en el área de refugiado/as. Donde conoce a Viktor Goraya (Maxim Baldry). Un refugiado ucraniano que debe de huir de su país por su orientación sexual. Un triángulo de lo más complejo y peculiar que da como resultado reflexiones muy potentes.

El hermano de Daniel, Stephen, está encarnado por Rory Kinnear. Recientemente conocido por su gran calidad interpretativa en Men (Alex Garland, 2022). Casado con Celeste, por T’Nia Miller, la cual lleva a cabo una actuación extraordinaria. De las más reseñables de la teleserie. Su relación con su suegra Muriel (Anne Reid) es brutal. Con una de las evoluciones más realistas y sororas de la miniserie.

Finalmente, hay que destacar el imprescindible papel de la joven Bethany. Interpretada por la ya conocida Lydia West. La cual pasó a un primer plano con su papel en la serie del mismo creador It’s a sin (2021), así como la reciente Desde dentro (Netflix, 2022). En la miniserie de HBO su personaje es imprescindible. Figura que encarna todo lo extremo en relación con los avances tecnológicos. Con aspectos tan locos como posiblemente realistas en unos años. Donde la inteligencia artificial parece que deja de ser inteligente, para volverse increíblemente absurda.

Lydia West es Bethany Bisme Lyons, y quiere convertirse en transhumana. Years and years.
Lydia West es Bethany Bisme Lyons, y quiere convertirse en transhumana. Years and years.

Years and years, predicciones: ¿tendrá nuestro 2023 algún parecido con lo vaticinado por Russell T. Davies?

En la actualidad, el metaverso ha irrumpido de forma incuestionable. Elon Musk se ha convertido en uno de los personajes más controvertidos y populares de la historia. Donald Trump sigue siendo mencionado incluso después de dejar de ser presidente de EEUU. La guerra de Ucrania y Rusia sigue in crescendo con consecuencias terroríficas, también a nivel internacional. La expansión de la globalización parece extenderse como un Big Bang. Pero que, al contrario de crear desarrollo, va absorbiendo todo lo que se encuentra a su paso, para convertirlo en cenizas.

Pero esto no es nuevo. El caos mundial y la devastación de la sociedad no es algo que hayamos inventado ahora. La preocupación por la extinción del ser humano tal y como lo conocemos, se lleva planteando desde hace años. Con la revolución de las masas y el poder de los androides de Fritz Lang en 1927. En la excepcional película de culto Metrópolis. O incluso con la distopía construida en 1932 por Aldous Huxley en Un mundo feliz. Donde él mismo escribía: “todo condicionamiento tiende a esto: a lograr que la gente ame su inevitable destino social”.

Pero ¿y si ese condicionamiento estuviera encubierto con el espejismo de la libertad absoluta? Con la libertad de acceso, de expresión, de creación… Quizás, cuando todas las personas vivamos en el metaverso, o nuestra mente quede subida a la nube digital, todo eso dejará de importar. ¿Llegará el día en que todo sea cuestión de algoritmos? Puede que eso sea llegar demasiado lejos. Pero, suena más plausible que viajar al futuro montados en un Delorean, ¿no?

Feliz Año nuevo 2023 y que la suerte, esté siempre de vuestra parte.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *