‘La fragancia del primer amor’: un retrato conmovedor sobre la relación entre dos mujeres taiwanesas 

La directora taiwanesa Angel Ihan Teng conquista a la audiencia con La fragancia del primer amor, su última serie de TV. Estrenada en FILMIN el 17 de junio de 2022. Ha sido nombrada por Variety como una de las mejores series internacionales de 2021. Un retrato conmovedor y sensible sobre dos mujeres homosexuales que no pudieron vivir en libertad tal y como eran. En el presente, ¿podrán recuperar el tiempo perdido?

El 17 de mayo de 2019 se aprobó el matrimonio entre personas del mismo género en Taiwán. El primer país en Asia en legalizarlo. Este gran paso hacia la obtención de los derechos LGTBIQ+, llega dos años después de que el Tribunal Constitucional lo aprobara, simbólicamente, en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Este año, la directora Angel I-Han Teng estrena la primera serie taiwanesa protagonizada por dos mujeres lesbianas tras dicha legalización. Un relato breve condensado en 6 episodios de 15 minutos.

Yi-min está casada y tiene un hijo. En una boda con amistades se encuentra con su antigua amiga, Tinting. En el pasado, la relación de ambas siempre tuvo una implicación más allá de la amistad. No obstante, el rechazo a ser homosexual les hizo pasar de página dejando anclado en el pasado su primer amor. Un reencuentro que reabrirá heridas, ¿todavía sin cicatrizar?

Zaizai Lin y Lyan Cheng en La fragancia del primer amor.
Zaizai Lin y Lyan Cheng en La fragancia del primer amor.

Angel I-Han Teng, dedicada al feminismo y los derechos humanos desde la sensibilidad

La cineasta taiwanesa Angel I-Han Teng ha dedicado su trabajo a construir historias feministas y en busca de los derechos humanos. Con reflexiones sobre el género, la identidad y las orientaciones sexuales. Estas temáticas, además, las aborda desde una perspectiva basada en la sensibilidad y la sutileza. Un trabajo de contención hermoso.

Su primera película de ficción como guionista fue Bao Bao (Guang Cheng Shie, 2018). Una historia sobre dos parejas homosexuales, de mujeres y hombres, que quieren tener un bebé. La maternidad y paternidad en las familias homoparentales. Un tema abordado también en otras películas como la española Tierra Firme (Carlos Marqués-Marcet, 2017).  

La fragancia del primer amor es su primera serie de televisión y trabajo más reciente. El cual ha irrumpido en el mundo audiovisual recibiendo críticas muy positivas. Fue seleccionada oficialmente en Series Mania y el Festival de Cine en Tokyo y considerada como una de las mejores series de 2021.

Con este estreno, la directora aborda de forma excelente un tema tan necesario como preocupante. Porque a pesar de vivir en el año 2022, y aunque la ley haya evolucionado, todavía es esencial la transformación social en materia de derechos humanos. De respeto a la diversidad y al colectivo LGBT.

La fragancia del primer amor.
La fragancia del primer amor.

La fragancia del primer amor: la historia de dos mujeres y la esencia del amor

La breve historia orbita en torno a la relación entre Yi-Min y Tinting. Protagonizadas por Zaizai Lin y Lyan Cheng, respectivamente. Dos actrices perfectamente seleccionadas para el papel. Ambas, llevando a cabo un trabajo de contención y delicadeza sublime para interpretar el rol de las protagonistas. Siguiendo así, la línea narrativa general de la teleserie.

Esta narrativa construida se fundamenta en la sensibilidad y delicadeza en cada plano. Con la suave textura de la piel construida a través de la iluminación difusa. O los tonos pastel permeando cada fotograma. A través de esta atmósfera afectiva perfectamente esbozada, se lleva a cabo un trabajo audiovisual exquisito. Donde la directora no busca la ostentación o sensacionalismo en torno a la relación. Ni siquiera la elaboración de una historia compleja. Sino que se obtiene una obra audiovisual basada en el afecto y las emociones de las protagonistas.

La fragancia del primer amor.
La fragancia del primer amor.

La memoria olfativa y el anclaje de sentimientos en los olores

El título de la teleserie engloba a la perfección el sentido de esta. Ese enfoque kinestésico que busca la conexión más emocional con la audiencia. Así como la transmisión de afecto más allá de la propia trama.

A través de los sentidos: gusto, olfato, vista, tacto y oído, los seres humanos recibimos información. Para que, posteriormente, el cerebro la procese y coteje con experiencias previas. ¿No te ha pasado alguna vez que ibas caminando por la calle y al oler cierto perfume te trasladaste a una experiencia pasada? ¿te recordó a alguien que alguna vez fue importante en tu vida? Zahara en su canción Olor a mandarinas hace un homenaje hermoso a esa situación. En la que ciertos sabores u olores te transportan a un pasado que se rememora a través de los sentidos.

Zaizai Lin y Lyan Cheng en La fragancia del primer amor.

En esta línea, la fragancia del primer amor puede ser una experiencia kinestésica que nunca se olvida. Que el olor y sentimientos asociados a ciertas personas queden anclados en nosotras para siempre.

En un lugar recóndito de nuestra mente, albergamos un recuerdo cerrado bajo llave. Recuerdo que fue creado en el pasado, pero quedó anclado en lo más hondo de nuestro ser. Pudiendo ser este recuperado a través de la fragancia más sutil, albergada en el silencio de un abrazo. Aquella fragancia que detona de forma involuntaria e inexorable, la avalancha de sentimientos que una vez, llegaste a sentir.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.