·

bell hooks: LA FIRMA CON MINÚSCULAS DE UNA FEMINISTA CON MAYÚSCULAS

La autora, activista y docente bell hooks es una de las referentes en materia de género, poscolonialismo, razas, feminismo y cultura en general. Así, escrito con minúsculas, hooks ya sentaba el precedente de lo que sería toda su obra. Una creación genuina y valiosa alejada del narcisismo autoral que anteponía el nombre de la firma antes que los contenidos. De este modo, Gloria Jean Watkins, comenzando a firmar como bell hooks, ancló los primeros pasos de una longeva y rica carrera de fondo hacia el desmantelamiento del sistema patriarcal.

 Gloria Jean Watkins, "bell hooks".
Gloria Jean Watkins, «bell hooks».

El legado eterno de la feminista que dedicó su vida a desmantelar el sistema

Tras el reciente fallecimiento de bell hooks, se presenta de importancia incuestionable el recordarla y repasar todo el legado que dejó.

Con sus primeras obras académicas y divulgativas: Ain’t I a Woman? Black Women and Feminism (1981) y Feminist Theory: From Margin to Center (1984), la autora asentaba los pilares que sustentarían toda su obra feminista y poscolonial.

Ante el impulso de la segunda ola feminista de los años 70, teóricas como bell hooks ponen sobre la mesa la importancia de poner el foco en la intersección de género y etnia. Porque del mismo modo que el sistema heteropatriarcal oprimía a las mujeres por razón de género, también lo hacía por cuestión de etnia. Las mujeres negras estaban excluidas de las luchas feministas blancas.

Es por ello por lo que es de vital importancia el trabajo de teóricas como bell hooks, Kimberlé Crenshaw o Gloria Anzaldúa, entre muchas otras. Reclamaban la importancia de incluir en la lucha feminista a todo el colectivo, más allá del occidental.

De los márgenes al centro, de bell hooks. Traficantes de sueños.
De los márgenes al centro, de bell hooks. Traficantes de sueños.

Feminist Theory: From Margin to Center (1984) es una de las obras que describen de forma brillante el objetivo principal y común de los movimientos y sectores feministas. Los textos, además, los escribe de forma divulgativa. Como bien decía la autora, ella no quería quedarse sepultada en el bloque académico, sino que buscaba la transmisión de las ideas de modo accesible para todo el mundo.

En dicha obra, al igual que a lo largo de todos sus escritos, la autora estadounidense buscaba el desmantelamiento del sistema heteropatriarcal. Ese era y es el objetivo del movimiento feminista. Porque tal y como versa una de sus obras cumbre, El feminismo es para todo el mundo (2017).

Interseccionalidad, la base de todo

No obstante, para llegar a los objetivos fijados, la teórica establecía como base fundamental la interseccionalidad. Término acuñado por su contemporánea Kimberlé Crenshaw. A través de este concepto, el feminismo poscolonial buscaba poner en el foco la importancia de la intersección de categorías. Porque las opresiones no funcionan igual hacia una mujer blanca que hacia una mujer negra. Al igual que no lo hacen hacia una mujer de clase alta o de clase baja.

En este sentido, a la variable género se añaden otras categorías relegadas a los márgenes que necesitan ser tomadas en consideración y, sobre todo, en intersección con otras. Una de las evidencias más claras de esta teoría reside en el circuito de los cuidados que tuvieron lugar durante la primera y segunda ola del feminismo.

bell hooks
bell hooks.

Mientras que las mujeres blancas de clase media y alta alcanzaban sus derechos laborales, las mujeres negras iban a Occidente a cuidar de los hogares. Así, las mujeres continuaban siendo el centro de los cuidados, porque mientras un grupo de mujeres salía a trabajar fuera de casa, otro grupo de mujeres de distinta etnia y clase entraban a trabajar por ellas.

En este sentido, con el término interseccionalidad, Crenshaw al igual que bell hooks reseñaban la importancia de trabajar juntas hacia el mismo objetivo, incluyendo en las luchas feministas a todos los colectivos, y no solo aquellos en posiciones de poder. Tal y como dice el título de su obra, el feminismo debe funcionar desde los márgenes hacia el centro. El desmantelamiento del sistema heteropatriarcal y la hegemonía de poderes no puede ser transgredido desde la opresión a otros colectivos.

La transgresión en la calle y en las aulas

Más allá de su reivindicación en la calle y en sus libros, bell hooks descubre la importancia de la educación como base imprescindible para transgredir el sistema. Uno de sus libros más acordes con su línea pedagógica y docente es Teaching to transgress (1994), traducido recientemente en 2021 como Enseñar a transgredir.

En dicha obra, bell hooks se inspira y reconstruye la pedagogía del pensador brasileño Paulo Freire desde la perspectiva más poscolonial y feminista. La autora describe su primer rechazo hacia las aulas al encontrar la hegemonía blanca y racista en las mismas. Además, al igual que le ocurría con el ámbito académico, los patrones encorsetados que establecían le asfixiaban.

Sin embargo, al igual que ocurrió con sus obras publicadas, finalmente encontró la manera de trasladar toda su teoría y reivindicaciones al aula. Un aula diversa, un espacio seguro y libre de odios donde el alumnado podía dejar fluir sus ideas junto a las de la docente. La retroalimentación más enriquecedora de la enseñanza y el aprendizaje libre.

Gloria Jean Watkins.
bell hooks.

Siguiendo la línea de su referente Paulo Freire, bell hooks transformó su pedagogía utilizando como base imprescindible los Estudios de las Mujeres junto a los Estudios Negros.

Otro de los factores que integra la autora en sus aulas es la emoción. Tal y como ella misma escribe en Enseñar a transgredir: “Se percibía que la emoción tenía un potencial perturbador de la atmósfera de seriedad que se suponía esencial para el proceso de aprendizaje. Entrar en el aula en escuelas superiores y universidades con la determinación de compartir el deseo de incentivar la emoción era transgredir”. Para ella, el amor como concepto colectivo, junto a las emociones, se sitúan indiscutiblemente en el seno de una sociedad potencialmente más libre.

Algo que reseña de forma exquisita en su libro All about love. New visions (1999), traducido recientemente al español como: Todo sobre el amor. Nuevas perspectivas (2021). Este amor, además, converge con la línea marxista que criticaba y reflexionaba sobre la alienación laboral:

No debería sorprendernos por lo tanto que muchos trabajadores de nuestro país sean hoy en día infelices. El trabajo deprime el espíritu. Lejos de aumentar la autoestima, se experimenta como un obstáculo, como una necesidad negativa. Llevar el amor al ambiente de trabajo puede ayudar a transformarlo. Haciendo de él un lugar donde, sin importar cuán humilde sea la actividad, se pueda expresar lo mejor de uno mismo. Trabajar con amor regenera el espíritu, y esta renovación es un acto de amor propio que fomenta el crecimiento. Lo importante no es lo que haces, sino cómo lo haces.

Todo sobre el amor. Nuevas perspectivas, bell hooks.

La lucha feminista continúa

Aunque actualmente y por desgracia ya no exista la posibilidad de asistir a sus clases, sus obras e ideas nunca caerán en el olvido. A través de sus textos, la feminista antirracista bell hooks lega para la sociedad una herencia imprescindible. Porque todavía hay tiempo para construir esa sociedad que tanto anhelaba hooks. Una sociedad libre sustentada en el amor. El amor más colectivo, respetuoso y diverso que transgrede los pilares normativos establecidos en una sociedad que ella misma, junto a sus compañeras, ya comenzaron a desmantelar.

Es momento de recoger el testigo, transgredir y construir una sociedad libre y diversa. Donde los márgenes puedan mirar hacia el centro y el centro pueda hacerlo hacia los márgenes con la misma mirada llena de amor.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *