·

Entrevista a Ian de la Rosa: explorando lo Trans en su sentido más amplio

Ian de la Rosa es un director con las ideas muy claras. El cortometraje con el que se graduó, Víctor XX, sedujo al mismísimo jurado del Festival de Cannes allá por 2015, otorgándole el tercer premio de la Cinéfondation. Además, ha sido uno de los guionistas junto a Claudia Costafreda o Los Javis, de la exitosa serie, Veneno, de Atresmedia.

En su nuevo trabajo, Farrucas, se sumerge en El Puche, un barrio desfavorecido, prejuiciado y estigmatizado de Almería en el que conviven familias de origen magrebí y gitanas. Desde las tripas del barrio nos cuenta la historia de unas chicas que, aunque la sociedad las margine, demuestran que sus sueños y sororidad son más fuertes que cualquier convencionalismo social.

Farrucas está nominado a los Premios Goya 2022, Premios Gaudí 2022 y ha ganado multitud de premios en importantes festivales.

Hablamos con Ian de la Rosa

– ¿Dónde estudiaste?

Estudié en la ESCAC el Grado de Dirección Cinematográfica y ahora estoy estudiando un Máster de Investigación Cinematográfica en la Universidad Pompeu Fabra.

– ¿Por qué contar una historia en El Puche?

En ese momento estaba leyendo a Antonio Manuel y digamos que muchas cosas se concadenan a la vez. Mis lecturas sobre el pasado Andalusí y conocer los posos que ha dejado el folklore contemporáneo en la lengua y la cultura. Está todo eso en mi cabeza dando vueltas, y a la vez, a una compañera le comenté que quería conocer a adolescentes para jugar el tema de la transidentidad y la transculturalidad. Me interesaban personas, concretamente adolescentes, que se encontraran a nivel cultural entre dos sitios. Aunque siempre hay más de dos sitios, nada es binario, pero bueno.

Una compañera me llevó al barrio de El Puche, que yo conocía de oídas por su mala fama y que, aun habiéndome criado en Níjar, nunca había entrado. Como almeriense que soy, tenía todos los prejuicios que caen sobre el barrio.

Finalmente, fui una tarde y me enamoré. Primero, me impresionó muchísimo el estado. No tienen recogida de basuras, ni transporte público y en muchas calles, ni alumbrado público. Ese fue el primer impacto. Luego, estuve casi toda la tarde en la casa de una de las familiares de una chica que acabó siendo una de las protagonistas de Farrucas. Hubo muy buena conexión y salí de allí fascinado.

El reparto protagonista de Farrucas, de Ian de la Rosa.
El reparto protagonista de Farrucas, de Ian de la Rosa.

La amiga que me habló y me llevó a El Puche es activista y esa casa era de una de sus compañeras.

Después de eso quise volver, pero se complicó un poco. Así que contacté con la Asociación Ítaca y dio la casualidad de que la misma chica con la que estuve esa tarde estaba en la asociación y la conocían desde pequeña. Así pudimos tirar del hilo hasta llegar a Farrucas.

– ¿Ahí se te ocurrió la historia?

Ahí se me ocurrió la historia que se grabó y que no se pudo terminar por diferentes motivos a nivel de producción y el Farrucas resultante, el que se puede ver ahora, es el segundo rodaje con un segundo guion completamente nuevo. Internamente la llamamos Farrucas 2, porque para nosotros había dos Farrucas.

No sé si se me ocurrió la historia o descubrimos la historia poco a poco. Si fuimos quitando capas y capas de nuestra propia ignorancia y de nuestros propios prejuicios de gente de clase media y blanca que llega a un barrio que le es totalmente ajeno y en el que es totalmente ajeno.

Farrucas, de Ian de la Rosa.
Farrucas, de Ian de la Rosa.

– Parece que está resurgiendo la moda de trabajar con actores naturales (no profesionales) ¿Por qué?

En mi caso concreto, casi siempre he trabajado con este tipo de actores, y creo que, por lo pronto, lo voy a seguir haciendo. Últimamente reflexiono bastante sobre qué pasaría si mezclara una gran estrella con actores naturales. Qué tipos de códigos nuevos se crearían.

En la corta e intensa historia del cine, siempre se ha buscado una renovación. El continuo morir y resurgir. Algo de eso también está en los códigos interpretativos. Cuando una fórmula se agota, se busca otra.

Estoy en un momento de búsqueda de nuevos códigos de interpretación que me interesen más que los convencionales.

El trabajar con actores naturales hace que se produzca una ruptura del código interpretativo y aparezca esa buscada verdad que genera sensaciones muy realistas. Si existiera una intoxicación de actores naturales, llegaría un momento en el que se agotaría ese nuevo código y deberíamos buscar otros.

Esa búsqueda de nuevos códigos quizá sea la razón de por qué hago cine, este deporte de riesgo para ricos.

Ian de la Rosa
Ian de la Rosa.

– ¿Cómo colaboró en el rodaje la Asociación Ítaca?

Ellos fueron el nexo con el barrio y quienes explicaron lo que hacíamos allí. Se encargaron de decirle a la gente que íbamos a hacer una película que no iba sobre la “pornomiseria”, que no éramos Callejeros. Que estábamos intentando contar una historia con su gente. Con gente que estaba allí dentro.

Por otro lado, ellos fueron el paraguas de los dos rodajes de Farrucas. Nunca se desvincularon del proyecto. Nos han apoyado muchísimo.

– ¿Cómo fue al casting de las protagonistas?

El casting fueron una serie de entrevistas personales que grabé con todas las chicas que quisieron participar y/o se pusieron en contacto con Ítaca. Más o menos se apuntaron diez chicas. No fueron muchas, pero fue más que suficiente. Cada una de ellas era genial y brillaba.

Nuestras protagonistas tenían un vínculo brutal entre ellas. Algunas ya se conocían y dos de ellas son primas. Partíamos con una buena base.

– ¿Qué tal trabajar con Jana Díaz Juhl?

Súper bien, ella además de coguionista es productora del corto. Si no me equivoco, es uno de sus primeros guiones como coguionista y ha ido muy bien. Fue todo on line, porque ella no reside en España. Tengo muchas ganas de conocerla en persona y no descarto seguir trabajando con ella en un futuro.

Jana Diaz Juhl.
Jana Díaz Juhl.

– ¿Cómo trabajasteis el guion con las actrices?

Fue un guion cerrado en torno a las escenas que queríamos rodar y cómo queríamos rodarlas, pero abierto a la hora de utilizar los diálogos. Mientras lo que dijeran tuviera el mismo significado que lo escrito, nos daba igual cómo lo hicieran y qué palabras utilizaran.

Había algunas frases que sí les pedíamos que dijeran tal cual estaban escritas para el buen funcionamiento de la estructura de la película.

– Premio en el Festival de Sevilla, nominación a los Premios Goya y Gaudí… ¿Cómo estás viviendo todo este reconocimiento?

La realidad es que no me lo esperaba. Farrucas ha estado un año en el cajón por la pandemia y yo ya estaba en otro ciclo. No nos lo esperamos, la verdad. Estamos muy contentas. A partir de septiembre de 2021 Farrucas dio un estallido muy fuerte.

Con la nominación a los Goya solo quiero disfrutar ese día y todos los días que vendrán. Disfrutarlo como lo que es, una suerte, un privilegio y un honor poder estar allí. Muy contento con toda la visibilidad que se le pueda dar al barrio.

– ¿Te planteas dar el salto al largo?

Sí, ya estoy trabajando en ello. También lo quiero rodar en Almería. Quiero fusionar el universo de Farrucas con el universo de Víctor XX, mi cortometraje anterior. Me gustaría poder explorar tanto a nivel argumental como a nivel formal, lo Trans en su sentido más amplio.

No solo hablo a nivel transgénero sino también cultural, identitario y por qué no, del propio formato en sí, de la película.

Estoy dando vueltas a cómo hacerlo factible sin perder al público. No se trata de hacer algo experimental, se trata de encontrar un equilibrio. Lo que me mueve de todo esto es comunicarme. Contar una historia. Sentir que estoy conectado con el resto del universo a partir de mis trabajos.

Cuestionario Furioso de Ian de la Rosa

Película favorita: Aguaespejo granadino, de José Val del Omar y La Princesa Mononoke, de Miyazaki.

Serie favorita: We Are Who We Are, de Luca Guadanino.

Libro favorito: La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

Cómic favorito: Cambio de marcha, un cómic que mis padres tenían cuando yo era pequeño sobre prevención de drogas. Como mis padres son integradores sociales tenían la casa llena de estas cosas (risas).

Cantante, grupo o músico favorito: Camarón, Lole y Manuel o Enrique Morente.

Artista plástico favorito: Eva Rodríguez Góngora.

Miedo tecnológico: Las redes sociales.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.