La pintora y el ladrón (2020), la existencia de las almas gemelas

La última sensación del último festival Sundance llega a España. Dentro del Atlàntida Film Fest 2020 y la más que interesante plataforma de streaming, FILMIN. ¿Queréis saber por qué este documental está teniendo tanto éxito?

Desde el 27 de Julio y a hasta el 27 de agosto, el Atlàntida Film Fest 2020 estuvo en Filmin para todos aquellos que, como yo, gustan del cine independiente y alejado de los grandes estándares comerciales y mercados mayoristas del cine. Apuesta fuerte la que realiza Filmin, por traer los estrenos más atractivos del año directamente a nuestra casa.

Pero si algún estreno de este Festival ha creado en mí una conmoción y una emoción difícilmente explicable, ha sido el caso de La pintora y el ladrón (2020), documental dirigido por Benjamín Ree. La incertidumbre, la delicadeza y la sonoridad cautivadora de los personajes, abruman, por su acuciante búsqueda de entendimiento.

Una historia real que, nos aproxima a la necesidad de indulgencia del hombre y el recurrente deterioro emocional de Karl-Bertil, ladrón con un pasado problemático y la búsqueda creativa de la emoción de Barbora Kysilkova, pintora checa.

Mucho más que una historia real

Este es el argumento principal, donde Benjamin Ree, conocido por su anterior película documental Magnus (2016), lejos de dar importancia a los hechos reales, glorifica y coloca a su merced los instrumentos de ficción narrativos. Edifica una trama que, a modo de regresión atemporal, nos muestra todo el proceso creativo de una relación de amistad y comprensión, más que creíble.

Nada importa, ni tan si quiera los motivos del robo, el posterior juicio y todos los prolegómenos argumentales del documental. Lo que eriza la piel es el excelso retrato armónico de los protagonistas y la exploración emocional de dos almas condenadas a entenderse para siempre.

No se frustren, por tanto, por los saltos argumentales, el desenlace del juicio y demás historias sin importancia, esto queda, a propósito, diría yo, claramente desprovisto de interés en el documental. Lo realmente importante se basa en la relación de los dos protagonistas y el estudio de sus propios estados emocionales.

Interesante película documental, que deja un poso más que agradable en la memoria y fascina por el gran retrato introspectivo de su historia.

Habladme de ella, me gustaría saber vuestra opinión.

Hasta pronto [email protected] cinéfilos.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *