La dulce ‘Mary Jane’ de Jessica Anya Blau

El refresco ideal para esta época del año está hecho a base de Mary Jane. Si el verano de 2022 se te está haciendo cuesta arriba, prueba a darte un garbeo por el de 1975.

En Lasfurias lo hemos hecho de la mano de Jessica Anya Blau. Su quinta novela es un soplo de aire fresco, puro escapismo en rama que causa adicción sin machacarte (en exceso) el organismo.

¿Quién se anima a echarle un calo?

Mary Jane: Aquellos maravillosos 70

Roland Park es un suburbio al norte de Baltimore. Fundado en 1891, está lleno de zonas verdes, restaurantes, colegios, y casas unifamiliares. Hasta principios de los años 70 del pasado siglo XX, este idílico pedacito de sueño americano estaba reservado únicamente para familias de raza blanca, que disfrutaban de un cóctel de vez en cuando en la respetable compañía del resto de miembros de su club de campo, iban a la iglesia todas las semanas, y programaban escrupulosamente hasta la última de sus comidas.

Roland Park. Mary Jane.
Roland Park. Mary Jane.

Mary Jane forma parte de una de estas familias. Tiene catorce años, estudia en un colegio exclusivamente femenino, y canta en el coro de su iglesia. Su padre es un hombre distante que vive oculto tras un periódico y da gracias al Señor por el presidente Gerald Ford. Su madre, por otro lado, es una mujer estricta y metódica, tan preocupada por la longitud de las faldas de su única hija como por la consistencia exacta de la salsa de arándanos que acompaña al rosbif de los domingos.

Corre el año 75, Led Zeppelin lidera la lista de discos más vendidos en el país con Physical Graffiti, y Roland Park es el reticente testigo de una serie de cambios. Los Cone, por ejemplo, son la primera familia de judíos que se establece en el barrio. Richard Cone es médico, y su mujer, Bonnie, ama de casa. La novela comienza con la llegada del verano, cuando Mary Jane acepta un trabajo temporal como niñera de Izzy, su hija de cinco años.

Niños y niñas camino a la escuela en Roland Park. Mary Jane.
Niños y niñas camino a la escuela en Roland Park.

Un trabajo veraniego

Ya desde el primer día, Mary Jane se da cuenta de que los Cone no se parecen en nada a ninguna familia que ella haya conocido hasta entonces. Por dentro, la casa es un completo desorden de papeles, libros y discos de música. Richard es un psicólogo con querencia hacia el budismo, y Bonnie es una presbiterana descreída con ningún sentido del recato. Izzy, finalmente, es un espíritu libre con una vívida imaginación y una desbordante personalidad.

Para su sorpresa, Mary Jane encaja como un guante en este alegre tumulto, en el que intenta establecer un mínimo de orden. Esto se complica, especialmente, cuando el Doctor Cone le anuncia que en los próximos meses van a ser los anfitriones de una pareja compuesta por un músico y una actriz de cine.

Él es paciente suyo, y está intentando superar su adicción a la heroína. Debido a la celebridad de ambos, Mary Jane debe guardar esta información en secreto. Pero ella nunca le ha ocultado nada a sus padres.

Libros, ceras de colores y rock ‘n’ roll

Jimmy Bendinger es el cantante de Running Water, una especie de Keith Richards producto de una familia desfavorecida del sur de EEUU. Su contrapartida, Sheba, es una antigua estrella infantil de la televisión reconvertida a despampanante figura de Hollywood.

El músico de los Rolling Stone Keith Richards y la modelo Patti Holden.
El músico de los Rolling Stone Keith Richards y la modelo Patti Holden.

Los Cone y ellos se convierten en la familia putativa de la protagonista del libro, ofreciéndole un punto de vista completamente desconocido para ella acerca de la cultura, el sexo, y la vida en general. También le enseñan que no hay nada de malo en sentirse distinto, que todo el mundo es falible, y que las inseguridades de uno son algo de lo que aprender en lugar de avergonzarse.

Durante la novela, Mary Jane deberá procesar todos estos conceptos y decidir qué hacer con ellos. De sus decisiones a corto plazo dependerá la persona en la que se convierta en el futuro.

Sobre Jessica Anya Blau

Jessica Anya Blau nació en Boston, pero se crio en el sur de California. Estudió entre la Universidad Johns Hopkins de Maryland y la Fashion Institute of Technology de Nueva York, estado en el que reside actualmente.

Su dedicación por la escritura comenzó a los veintitrés años, cuando contrajo matrimonio y tuvo que mudarse a Toronto, lejos del resto de sus seres queridos. Blau encontró solaz en la palabra escrita como tantos otros, comenzando a publicar historias cortas en distintas revistas.

Jessica Anya Blau.
Jessica Anya Blau.

En mayo de 2008 publicó su primera novela, The Summer of Naked Swim Parties, basada en su propia y extravagante familia (la cual inspiraría, con el tiempo, a los Cone). Posteriormente lanzaría Drinking Closer to Home (2011), The Wonder Bread Summer (2013), y The Trouble with Lexie (2016). Todas ellas muestran su característico desparpajo, elocuencia, y carencia de pelos en la lengua, al estilo de Nick Hornby y Virginie Despentes, sus más evidentes comparaciones, bajo nuestro humilde punto de vista.

En su currículum también figura el guion de Love on the run, una comedia de 2016. Y hablando de cine, Sony Pictures ha adquirido recientemente los derechos de Mary Jane, y su autora original ha sido asignada para adaptarla al celuloide. Nos figuramos que el resultado será enormemente disfrutable, y que contará con una banda sonora a la altura de la multitud de referencias musicales del libro.

Pasando la hoja

Mary Jane fue publicada el 11 de mayo de 2021 por la editorial neoyorquina HarperCollins. Se trata de una novela extremadamente fácil de leer, a la par que inteligente y llena de un impúdico y malhablado sentido del humor. También tierno, y sin remordimientos.

Pese a su mensaje claramente librepensador, no imparte moralina, ni elabora juicios sobre nadie (a excepción, quizá, del padre de la protagonista, en representación de la férrea sociedad del momento). Además, tiene la virtud de presentar a una serie de personajes con comportamientos diametralmente opuestos, y reírse un poco de todos ellos.

Su protagonista homónima provoca una especial empatía. A lo largo del libro, Mary Jane encuentra su faceta rebelde, sobre todo a través de un tocadiscos. También su necesidad de afecto, tanto por parte de otros como de sí misma.

A la espera de una edición en castellano, Mary Jane puede conseguirse fácilmente en inglés tanto por internet como en cualquier librería con sección de libros en otros idiomas.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.