·

Precariedad femenina en la industria musical

Amelie Leroux

El primer estudio de género de la industria musical en España arroja datos desesperanzadores para las mujeres del sector. La precariedad de la industria musical femenina presenta alarmantes datos.

Sueldos medios muy por debajo de la media salarial nacional, elevada temporalidad, escasas trayectorias profesionales largas, falta de presencia en determinados oficios o altos cargos y rutinas nada alentadoras a la conciliación familiar.

Discriminación, precariedad y sobrecualificación. Ésta es la situación de las mujeres en la industria musical española, según se desprende de la investigación realizada por la Asociación MIM (Mujeres de la Industria de la Música) en más de 90 empresas del sector.

Un estudio de género, el primero que se realiza sobre este tema en España. La primera fase la ha realizado la Universidad Carlos III y ha sido posible gracias a la financiación del INAEM.

El techo de cristal

El techo de cristal sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrentan las trabajadoras en su carrera. Son muy pocas las que llegan a puestos directivos o de mando: solo un 37% de las empresas de la industria están lideradas por mujeres. En cuanto a las discográficas, apenas un 14% de las compañías independientes cuentan con figuras femeninas en la dirección.

En el caso de las tres grandes multinacionales (Sony, Universal y Warner), las tres presidencias están ocupadas por hombres.

Esta falta de mujeres directoras o emprendedoras viene marcada por el llamado sticky floor o suelo pegajoso. Ellas trabajan a jornada completa y no modifican su puesto de trabajo, por lo que no asumen cargos de mayor responsabilidad y parecen renunciar a estrategias de promoción.

Mujeres luchando en contra de la precariedad laboral en la música.

Además, la conciliación familiar y la precariedad se presentan como dos de las causas que producen este estancamiento.

Factores como la maternidad, el salario, la formación, la posición ocupada de partida, así como las labores domésticas del cuidado por parte de las parejas que no suelen ser compartidas, son factores que influyen en el desarrollo cotidiano de la carrera profesional. Así como en las expectativas de futuro, sobre todo en lo relativo a la promoción.

¿Cómo solucionar esto?

Las encuestadas apelan a la formación, la transparencia de información y al networking como elementos clave para transformar la actual realidad de las mujeres de la industria.

Un clima laboral discriminatorio donde son muchas las que han experimentado actitudes sexistas de todo tipo: en casi un 16% de los casos las trabajadoras han sido víctimas de juicios verbales ofensivos en forma de ridiculización o de críticas sexistas e incluso vejaciones o insultos.

Un 5,9% ha indicado que ha sufrido acoso laboral y, en un 1,49% de los casos, este ha derivado en abusos o agresión sexual.

Esta última cifra puede variar considerablemente debido a que hay mujeres que se paralizan a menudo por el miedo a las consecuencias de verbalizar una agresión.

Precariedad laboral en la música.

Situaciones desagradables y muy inapropiadas que se suman a la gran precariedad económica del sector: casi el 70% de las mujeres del estudio cobra menos del sueldo medio español masculino.

Además, un 65% indica que han trabajado en la industria musical sin ningún tipo de contrato o remuneración durante al menos un año; mientras que un 35% han estado entre uno y tres años trabajando sin remuneración o contrato dentro de la misma.

A todo esto, hay que sumarle la elevada temporalidad y una estructura de relaciones de producción que no favorece la conciliación familiar. Más de un 80% de la muestra de trabajadoras afirma que su puesto le requiere una dedicación en tiempo mayor que la jornada para la cual legalmente están contratadas.

Sobrecualificación vs. condiciones precarias

Unas condiciones muy pobres que contrastan con la alta preparación de una gran mayoría de las trabajadoras. Más de un 70% accedieron a su primer puesto en la industria musical con formación universitaria o formación profesional de grado superior y con conocimiento de idiomas.

Casi el 40%, además, ha cursado un máster, curso o formación especializada, y apenas se han encontrado mujeres del sector que no tengan algún tipo de cualificación.

La Asociación MIM impulsa este estudio, que no es un proyecto terminado sino activo, comprometida en seguir monitorizando con regularidad los esperados avances hacia la igualdad.

MIM es la Asociación de Mujeres de la Industria de la Música, fundada en septiembre 2016 y que cuenta con más de 400 asociadas y asociados en toda España.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

2021-08-07 12:16:49

La industria musical española sigue siendo escandalosamente patriarcal. Es lamentable cómo no solo en las discográficas, sino entre los artistas, la presencia de mujeres es todavía muy escasa y aún se sigue dudando del criterio o de la calidad de las mujeres que se dedican a la música. Enhorabuena por el reportaje, visualizar estos datos es un paso adelante para cambiar las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *