Tier list: las mejores películas de Julia Roberts

Silvia Panadero

Hoy queremos hablaros de la sonrisa más bonita, y característica, de Hollywood y sus mejores películas. Julia Roberts tiene ya 52 años y, además de hacernos sentir un poco más viejos, eso nos permite revisar su extensa carrera y sus obras más icónicas desde que empezara en esto del cine en los 80.

Aquí nuestro tier list personal de las películas de la de Georgia que más nos han marcado (y no, Come, reza, ama (2010) no es una de ellas):

Julia Roberts y Javier Bardem en la fallida, Come, reza y ama.

Quédate a mi lado (1998)

La actriz es muy polifacética, aunque se la asocia más a las comedias románticas, sin embargo, su actuación en Stepmom es una de las más reseñables. Esta película de Chris Columbus está dedicada a su madre, quien murió de cáncer el año de antes.

Jackie (Susan Sarandon) es una madre de dos, divorciada, que descubre que tiene cáncer. Roberts interpreta a Isabel, la nueva novia del exmarido de Jackie, encarnado por Luke Harrison.

El film es un dramón, no sin toques de comedia, que narra la difícil relación entre Jackie e Isabel y cómo acaban teniendo que encarar juntas la enfermedad de la primera y la crianza de los dos niños de la expareja.

Ver a Julia y Susan al mismo tiempo en pantalla ya es un gran privilegio, pero la historia emotiva a más no poder y la BSO, que incluye la canción Ain’t No Mountain High Enough, hacen de esta historia una verdadera joya que, paradójicamente, no está suficientemente valorada.

La boda de mi mejor amigo (1997)

Julianne es una crítica gastronómica de 28 años que un día recibe una llamada de su antiguo mejor amigo (Dermot Mulroney) del que siempre ha estado enamorada. Ella cree que se trata de una vieja promesa que se hicieron: si a los 28 no estaban casados se casarían entre ellos. No obstante, su decepción es máxima cuando la noticia que le da es que se va a casar con una chica mucho más joven (Cameron Diaz).

Esta sí es una de las comedias románticas más conocidas y divertidas de Julia Roberts. Su personaje tiene un amigo gay que, en un momento concreto del metraje, va a Nueva York a rescatarla de la situación incómoda de ver cómo su gran amor se casa con otra. Este es uno de los más divertidos, que tiene su momento de protagonismo en una escena en la que todos (incluida familia de la novia) están comiendo en un restaurante y comienzan a cantar la canción I Say A Little Prayer.

El final de esta película no puede ser más tierno y, definitivamente, un canto total a la amistad.

Notting Hill (1999)

Ana Scott es una actriz de cine internacional que está rodando uno de sus últimos éxitos en Londres. Un día, en el barrio de Notting Hill, conoce por casualidad a un vendedor de guías turísticas (Hugh Grant) que, además, es un gran fan suyo y tiene un crush platónico con ella.

De nuevo, una de las mejores comedias románticas de la actriz. Gran parte de esos momentos tan cómicos son gracias a Spike (Rhys Ifans), el compañero de piso del protagonista, que es un PERSONAJE con mayúsculas.

La escena final con Grant declarándose en una rueda de prensa multitudinaria no tiene precio por romántico, cómico y épico.

Closer (2004)

A pesar de los romances intrincados de este largometraje, no es una comedia romántica, sino un oscuro relato sobre las relaciones de pareja.

Anna Cameron (Julia Roberts) es una fotógrafa que un día conoce a un escritor, Dan (Jude Law), que mantiene una relación con Alice (Natalie Portman). A su vez, gracias a Dan, Anna conoce a Larry (Clive Owen) y se casa con él.

El enredo amoroso viene porque las parejas se sienten atraídas entre sí (Anna y Dan; Alice y Larry) y tienen relaciones paralelas a su relación oficial.

Existe una obra de teatro y, tanto esta como la película, se consideran versiones de la ópera de Mozart Così fan tutte.

Novia a la fuga (1999)

Volvemos a los noventa para rememorar otro de los greatest hits de la pelirroja de América. Novia a la fuga es la historia de Maggie (Julia Roberts), una chica que ha dejado plantados a todos sus prometidos y que es conocida por eso en el pueblo. Ike Graham (Richard Gere) es un periodista que acude a la localidad para investigar el curioso caso de esta joven incapaz, cuatro veces, de dar el último paso en una relación madura: el matrimonio.

Esta es una de las películas por las que más se conoce a Roberts y, además, ella, Richard Gere y Gary Marshall (director del filme) son el mismo trío triunfador que ya cosechó un gran éxito con Pretty Woman.

La sonrisa de Mona Lisa (2003)

En los 50, Katherine Watson (Julia Roberts) es una profesora de Historia del Arte que se traslada a una prestigiosa institución de enseñanza donde estudian las mejores alumnas del país. Pese a sus mentes brillantes, la organización está anclada en el pasado y se considera que el matrimonio es lo máximo a lo que pueden aspirar las alumnas.

Katherine intenta inculcarles el pensamiento crítico y luchar contra esa idea, que a ella también la atormenta a nivel personal, puesto que ya tiene una edad y no está casada, cosa que es mal vista en ese ambiente tan asfixiante.

Entre el reparto destacan nombres como Kirsten Dust, Maggie Gyllenhaal o Ginnifer Goodwin. 

Pretty Woman (1990)

Cómo no, la película que enseñó al mundo entero quién era Julia Roberts tenía que estar en esta lista. Figura la última, no porque no sea una buena película y la más icónica de la actriz, sino un poco por hartazgo.

Estamos un poco cansados de verla todos los años, hasta varias veces, en televisión. Aun así, sigue siendo una buena opción para ver, si se quiere escoger alguna película de la intérprete.

De nuevo junto a Richard Gere, Julia brilla encarnando a una prostituta de Hollywood Boulevard a la que le cambia la vida por completo al conocer a la persona adecuada en el momento justo.

Nos gustaría hacer un llamamiento a las cadenas de televisión de este país para que dejen de reponer Pretty Woman y hagan un ciclo, como Dios manda, de películas de Julia Roberts que podamos disfrutar cualquier tarde de domingo.

Nota aclaratoria: de este tier list se han quedado fuera joyas como Mystic Pizza, Erin Brockovich o Todos dicen te quiero, pero no se puede tener todo en la vida. Aun así, amamos estos filmes y se los recomendamos a todo el mundo que quiera ver a la mejor Julia Roberts.

Become a Patron!

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *