‘Alhaja’, la mujer a principios del siglo XX

Amelie Leroux

Tras el éxito de su álbum ilustrado infantil Monet y el Impresionismo, reconocido como uno de los tres mejores libros ilustrados educativos en español de 2020 en los International Latino Book Awards de Los Ángeles (California), el autor madrileño Ángel de Frutos Acevedo publica su primera novela dirigida a un público adulto, Alhaja.

Siguiendo su vocación como historiador y divulgador, de Frutos Acevedo plasma en esta primera novela de ficción histórica la convulsa España de las primeras décadas del siglo XX. Desarrolla magistralmente la cambiante sociedad de principios de siglo, poniendo el foco principal sobre la situación de la mujer. Tratando también otros temas como la desigualdad entre el campo y la ciudad, el descontento generalizado hacia la clase política o el despertar de los movimientos sociales.

La obra

Alhaja es un texto de ficción histórica ambientado en las primeras décadas del pasado siglo, centrado en un personaje femenino que busca su camino de libertad en condiciones adversas.

Contiene un riguroso trabajo de documentación realizado con el fin de crear un veraz retrato de la sociedad de la época. Con foco en los derechos de la mujer.

Además, el texto es un homenaje a la literatura del momento. Con continuas referencias a autores y obras de la época que ayudan a componer esta historia de amor, de amistad, de lucha y feminismo.

El autor construye en Alhaja un personaje principal con una personalidad arrolladora. Fiel reflejo de tantas mujeres valientes que marcaron una época en la sociedad de las primeras décadas del siglo XX.

Somos así de tontas, Carmen. Necesitamos que venga nuestro pasado a plantarse delante de nuestras narices para darnos cuenta de lo que tenemos y valorarlo.

Alhaja
Un grupo de jóvenes en 1933. Alhaja.

Sinopsis

En la convulsa España de los años veinte, Carmen Arias decide abandonar su pueblo dejando únicamente una escueta nota de despedida. Su anhelo por huir de una vida ya escrita desde su nacimiento la llevará a construir un futuro apasionante. Tan alejado como apegado a sus orígenes. 

Pero en ese camino de libertad e independencia se cruzarán tanto sus propios fantasmas como los de una sociedad repleta de contradicciones.

Con el apoyo de otras mujeres adelantadas a su época, la personalidad que permanecía latente en su interior aflorará sin miramientos. Tomando conciencia de la estrecha relación entre sus problemas personales y los de la sociedad de una etapa especialmente agitada de la historia de España. Caracterizada por la inestabilidad política y el despertar de los movimientos sociales. 

¿Qué dudas e inseguridades podían surgirle a una mujer que tomase tal determinación en su época?

Acompaña a Carmen en un recorrido lleno de dificultades hacia la liberación y la autodeterminación en la España de las primeras décadas del siglo XX.

Alhaja.
Alhaja.

Siguiendo los pasos de Carmen

Carmen, la protagonista de Alhaja, es una muchacha de origen humilde nacida en la España rural de 1898. Una nación sumida en una profunda crisis generalizada, abarcando cuestiones como la economía o la política, pero también el estado de ánimo de los españoles del momento.

La gota que colmó el vaso es, como todos hemos estudiado una y otra vez en nuestras clases de Historia, la pérdida de las últimas colonias.

Carmen nace en Almonte (Huelva) y allí se dedica desde niña a servir en una casa del pueblo para poder ayudar a subsistir a su familia. Sin embargo, la temprana muerte de sus progenitores, unida a un profundo sentimiento de desarraigo con respecto a la realidad que le ha tocado vivir, harán que la joven se decida a buscar su destino lejos de sus hermanas, sus vecinos y también de Manuel, el muchacho que cada día acude puntual a buscarla para acompañarla de vuelta a casa después de trabajar.

Trece años después nada había cambiado en el pueblo. Maleta en mano, caminando doblada por efecto de un equipaje mucho más pesado que aquel que un día se llevase de allí, recorría de nuevo aquellas calles luminosas, cegadoras, desiertas a primera hora de la tarde

Desde Almonte Carmen se traslada a Córdoba, cambiando así el pueblo por una ciudad más dinámica en la que encontrará la compañía y el arropo de otras mujeres hechas a sí mismas y que se reúnen con frecuencia para hablar, entre otras cosas, de literatura y de política. Sin embargo, tampoco encontrará en esta ciudad el futuro que buscaba.

Finalmente, Carmen recala en Madrid. A su llegada a la capital, la joven descubrirá formas de vida diferentes y se abrirá ante ella todo un mundo de posibilidades, tanto en lo laboral como en lo sentimental, pero sobre todo en su conciencia social.

Pero el pasado, convertido en un fantasma que la atormenta visitándola cada cierto tiempo, no le pondrá las cosas fáciles, abriendo viejas heridas que marcarán su destino para siempre.

La España de la época

Aunque Alhaja es una novela de ficción histórica, el tiempo y los espacios en los que se desarrolla la trama son muy reales. Para construirla, el autor ha realizado un riguroso trabajo de documentación de forma que la narración resulte ajustada a la realidad del momento.

¿Sabías que… en 1918 tuvo lugar en Málaga una gran revuelta social protagonizada únicamente por mujeres?

Conocida como la Rebelión de las faeneras, el origen de la revuelta se sitúa en un aumento generalizado de los precios de los productos básicos, especialmente el pan, que provocó la salida a la calle de cientos de mujeres indignadas ante la situación de carencia de sus familias. Entre el 9 y el 21 de enero se produjeron continuas protestas e incluso una Huelga General, saldándose con una veintena de personas heridas y cuatro muertas. Esta revuelta es considerada como un principio de feminización de las protestas obreras en España.

La Rebelión de las faeneras. Alhaja
La Rebelión de las faeneras.

¿Que en 1921 el presidente Eduardo Dato sufrió un atentado que le costó la vida en las calles de Madrid?

La noche del 8 de marzo el presidente se encontraba en su coche oficial en las inmediaciones de la Puerta de Alcalá cuando tres anarquistas dispararon contra el vehículo desde una moto con sidecar. Los disparos terminaron con su vida poco después y reflejan el clima de descontento e inseguridad que se respiraba en ciudades como Madrid o Barcelona.

¿O que hubo un momento en que las pelotaris vascas triunfaban en Madrid como ahora lo hacen los futbolistas?

A principios del siglo XX llegaban a Madrid las primeras jugadoras procedentes de Euskadi. En ese momento se construían canchas en la capital porque el sport vasco era el deporte de moda, siendo una de las primeras especialidades en tener mujeres federadas, cobrando un sueldo y cotizando a la Seguridad Social. Aún quedan vestigios de aquellas canchas en Madrid. El más importante, Beti Jai en la calle Marqués de Riscal. ¡Toda una joya de la arquitectura deportiva!

El autor

Ángel de Frutos Acevedo (Madrid, 1981) estudió Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Educación Primaria en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

Combinando las vocaciones de historiador del arte y especialista en didáctica, disfruta acercando el mundo de los museos, la historia y la cultura en general a públicos de todas las edades, lo que le llevó a cofundar en 2012 el proyecto Arte en Mente, que desarrolla su actividad en Madrid.

Ha trabajado como redactor de contenidos web para el Ministerio de Turismo de España y la Comisión Europea de Turismo en Bruselas, Bélgica.

La afición por la lectura y la escritura derivaron hacia el interés por el mundo editorial. En 2020 publicó Monet y el Impresionismo (Mr. Momo), reconocido como uno de los tres mejores libros ilustrados educativos en español del año en los International Latino Book Awards de Los Ángeles (California).

Alhaja es su primera novela y en ella refleja tanto el gusto por la historia como por la lectura, con constantes referencias a la literatura del momento.

Comentarios

en este artículo

Aún no tenemos comentarios. ¡¡Puedes ser el primero!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *